George R.R. Martin acusa a OpenAI de utilizar inteligencia artificial en sus obras de Juego de Tronos junto a John Grisham

George R.R. Martin y otros escritores demandan a OpenAI por violar sus derechos de autor

El autor de la exitosa saga de libros “Canción de hielo y fuego”, George R.R. Martin, ha presentado una demanda junto a otros escritores contra la empresa de inteligencia artificial OpenAI. Los autores acusan a la compañía de utilizar sus obras sin permiso para entrenar a su chatbot con inteligencia artificial, ChatGPT. Consideran que esto constituye un “robo sistemático a escala masiva” de sus obras y una violación de sus derechos de autor.

En la demanda presentada en el Distrito Sur de Nueva York, se menciona que OpenAI utilizó el contenido de los libros de Martin y otros escritores para alimentar a sus modelos de lenguaje. Esto ha permitido a los usuarios de ChatGPT escribir precuelas y secuelas de las obras originales sin autorización. Los autores argumentan que esto pone en peligro su capacidad de controlar sus propias creaciones y preservar la integridad de sus obras.

OpenAI responde a las acusaciones y defiende su uso de inteligencia artificial

Un portavoz de OpenAI ha declarado que la empresa respeta los derechos de autor y está manteniendo conversaciones productivas con varios creadores en todo el mundo, incluido el sindicato de escritores Authors Guild. Sin embargo, los escritores demandantes consideran que el uso de sus obras por parte de OpenAI en sus modelos de lenguaje sin su autorización expresa es una violación de sus derechos y exigen una indemnización por daños y perjuicios.

OpenAI ha defendido su uso de inteligencia artificial y ha afirmado que muchos escritores malinterpretan el alcance de los derechos de autor. Consideran que el uso de datos de entrenamiento de internet para mejorar sus modelos de lenguaje es legítimo y es fundamental para la innovación en inteligencia artificial. Sin embargo, los escritores afectados argumentan que merecen ser compensados por el uso de sus obras y tener control sobre cómo son utilizadas por la inteligencia artificial generativa.

Preocupaciones sobre el futuro de la literatura y el papel de la inteligencia artificial

La demanda presentada por George R.R. Martin y otros escritores también plantea preocupaciones sobre el futuro de la literatura y el papel de la inteligencia artificial. Los autores temen que sistemas como ChatGPT puedan reemplazar a los escritores humanos y generar libros de baja calidad que suplanten a las obras originales. También expresan preocupación por el origen de los textos utilizados por la inteligencia artificial, ya que podrían provenir de repositorios ilegales de libros piratas.

La pretensión de los escritores demandantes es que un tribunal prohíba a OpenAI utilizar obras protegidas por derechos de autor en sus modelos de lenguaje sin autorización expresa. Además, solicitan una indemnización por daños y perjuicios de hasta 150.000 dólares. Esta demanda se suma a otras presentadas por escritores y artistas visuales contra proveedores de inteligencia artificial generativa, lo que refleja la creciente preocupación sobre el uso de obras protegidas por derechos de autor en el entrenamiento de estos sistemas.