12.3 C
Parla
InicioVariosCómo reformar una oficina sin obras

Cómo reformar una oficina sin obras

- Anuncio -
Cómo reformar una oficina sin obras

A pesar del auge del tele-trabajo, la oficina sigue siendo uno de los centros de trabajo más popular para la gran mayoría de trabajadores. Disponer de un ambiente laboral y un entorno propicio para desempeñar nuestras actividades empresariales es de vital importancia.

Sin embargo, conseguir un espacio de trabajo a la altura de los estándares del confort y calidad es relativamente sencillo de conseguir. Conseguir una reforma de oficinas sin obras es posible y resulta muy sencillo a la hora de diseñar el espacio de trabajo adecuado. El espacio de trabajo puede tener un gran impacto en el rendimiento laboral.

Todo el mundo que ha vivido un proceso de reforma, conoce las desventajas y los problemas asociados que pueden causar a la hora de ejecutar este tipo de proyecto. Si bien, evitar cualquier tipo de contratiempo e incoveniente, es uno de los principales objetivos de todo aquel diseñador de espacios a la hora de ejecutar un cambio en un espacio laboral.

Elevated view of a busy open plan office

Las reformas de espacios de oficina son posibles sin obras

Las principales peculiaridares de los locales comerciales y espacios disponibles para oficinas en las principales ciudades, hacen que plantearse la ejecución de una reforma para adaptar nuestras sedes para las actividades empresariales, puede traer consigo unos costes adicionales difíciles de afrontar.

Cada vez es más común enfocar el re-diseño de estos espacios hacia el uso de elementos movibles e incluso ya pre-constuídos. Se pueden crear despachos y rincones con mamparas de oficina para salas de reuniones. Las mamparas pueden acotar un espacio o sala más diáfana para poder tener un rincón en el que mantener nuestras reuniones de equipo o incluso con clientes.

Quizás uno de los retos, es el de medir los espacios disponibles y plasmarlo en un plano con todo lujo de detalles. Este sencillo análisis en la fase previa de la reforma sin obras de nuestra oficina, puede ayudarnos a realizar una correcta planificación.

Realizar una lista de las necesidades reales de nuestra oficina es fundamental

Conocer el número de empleados en plantilla y qué tipo de espacio de trabajo va a necesitar cada uno de los miembros de la compañía, puede ayudar a la confecciñon y listado de elementos, cerramientos, biombos y mamparas que vamos a necesitar.

No obstante, conocer los puestos de cada persona y su rol también es importante. Ciertos puestos de trabajos necesitan lugares con más intimidad debido a la confidencialidad de los asuntos que tratan dentro de la oficina. Hay posiciones, en las que es muy común las reuniones e incluso recibir visitas del exterior en nuestras oficinas. Pensando en la comodidad y confort de las mayoría de los trabajadores, debemos dotar las posiciones con el mobiliario necesario.

Las últimas tendencias en los espacios de oficina es el denominado “Open Space”. Este concepto de espacio de trabajo es uno de los más populares en la gran mayoría de empresas españolas. Se caracteriza fundamentalemente por buscar la amplitud y abolir los despachos y paredes dentro de la oficina.

Crear este tipo de ambiente laboral es muy sencillo gracias a los elementos y mobiliarios disponibles dentro del mundo del mobiliario sin reformas dentro de la oficina. Aunque por mucho que nos decantemos por modelos como el del “Open Space”, tenemos que ser conscientes que en la gran mayoría de centros de trabajo necesitaremos la instalación de paneles, paredes y cerramientos para podes crear intimidad.

Por último, todos estos elementos deben cumplir la normativa vigente sobre riesgos y prevención laborales en los espacios de trabajo. Al final un punto de vista muy inteligente a la hora de afrontar como reformar una oficina sin obras, es pensar que como nuestro hogar no hay ningún sitio, y el centro laboral tiene que se una extensión.

Cómo reformar una oficina sin obras

  1. Planifica y analiza la superficie y área disponible dentro de la oficina.
  2. Crea un listado del personal con una breve descripción del puesto, jerarquía y nivel de confidencialidad de sus asuntos diarios.
  3. Piensa en los despachos necesarios, salas de reuniones y de juntas necesarias. Las zonas comúnes no deben de ser olvidades.
  4. Analiza la privacidad y visibilidad de las áreas planteadas. Usar separadores y mamparas es muy útil para preservar la intimidad. Sobre todo si disponemos de una recepción o entrada principal.
  5. Pregunta por presupuestos en empresas profesionales y de confianza. Muchas de ellas pueden realizar un estudio del proyectos y proponerlos soluciones a la medida de nuestro proyecto de reforma.
Redacción Prensa
Redacción Prensa
Última hora desde la redacción
- Anuncio -

Te puede interesar

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img