12.7 C
Parla
InicioSaludDesarrollan un sensor para realizar pruebas rápidas y precisas del Govt-19

Desarrollan un sensor para realizar pruebas rápidas y precisas del Govt-19

- Anuncio -

Madrid, 30 de marzo. (Europa Press) –

Un sensor Covit-19, desarrollado en la Universidad Johns Hopkins, podría revolucionar las pruebas de detección de virus al agregar precisión y velocidad a un proceso que frustraba a muchos durante las infecciones, según un nuevo estudio publicado en la revista NanoLetters.

Los investigadores dicen que el nuevo sensor no requiere un prototipo y una experiencia mínima del operador, lo que ofrece una mayor ventaja sobre los métodos de prueba existentes, especialmente para las pruebas a nivel de población.

“Esta técnica es tan simple como poner una gota de saliva en nuestro dispositivo y obtener un resultado positivo o negativo”, explica Ishan Burman, quien también es maestro principal con David Gracias, profesor de ingeniería molecular química y biológica. del estudio

Y agregó: “La principal innovación es la técnica sin etiquetas, que no requiere modificaciones químicas adicionales, como el etiquetado molecular o la actividad de anticuerpos. Esto significa que el sensor puede eventualmente usarse en dispositivos más pequeños”, asegura.

Barman enfatiza que la nueva tecnología, que aún no está disponible comercialmente, aborda las limitaciones de dos de las pruebas de Covid-19 más utilizadas: la PCR y la prueba rápida.

Las pruebas de PCR son muy precisas, pero requieren una preparación de muestras compleja, cuyos resultados pueden llevar horas o incluso días de procesamiento en el laboratorio. Por otro lado, las pruebas rápidas para la presencia de antígenos tienen menos éxito en la detección temprana de infecciones y eventos asintomáticos, y esto puede conducir a resultados erróneos.

El sensor es tan sensible como la prueba PCR y tan conveniente como la prueba rápida de antígenos. Durante la prueba inicial, el sensor demostró una precisión del 92 % en la detección del SARS-COV-2 en muestras de saliva, en comparación con la prueba PCR. El sensor tuvo mucho éxito al detectar rápidamente la presencia de otros virus como el H1N1 y el Zika.

La mayor parte del sensor se basa en litografía de nanoimpresión, espectroscopia Raman de superficie (SERS) y aprendizaje automático. Se puede usar para pruebas masivas en formas de chips desechables o superficies duras o flexibles.

La clave de este método es el conjunto de antenas de metal aislante de gran área (FEMIA) desarrollado por Gracias Labs. La muestra de saliva se coloca sobre el objeto y se analiza mediante espectroscopía Raman de superficie, que utiliza luz láser para estudiar cómo vibran las moléculas en la muestra de prueba.

Debido a que la señal Raman del virus FEMIA nanoconfigurado se ha mejorado significativamente, la computadora puede detectar rápidamente la presencia del virus, incluso si solo hay pequeños rastros en el modelo. Una de las innovaciones clave de este sistema es el uso de métodos avanzados de aprendizaje automático para detectar las firmas más sutiles en datos espectroscópicos, lo que permite a los investigadores detectar la presencia y concentración del virus.

“La detección óptica sin etiquetas, combinada con el aprendizaje automático, nos permite detectar virus en un solo sitio con sensibilidad y selectividad mejoradas, con un giro mucho más rápido”, dice la autora principal Debrita Baria. Investigación como Becario Postdoctoral en Ingeniería Mecánica.

El sensor se puede colocar en cualquier tipo de superficie, desde manijas de puertas y entradas de edificios hasta máscaras y telas.

“Gracias a Nano Imprint Fabrication y Transfer Printing, hemos logrado la nanofabricación más precisa, ajustable y escalable de moléculas base de sensores Covit rígidas y flexibles, no solo para biosensores basados ​​en chips, sino también para futuras aplicaciones en biosíntesis”.

Él dice que el sensor se puede integrar en un dispositivo portátil para realizar pruebas rápidas en lugares concurridos, como aeropuertos o estadios.

“Nuestro sistema operativo está más allá de la actual epidemia Govt-19”, continúa Burman. “Se puede usar para realizar pruebas exhaustivas contra varios virus, por ejemplo, entre el SARS-CoV-2 y el H1N1 y variantes. Esto es un gran problema. Es un problema que no se puede resolver fácilmente con las pruebas rápidas actuales”.

El equipo continúa trabajando para mejorar aún más y probar la tecnología a través de modelos de pacientes. Johns Hopkins Technology Ventures ha solicitado una patente sobre la propiedad intelectual relacionada y está buscando oportunidades de comercialización y licencias grupales.

- Anuncio -
Redacción Prensa
Redacción Prensa
Última hora desde la redacción
- Anuncio -

Te puede interesar

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img