33.2 C
Parla
InicioFuenlabradaFUENLABRADA/ El hombre que mató a su mujer de 75 años alega...

FUENLABRADA/ El hombre que mató a su mujer de 75 años alega “defensa propia”

- Anuncio -

Publicidad

El octogenario acusado de matar a su mujer a puñaladas en Fuenlabrada ha alegado en el juicio que actuó en defensa propia, y ha manifestado que nunca tuvo intención de hacerla daño.

«Nos llevábamos muy bien», ha subrayado Benjamín S.S., de 80 años, a preguntas de su abogado. El acusado se enfrenta a una petición fiscal de 14 años de cárcel por un delito de homicidio y, en concepto de responsabilidad civil, se le reclama 112.500 euros para los cinco hermanos de la víctima.

El crimen se produjo el 26 de febrero de 2020 en el interior de un domicilio situado en el número 11 de la calle de Miguel de Unamuno de Fuenlabrada. Hasta el momento se desconocía el motivo de la pelea, pero en el juicio se ha deslizado que pudo ocurrir por unas toallas que el acusado reclamó a su mujer que pertenecían a su madre.

Apuñalada en el tórax y abdomen

Tras ser apuñalada en el tórax y abdomen, la víctima salió ensangrentada al rellano a pedir ayuda a una vecina, momento en que se desplomó y entró en parada cardiorrespiratoria. La mujer falleció en la ambulancia de camino al Hospital 12 de Octubre.

Con semblante tranquilo y sin mostrar un ápice de arrepentimiento, el acusado ha relatado que el día de los hechos salió a pasear como todos los días y al regresar sobre las 13 horas su mujer estaba cocinando «muy nerviosa».

Según su versión, se inició una pelea sin concretar el motivo y acabaron en el salón, siendo la mujer la que portaba un cuchillo. «No tenía ninguna intención de hacerla daño. Nos llevábamos muy bien», ha subrayado Benjamín.

El encausado ha señalado que no había denuncias de maltrato previas, insistiendo en que no sabe qué pudo pasar ya que su relación era «muy buena». Tras acabar con la vida de la víctima, se intentó suicidar.

El hombre solo ha contestado a las preguntas de su letrado. El fiscal y los abogados de las acusaciones se han limitado a leer al jurado popular las preguntas preparadas.

Las actuales instalaciones de Policía Nacional en la localidad.

El fiscal tenía previsto preguntar si era verdad que a la psiquiatra le manifestó que actuó en defensa propia y si a los policías les dijo que había sido ella.

La abogada de la acusación particular ha leído una pregunta que podría esclarecer el móvil del crimen. Al parecer, el acusado habría llamado en el momento de los hechos a una hermana de la víctima para reclamar unas toallas de su familia, comentando que él lo arreglaría en un minuto. Mañana, el tribunal del jurado escuchará el testimonio de los hermanos de la fallecida.

Durante el interrogatorio de uno de los policías de Fuenlabrada que acudió al domicilio, se ha mostrado al jurado popular el arma homicida; un cuchillo de cocina de grandes dimensiones y grueso.

Los agentes locales han relatado al tribunal que al llegar a la casa el hombre estaba tirado en el suelo con dos heridas que se había infringido y la mujer estaba encima de un charco de sangre en el rellano.

Hechos juzgados

Según el fiscal, el día de los hechos entabló una discusión con su esposa en el salón de la vivienda familiar. En un momento dado, el acusado empuñó un cuchillo y se abalanzó sobre la mujer «con la voluntad de clavárselo». La esposa, al intentar zafarse de su agresor cogió el cuchillo, «agarrando el filo», lo que le ocasionó heridas en la mano.

Durante el forcejeo entre ambos, el acusado propinó a su pareja un golpe con el cuchillo en la cara y le infirió una cuchillada que le alcanzó en el dorso de su mano, en su reacción defensiva.

Pese a intentarlo en varias ocasiones, la víctima no consiguió coger el cuchillo ni librarse de su agresor «y éste le asestó, con el cuchillo de cocina, tres puñaladas en el tórax y abdomen, penetrando, dos de las puñaladas, en la cavidad torácica y abdominal con perforación del hígado, pericardio y cúpula diafragmática».

Tras recibir varias puñaladas, la mujer salió de su vivienda solicitando auxilio a su vecina «y cayó desplomada al suelo entre el descansillo de su vivienda y la vivienda vecina».

Al llegar los Servicios Sanitarios al lugar consiguieron estabilizar a la víctima, la cual estaba tumbada en el rellano, y procedieron a su traslado en la ambulancia al Hospital, donde falleció sobre las 15.20 horas del 26 de febrero de 2020.

Mientras tanto, el acusado volvió a coger el mismo cuchillo de cocina y se causó a sí mismo heridas en el mesogastrio y vacío derecho con salida de asas intestinales y heridas en cara anterior de tórax y cuello.

- Anuncio -
Redacción Prensa
Redacción Prensa
Última hora desde la redacción
- Anuncio -

Te puede interesar

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img