Investigadores españoles abren nuevas vías para el estudio de metástasis a partir de ejemplares de animales marinos

0
29

Madrid, enero. 18 (Prensa Europa) –

Investigadores del Centro Unitario de Medicina Molecular e Investigación de Enfermedades Crónicas (Simus) de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) han abierto nuevas vías para el estudio de las metástasis a partir de especímenes de animales marinos.

El artículo, publicado en la revista científica ‘eLife’, recoge los primeros resultados del proyecto europeo Scuba Cancer, en el que, además del grupo gallego, participan equipos de Portugal, Francia, Irlanda y Croacia, y se aporta financiación europea . Consejo Superior de Investigaciones Científicas (ERC) con 1,5 millones de euros.

Gracias a los avances en el campo de la genética, recientemente se han descubierto cánceres infecciosos, lo que ayuda a determinar qué célula tumoral apareció en qué persona. Actualmente, los cánceres infecciosos solo se conocen en perros, demonios de Tasmania y varias especies de mejillones, almejas y gallos.

Ahora estos investigadores han hecho los primeros descubrimientos de un nuevo cáncer infeccioso que afecta a un tipo de caparazón. Para ello, recolectaron más de 500 almejas de las playas de España, Portugal, Francia, Irlanda y Croacia y diagnosticaron un tipo de cáncer similar a la leucemia denominado neoplasia hemica.

Las tecnologías de secuenciación de ADN han hecho posible que las células cancerosas de la especie original “salten entre especies infecciosas”, dijo la investigadora del CiMUS Alicia L. dice Brusso.

Además, los estudios de ADN nuclear y mitocondrial revelaron que el cáncer se originó en diferentes almejas ‘donantes’ y vivían en las mismas áreas donde vivió el primer glam ‘receptor’. La propagación del cáncer entre organismos estrechamente relacionados advierte sobre el riesgo que representan estos cánceres infecciosos.

“Nuestros hallazgos apuntan a la necesidad de que los rasgos genéticos salten a través de las especies de cánceres marinos transmisibles y su identificación, monitoreo y prevención porque representan una amenaza para el ecosistema marino y representan una grave amenaza ambiental”, dice un investigador de CiMUS.

Un estudio anterior de carcinogénesis musculoesquelética frente a las costas de Europa y América del Sur propuso una ruta viable de transmisión de caracoles en barcos que realizan rutas comerciales entre Europa y América del Sur. Es recomendable conocer las causas reales de la propagación del cáncer y profundizar en el conocimiento sobre la ruta completa de transmisión del cáncer y los medios de transporte.

El cáncer infeccioso sobrevive a la muerte de la nueva larva al infectarla. De hecho, se estima que el cáncer propagado por los perros tiene unos 8500 años.

“Los estudios futuros permitirán que las almejas donantes arrojen luz sobre la edad del cáncer infeccioso, pero al menos se sabe que tienen nueve años porque las muestras analizadas en este estudio se recolectaron entre 2011 y 2020”, dice. Investigador Daniel García-Saudo.

Jose Tobio, quien dirigió la investigación, concluye: “Las pruebas genéticas de estos cánceres infecciosos son una nueva perspectiva sobre la metástasis, es decir, tratar de comprender la propagación del cáncer a otros órganos del cuerpo”. “Con esta nueva forma de cáncer, ahora tenemos modelos adicionales para estudiar las causas genéticas de la propagación del cáncer”, enfatizó.