La demanda de electricidad en España crece un 2,6% en 2021, aunque es un 3,1% menor que antes del Covid-19.

0
30

La producción a partir de fuentes renovables aporta ahora el 46,6% del total y la energía eólica es alta.

MADRID, 4 de enero (EUROPA PRESS) –

La demanda nacional de electricidad alcanzó las 256.462 (GWh) horas en 2021, cifra que representa un aumento del 2,6% respecto a 2020, aunque es un 3,1% menor que en 2019, el año anterior al desastre del Covid-19.

Una vez corregidos los efectos de calendario y temperatura, la demanda del año pasado es un 2,5% superior a las registradas en 2020, según estimaciones de datos de Red Eléctrica de España (REE).

En 2021 a nivel mundial, las emisiones de fuentes renovables alcanzaron el 46,6%, en comparación con el 44% en 2020 y el 37,5% en 2019. A lo largo del año, la energía eólica fue el principal contribuyente a la generación, y el 23,3%, el paso nuclear (20,8%).%) , ciclos conjuntos (17,2%) e hidráulicos (11,4%).

A diciembre, el consumo eléctrico alcanzó los 22.049 GWh en el mes, un 1,7% menos que el registrado en el mismo mes del año anterior. Si se tienen en cuenta los efectos del calendario y la temperatura, la cifra fue un 1,3% inferior a la registrada en el año 2020.

En comparación con el período preepidémico (diciembre de 2019) y luego de ajustar el impacto del empleo y la temperatura, la demanda de electricidad nacional disminuyó un 1,1% en el mes anterior de 2021.

En diciembre, y según estimaciones de los datos, las emisiones de fuentes de energía renovable representaron el 46,2% del ‘mix’. En este mes, las emisiones de gases de efecto invernadero fueron de 11.053 GWh, un 7,5% menos que las registradas en el mismo período de 2020.

EL PODER ESPIRITUAL CUBRIÓ EL 28,8% DE LA GENERACIÓN EN DICIEMBRE.

En diciembre, la energía eólica fue la principal tecnología de generación del país. En concreto, su producción representó el 28,8% de la mezcla total (6.884 GWh), seguida de la circulación combinada (21,9%), nuclear (16,4%) e hidroeléctrica (10,5%).

Por su parte, la energía solar fotovoltaica produjo 1.018 GWh, un 37% más que en diciembre de 2020. Su contribución al mix nacional fue del 4,3%.

En el mes anterior de 2021, el 62,6% de la generación eléctrica provino de tecnologías que no emiten el mismo CO2 (gases de efecto invernadero).

En el sistema eléctrico peninsular, la demanda en diciembre fue de 20.846 GWh, un 2,1% menor a la registrada en diciembre de 2020. Si se observan los efectos del calendario y la temperatura, la demanda es un 1,6% menor que en el mismo mes del año pasado.

En comparación con el período previo a la epidemia (diciembre de 2019) y después de ajustar el impacto del empleo y la temperatura, la demanda de electricidad en la península disminuyó un 1,1%.

LOS REQUISITOS DE PENÍNSULA AUMENTAN 2.4% EN 2021.

De enero a diciembre de 2021, la demanda eléctrica en la Península se estima en 242.455 GWh, un 2,4% más que en el mismo período de 2020. En este caso, una vez corregida la influencia del calendario y la temperatura, la demanda se mantiene en un 2,4%. sobre.

En diciembre y según datos estimados, el 48% de la generación peninsular era de carácter renovable y el 65,2% procedía de tecnologías que no emiten el mismo CO2.

Por su parte, la energía eólica registró 6.789 GWh, siendo la primera fuente de producción, y la energía solar fotovoltaica 989 GWh, un 37,3% más que en el año 2020.

REDUCIDO 0.1% EN ISLAS BALEARES Y CRECIENDO 10% EN ISLAS CANANAS EN DICIEMBRE.

En Baleares, la demanda eléctrica en diciembre alcanzó los 436.735 megavatios (MWh), un 0,1% menos que la registrada en diciembre de 2020. Si se observa el impacto del calendario y la temperatura, la demanda disminuyó un 1,4%.

En comparación con el período preepidémico (diciembre de 2019) y tras ajustar el impacto del empleo y la temperatura, la demanda eléctrica de Baleares aumentó un 2,6%.

En la estimación general anual, la demanda balear se estima en 5.527.335 MWh, un 11,9% respecto al mismo período de 2020. El ciclo combinado, con el 83,3% de la energía producida en Baleares, fue la principal fuente de generación eléctrica del mes. Diciembre, seguido de los motores diesel (6%).

Durante ese mes, la energía renovable que no emite el mismo CO2 (gases de efecto invernadero) producida en la Comunidad Balear representó el 5,2% del total. Además, durante el mes de diciembre, la energía eléctrica de un enlace submarino entre la Península y Mallorca cubrió el 7,2% de la demanda eléctrica de Baleares.

Por su parte, en Canarias la demanda eléctrica se situó en 731.981 MW en diciembre, un 10% superior a la registrada en el mismo año 2020. Si se observan los efectos del calendario y la temperatura, la cifra supone un incremento del 9,9%.

En comparación con el período anterior a la epidemia, en diciembre de 2019, y tras ajustar el impacto del empleo y el clima, la demanda de electricidad canaria disminuyó un 2,2%. Para 2021, las estimaciones de demanda canadiense alcanzaron los 8.075.627 MW, un 1,6% más que en el mismo período de 2020.

El ciclo combinado, con el 45,8% del total, fue la primera fuente de producción eléctrica en diciembre, cuando las tecnologías alternativas y no renovables alcanzaron el 15,5% de la producción.