20.1 C
Parla
InicioNacionalJEMAD cree que Putin "perdió la batalla" y que su plan original...

JEMAD cree que Putin “perdió la batalla” y que su plan original fracasó “decepcionantemente”

- Anuncio -



Alerta a la UE del riesgo de dejar un “hueco” en África que Rusia pueda aprovechar

MADRID, 5 (PRENSA EUROPEA)

El Jefe de Estado Mayor de la Secretaría de la Defensa (JEMAD), almirante Teodoro López Calderón, cree que el plan original de Rusia para la invasión de Ucrania “ha fracasado estrepitosamente” y que Vladimir Putin “perdió la batalla” en lo político y estratégico, está cosechando muchos exitos “perdió credibilidad internacional” y perdió la oportunidad de “tener una voz importante” en el contexto internacional.

El JEMAD analizó la ofensiva militar rusa mientras asistía a un desayuno bien informado en el Foro Europeo, donde no se atrevió a arriesgar el curso del conflicto pero se dio cuenta de que era poco probable un alto el fuego a corto plazo debido a la resistencia de Ucrania y Rusia. respuesta reorganizando su estrategia.

En cualquier caso, el almirante López Calderón cree que Putin “fracasó” en su pretensión de restaurar el viejo “imperialismo soviético” y, además, que cruzar la “línea roja” en Ucrania tendría consecuencias geopolíticas internacionales a largo plazo para Rusia.

“Claramente se equivocó en sus cálculos, perdió esta guerra a nivel político-estratégico”, subrayó, señalando que en el futuro el mundo será “bipolar” y “Rusia no contará”. “Ha perdido la oportunidad de ser una voz importante en la escena mundial, se ha desacreditado con actitudes extremistas desorbitadas”, explica.

RUSIA HA PERDIDO TODOS LOS LÍMITES

Hasta ahora, recuerda, Rusia ha mantenido una “asertividad” creciente hacia Occidente, como lo demuestran sus acciones agresivas encaminadas a aumentar su inestabilidad; pero con la invasión de Ucrania “cruzó todas las fronteras” y con un “falso pretexto de seguridad” rompió todos los principios del derecho internacional.

Según ha declarado, el objetivo de Putin es “restaurar la época soviética” y ganar influencia mundial con la creación de un “cinturón de seguridad”, sin preocuparse por violar todas las normas internacionales. Sin embargo, cree que está claro que “ha fallado en sus cálculos” y eso obliga ahora al Kremlin a replantearse su funcionamiento y marcarse otros objetivos. Además, JEMAD dijo que las amenazas de usar la fuerza nuclear podrían interpretarse como “una señal de alguna debilidad”.

Con todo ello, advirtió, Rusia podría lograr ciertos “éxitos tácticos”, como la unificación de su territorio con Crimea. “Pero desde el punto de vista de sus objetivos estratégicos, creo que ya los ha perdido”, insistió.

CHINA, CLAVE PARA LA SOLUCIÓN

Según subrayó, la Unión Europea y la OTAN optan siempre por la diplomacia con Rusia acompañada de una política de disuasión, pero sobre la base del respeto al derecho internacional, los derechos humanos y la protección de la soberanía y la integridad territorial. “Putin ha abandonado esta perspectiva”, lamentó.

Ahora, cree que China es el país “que puede tener más influencia” en la resolución de conflictos -“si quieres, esa es la clave”- y está observando los acontecimientos “con cuidado” para “aprender lecciones”. “y no se equivoquen en sus afirmaciones.

“China es la solución, y creo que en algunos aspectos también están trabajando para evitar una extensión del conflicto -señaló la JEMAD-”.

3.000 RUSIA EN MALÍ

Además del escenario ucraniano, el almirante López Calderón llamó a centrarse en la región del Sahel, que es importante para Europa y especialmente para España y se ha convertido en un “contexto de competencia geopolítica”. Y pidió evitar dejar “brechas” para dejar espacio a Rusia para aumentar su influencia en la región.

Ya sea directamente a través de las Fuerzas Armadas o a través de grupos mercenarios como Wagner, explicó que Rusia brinda servicios de seguridad a los gobiernos africanos a cambio de explotar sus recursos naturales. Esta es una receta que se ha trabajado en República Centroafricana y se está expandiendo en Malí, donde Francia anunció la retirada de tropas este año y la Unión Europea replantea su misión de formar a las fuerzas de seguridad locales.

JEMAD dijo que Europa no debe dejar a Rusia en un vacío, pero también argumentó que la UE no podía aceptar el entrenamiento de un ejército que luego operaría con Wagner. Según la divulgación, se estima que Rusia tuvo una presencia de 3.000 personas en Malí entre sus propios contratistas y Fuerzas Armadas.

Además, esta situación contrapone dos modelos: “pragmatismo y ausencia de códigos morales” en Rusia y “respeto a los derechos humanos y al derecho internacional humanitario” en la Unión Europea. Y esto debe ser tomado en serio por los países de la región, advirtió, porque aceptar el apoyo de Rusia se ve favorable en el corto plazo, pero “está claro que fracasarán en el largo plazo”.

- Anuncio -
Redacción Prensa
Redacción Prensa
Última hora desde la redacción
- Anuncio -

Te puede interesar

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img