27 C
Parla
InicioEconomíaEl euro celebra 20 años en un ciclo al mirar la nueva...

El euro celebra 20 años en un ciclo al mirar la nueva era digital

- Anuncio -

Alcanzó su pico frente al dólar el 15 de julio de 2008, dos meses antes de la quiebra de Lehman Brothers.

Los blancos todavía ahorran miles de millones en antiguas monedas nacionales, incluidos 1.575 millones de pesetas.

MADRID, 30 de diciembre (EUROPA PRESS) –

El euro se prepara para celebrar su segunda década en la ronda del 2 de enero pendiente de la revisión de los billetes de 2024 por parte del Banco Central de la Unión Europea (BCE) y sin perder de vista la nueva era digital en la que la entidad emisora ​​espera tener la primera. modelo euro de digital ready en 2023, así como la adopción de la moneda por nuevos países de la UE, el primero de los cuales podría ser Bulgaria dentro de dos años.

A pesar de la agitación en sus dos primeras décadas en los bolsillos civiles, el euro ha demostrado ser la segunda moneda más utilizada en el mundo, aunque se encuentra a gran distancia del dólar, que mantiene su tamaño como moneda libre. P: Acciones internacionales, excepto en el segmento emergente de bonos verdes, donde las emisiones denominadas en euros dominan el mercado.

Demostrando la confianza del mercado, el precio del dólar relacionado con el euro, que se mantiene ligeramente por encima de 1,13 dólares, ha ganado una verificación de casi un 27% desde su lanzamiento, a pesar de que hasta la fecha 2021 se acerca a la depreciación. hasta un 6% frente al ‘dólar’ frente a las distintas posiciones del BCE, que ha prometido no subir los tipos para 2022, y la Reserva Federal de Estados Unidos, que podría subir hasta tres veces en 2022.

El 2 de enero de 2002, el euro entró en circulación a $ 0,8892, tres años después de su lanzamiento en enero de 1999 como moneda común, alcanzando un pico de $ 0,9066 ese día y cerrando la sesión en $ 0,932, e intradía. Valoración del 4,8%.

De hecho, desde que se mantuvo en circulación, el precio del euro en los mercados de divisas cobró un precio al alza que, tras una vacilación inicial que hizo bajar su precio a 0,856 dólares el 1 de febrero de 2002, permitió a Europa. una moneda que alcanza y supera la equidad con respecto al dólar el 15 de julio del mismo año.

En concreto, el euro y el dólar alcanzaron un pico a las 1:15 pm del 15 de julio de 2002, luego de iniciar la sesión ese día por $ 0,9941 y finalmente concluir el mismo día con $ 1,0025 su primer cierre en el ‘billete verde’.

Así, el fortalecimiento de la moneda europea frente a Estados Unidos alcanzó un nuevo nivel el 15 de julio, aunque esta vez en 2008, en medio de la crisis financiera y apenas unos meses antes del colapso de los Lehman Brothers, se lanzó. su tipo de cambio un día.

En este sentido, en línea con la aparición de problemas financieros en el mercado hipotecario subprime estadounidense para todo el sistema financiero del país y del mundo, el euro fue perdiendo fuerza lentamente y el 15 de septiembre de 2008, fecha de la quiebra de Lehman, cerró por $ 1.4264.

El debilitamiento de la economía europea en los años posteriores a la Gran Depresión, con la amenaza de ‘Grexit’ durante la crisis de la deuda de la eurozona, y la introducción de una política de reducción por parte del BCE, liderado por Mario Draghi, con el fin del Covid -19 catástrofe durante casi dos años, poco a poco han reducido el precio del euro, que actualmente está por encima de 1,13 dólares, un 29% por debajo del mejor cruce. contra el “billete verde” en el verano de 2008.

EURO DIGITAL Y ENTRADAS NUEVAS.

En los próximos años, el euro se revisará con un nuevo formato de notas que el BCE planea implementar para 2024 en asociación con los ciudadanos europeos.

El proceso de reestructuración de los billetes de euro será uno de los mayores cambios en la zona euro desde que el BCE decidió suspender la emisión de billetes de 500 euros a partir de 2018.

Además de esta actualización de la estructura del euro, el BCE se ha embarcado en un proceso más ambicioso de cara al lanzamiento de un euro digital en los próximos años y que la institución busca tener el primer modelo ya en 2023.

“Esperamos reducir las decisiones estructurales para principios de 2023 y promover el modelo en los próximos meses”, anunció el presidente ejecutivo italiano del BCE, Fabio Panetta, en noviembre pasado, y enfatizó que el euro digital se utilizaría para fortalecer las potencias europeas. creciente importancia de los sistemas y métodos de pago no europeos.

MILES DE MILLONES POR ANTIGUO DINERO NACIONAL.

A pesar del éxito del euro en las dos primeras décadas de su existencia, los ciudadanos de 19 países de la eurozona todavía guardan miles de millones de euros en sus bolsillos o debajo de sus colchones en su moneda y billetes anteriores al euro, incluido un millón de euros 1.575. antiguas pesetas españolas.

De estos, 793 millones están asociados a billetes y 782 millones a monedas en pesetas, que representan el 1,7% y el 31%, respectivamente, del importe que estaba en circulación en el momento de la introducción del euro.

Sin embargo, son los alemanes los que están más apegados a su antiguo sistema, que todavía tienen 12.350 millones de euros en moneda y billetes sin cambios, probablemente porque el Bundesbank mantiene abierta la ventanilla de cambio indefinidamente, al igual que el banco central. Luxemburgo, Bélgica en el caso de los billetes o Holanda para algunas denominaciones.

Por otro lado, en países como Francia, los francos se dejaron sin cambios en 726 millones de euros, a partir de febrero de 2012 dejarían de cotizar, mientras que en Italia el proceso cerró en 2019 y en Portugal se ha ido intercambiando escudos y en febrero de 2022 los billetes. no se volverá a cambiar.

En el caso de Grecia, donde el período de cambio de dracmas finalizó en marzo de 2012 (en 2004 en el caso de las divisas), no ha variado una media de 478 millones de euros en dracmas, mientras que en Chipre y Malta, los países que se adhirieron al euro zona. 2008, los ciudadanos no podrán cambiar su moneda original desde 2017 y desde 2018, respectivamente.

En Eslovaquia, el país que adoptó el euro en 2009, los ciudadanos todavía pueden cambiar sus títulos anteriores por la moneda común de forma indefinida, mientras que en Estonia, que se unió a la eurozona en 2011, el banco central no ha fijado una fecha límite. Ha ocurrido en el caso de Letonia, en euros desde 2014, y también en Lituania, último país en incorporarse a la zona euro (2015).

Desde el Banco Central Europeo (BCE), el vicepresidente de la agencia, Luis de Guindos, ha manifestado su convicción de que en el futuro todos los países de la Unión Europea, a excepción de Dinamarca y Reino Unido, acabarán aprobándolo. euro, señalando que la inclusión de nuevos miembros en la eurozona “es cuestión de tiempo”.

En este sentido, Bulgaria es vista como el principal candidato para la expansión del euro club, ya que espera adoptar una moneda europea común a partir de enero de 2024, aumentando así los miembros de la eurozona a 20 países.

- Anuncio -
Redacción Prensa
Redacción Prensa
Última hora desde la redacción
- Anuncio -

Te puede interesar

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img