9.1 C
Parla
InicioMoraleja de Enmedioasí se hizo rico el 'rey' de los matrimonios de conveniencia

así se hizo rico el ‘rey’ de los matrimonios de conveniencia

- Anuncio -

MADRID
Actualizado:

Guardar

Se llama Hicham Mounir, tiene 44 años y, aunque es de Marruecos, lleva más de 15 años en España. Casi el mismo tiempo que podría haber estado manejando los hilos de una trama, la mayor activa en la actualidad, que amañaba ‘matrimonios de conveniencia’ (realmente, uniones de hecho) que le habrían reportado millones de euros.
Esta práctica es uno de los coladeros más importantes actualmente para regularizar a inmigrantes extracomunitarios en España, sobre todo en Madrid.

Hicham y su clan acaban de ser detenidos en una macrooperación llevada a cabo por la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras y que ha durado cerca de dos años.

Mounir es un tipo tacaño para los demás, pero un despilfarrador nato con lo que saca en estos negocios ilegales, que se gasta en farras donde no faltan el alcohol y otras sustancias peores, pese a ser musulmán. Eso sí, no es muy practicante, a la luz de los datos que se conocen de él.

Está considerado el cabecilla de una trama que lleva ya 49 arrestados y cuya investigación sigue adelante, explican fuentes del caso a ABC. Tiene antecedentes por robos con violencia e intimidación (de este mes de abril) y apropiación indebida (2020).

Ya fue detenido en Sevilla, en un hostal, el 25 de mayo de 2015, en el marco de la operación Faraón. Entonces estaba considerado el cabecilla de una red que habría amañado 200 bodas en Ambite y 40 en San Agustín. En total, entonces, se detuvo a 63 arrestados.

La
operación Khadae arrancó en un control cotidiano de seguridad ciudadana en San Fernando de Henares
. Corría febrero de 2020, un mes antes de la pandemia, cuando los agentes pararon a un conductor. En el registro del vehículo se encontraron con varios papeles de empadronamientos del registro de ese municipio.

Un patrón común

La Brigada de Extranjería se puso manos a la obra y comenzó a realizar comprobaciones en ese registro, filtrando parejas. Manejaron más de mil expedientes en siete u ocho meses. Y encontraron un patrón común: hombres marroquíes que nunca habían estado empadronados en San Fernando y ahora sí lo estaban.

Todo empezó ahí, pero el hilo llevó a los agentes a Alcobendas, a Coslada, Fuenlabrada, Mejorada de Enmedio, Valdemoro, Leganés e incluso en algunos casos recurrían al registro de la Comunidad de Madrid, en la Gran Vía. Cuando veían que ya habían agotado una sede se iban a otra ciudad.

La criba se quedó en algo más de cien uniones de hecho sospechosas. Además, Hicham también se dedicaba a estafar a algunos clientes, a los que daba largas e incluso no llegaba a presenar la documentación. Cobraba entre 8.000 y 12.000 euros por pareja. Además, en la organización criminal comenzaron a aflorar rencillas internas, porque no pagaba a algunos de sus subordinados.

Hicham y su mano derecha tenían a captadores (tres en los municipios del Corredor del Henares afectados y cinco en Alcobendas, Fuenlabrada y Valdemoro). El ‘rey midas’ de este negocio se mueve mucho, y bien, en el mundo de la noche, donde tiene muchos contactos y conseguía a gente, la mayoría compatriotas suyos, que querían regularizar su situación en España ‘casándose’ con una nacional o una comunitaria con los papeles en regla, entre ellas españolas y algunas rumanas. También había que contratar a los testigos, dos por cada unión falsa.

Las contrayentes, a las que pagaban entre 100 y 1.000 euros (dependiendo de la urgencia de la trama y de la necesidad de las elegidas) tenían dos perfiles: por un lado, mujeres con discapacidad intelectual o enfermas mentales; por otro, personas en exclusión social, como prostitutas retiradas, toxicómanas y delincuentes comunes.

Empadronados en pisos okupados

La organización en sí estaba conformada por una docena de personas: Hicham, su lugarteniente, los captadores, los empadronadores (se han contado cerca de 40 viviendas, la mayoría abandonadas o de bancos y que okupaban, presentando en el registro falsos contratos por los pisos) y hasta empleadores que realizaban también falsos contratos de trabajo tan temporales, que expiraban uno o pocos días después de la ‘ceremonia’.

Como anécdota, destaca el caso de una mujer que fue dada de alta como chófer sin tener el carné de conducir. En un mismo domicilio, podían tener empadronadas, aunque no a la vez, hasta a 30 personas en un año, por solo unos días.

En libertad con cargos

De los 49 arrestados (mujeres y hombres en similar proporción), además de la mafia propiamente dicha han sido detenidos aquellos que habían presentado el documento de unión de hecho en la Delegación del Gobierno, no a quienes no llegaron a validarlos en ese útimo paso.

La Policía ha registrado dos viviendas y dos locales comerciales, a finales de agosto. En el de Hicham hallaron, además de documentación, una pistola aparentemente manipulada del calibre 9 milímetros, que está siendo analizada por la Científica. Las detenciones se han practicado en Madrid, Parla, Moraleja de Enmedio, Fuenlabrara… Pero también en la provincia de Alicante, en Barcelona y Tarragona. Y el caso está sin cerrar. Por cierto, Hicham está en libertad con cargos.

Ver los
comentarios

- Anuncio -
Redacción Prensa
Última hora desde la redacción
- Anuncio -

Te puede interesar

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img