35.6 C
Parla
InicioSaludInvestigadores del CNIO han encontrado una manera de aumentar la eficacia de...

Investigadores del CNIO han encontrado una manera de aumentar la eficacia de la radioterapia contra las metástasis cerebrales.

- Anuncio -

Madrid, 11 de abril. (Prensa Europa) –

Investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) liderados por Manuel Walinde han propuesto una nueva estrategia que podría beneficiar a los pacientes con metástasis cerebrales que no responden a la radioterapia.

Los autores del trabajo, publicado en la revista científica Nature Medicine, han descubierto que un análisis de sangre es suficiente para diagnosticar a los pacientes que resisten la radioterapia y han descubierto un fármaco que puede cambiar la condición.

Con estos resultados en mente, ya comenzaron ensayos clínicos multicéntricos para verificar la biología a través de la Red Nacional de Metástasis Cerebral (RENACER).

“Estamos muy contentos porque, en cierto modo, un triple resultado: empezamos a entender los mecanismos moleculares de la resistencia a la radioterapia; apilamos a los pacientes para que se pueda personalizar el tratamiento; y encontramos un fármaco que elimina la resistencia”, dice Valiente. .

Se estima que del 20 al 40 por ciento de los pacientes con tumores sólidos desarrollan metástasis cerebrales, que son difíciles de tratar con medicamentos porque la barrera hematoencefálica actúa como una barrera para que los medicamentos ingresen al cerebro. La radioterapia es una de las herramientas más utilizadas para tratar estas metástasis, que a menudo provienen de tumores primarios de pulmón, mama y melanoma.

Pero los efectos secundarios pueden ser significativos, además, la recurrencia de tumores en el área irradiada suele ocurrir después de usar la radioterapia craneal completa porque se aplica a todos los tejidos cerebrales. Los autores escriben que este último es “el origen de una profunda resistencia a la radiación”.

Sin embargo, este fenómeno, el origen de la resistencia a la radioterapia utilizada para los tumores cerebrales metastásicos, no ha sido estudiado en cierta medida hasta ahora.

El equipo de metástasis cerebrales del CNIO, liderado por Valiente, comenzó a investigarlo utilizando modelos animales y cultivos celulares tridimensionales de metástasis cerebrales de pacientes simulando tejido tumoral. Además, analizaron numerosos datos de asociados de pacientes con cáncer de pulmón, mama y melanoma con metástasis cerebrales.

Biomarcador sanguíneo resistente a la radioterapia

Así, pudieron identificar una vía molecular involucrada en el origen de la resistencia, en particular una proteína, S100A9, que actúa como un indicador sensible de la radioterapia: cuanto mayor sea S100A9, mayor será la resistencia al tratamiento con radiación.

“En los pacientes, el nivel de S100A9 endógeno se correlaciona con la respuesta a la radioterapia en metástasis cerebrales de adenocarcinoma de mama y pulmón y metástasis cerebrales de melanoma”, escriben los autores.

Para positiva sorpresa de los investigadores, se comprueba que esta proteína se puede detectar en la sangre: “No esperaba que fuera tan sencillo -dice Valiente-, el nivel de S100A9 en sangre está asociado a la resistencia a la radioterapia”.

Otra conclusión prometedora es que S100A9 es un fármaco conocido por bloquear la inmunidad y es seguro en ensayos clínicos contra el Alzheimer y tiene el potencial de cruzar la barrera hematoencefálica y llegar al cerebro.

Los investigadores han demostrado que en cultivos realizados a partir de muestras de animales y muestras de pacientes utilizando la plataforma METP, este fármaco puede utilizarse para responder a la radioterapia en pacientes resistentes.

“En resumen, no solo identifica a los pacientes que pueden beneficiarse de la radioterapia craneal completa, sino que también ofrece una terapia combinada para superar la resistencia a la radiación. Nuestros hallazgos presentan un nuevo enfoque para personalizar la radioterapia”, escriben los autores. Artículo.

La exposición a S100A9 en la sangre puede permitir “la selección de pacientes para beneficiarse de la radioterapia y evitar el deterioro cognitivo neurológico en pacientes con alta resistencia”. “Además, el uso de inhibidores del receptor S100A9 se usa para reducir la cantidad de radiación necesaria para destruir las células tumorales, lo que reduce los efectos de la radiación en el tejido cerebral normal y aumenta los beneficios para los pacientes”, agregaron.

Ministerio de Ciencia e Innovación, Fundación Portuguesa para la Ciencia y la Tecnología, Fundacio la Marato de TV3, Fundación Ramன்n Aress, Global Cancer Research, Instituto de Investigación del Cáncer, Sociedad Española Contra el Cáncer, The. Consejo Europeo de Investigación, Boehringer-Ingelheim Fonds y Fundación “La Caixa”.

- Anuncio -
Redacción Prensa
Redacción Prensa
Última hora desde la redacción
- Anuncio -

Te puede interesar

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img