El inesperado ahijado de Felipe VI y Letizia Ortiz que sorprende a la Familia Real

Un ahijado anónimo y especial

Durante el fin de semana, la Familia Real española se vio sorprendida por la boda de Felipe López Sánchez, un joven asturiano que tiene el honor de ser ahijado del rey Felipe VI. Aunque este ahijado no tiene sangre noble ni condición real, ha sido protegido y respaldado por el monarca desde su infancia. El hecho de que el rey haya asistido a su boda demuestra la cercanía y la buena relación que han mantenido a lo largo de los años.

Felipe López Sánchez, ahora con 32 años, es abogado de profesión y ha encontrado el amor en Lorena Meana, una gijonesa con la que contrajo matrimonio en la iglesia de San Salvador de Deva. La presencia del rey en la boda fue una sorpresa para los novios y un gesto de cariño por parte de Felipe VI hacia su ahijado.

Un padrino envidiable

Sin embargo, Felipe VI no es el único español sin sangre noble que puede presumir de tener un padrino tan envidiable. Otros ahijados plebeyos también gozan de la protección y el respaldo del monarca. Entre ellos se encuentra Martina Jáudenes de Diego, una influencer y modelo que ha sido apadrinada por Felipe VI. Aunque Martina no forma parte de la realeza, su relación con el rey ha sido estrecha desde su infancia, ya que su padre fue compañero de regatas de Felipe VI cuando era príncipe. Incluso ha sido captada junto a su padrino en ocasiones públicas, como durante las regatas en 2019.

Otro ahijado plebeyo destacado es Álvaro Fuster, hijo del amigo íntimo del rey Felipe VI que lleva su mismo nombre. La amistad entre el monarca y Álvaro data de sus años de colegio, y cuando el empresario se convirtió en padre, eligió a Felipe VI como padrino de su hijo. Aunque el rey no pudo asistir al bautismo, la relación entre ambos se mantiene estrecha y llena de buenos momentos compartidos.

Los ahijados reales

Además de los ahijados plebeyos, Felipe VI también cuenta con ahijados de sangre noble y condición real. Entre ellos se encuentra Ernesto de Hannover Jr., hijo del príncipe alemán Ernesto de Hannover y Chantal Hochuli. El príncipe Felipe fue su padrino en 1983, cuando aún era príncipe y no rey. También destaca Constantino Alexios, hijo de su primo carnal Pablo de Grecia y Marie-Chantal Miller. El bautizo de Constantino tuvo lugar en la Catedral Ortodoxa de Santa Sofía en Londres en 1999.

En resumen, el rey Felipe VI tiene una amplia lista de ahijados, tanto plebeyos como de sangre noble. Estos ahijados gozan de su protección y respaldo, y demuestran la cercanía y el cariño que el monarca tiene hacia ellos. La presencia del rey en la boda de Felipe López Sánchez demuestra una vez más la importancia que le da a sus ahijados y su deseo de compartir momentos especiales con ellos.