28.1 C
Parla
InicioGriñónLa relación de Esther Doña y Bruno R.A., en la cuerda floja

La relación de Esther Doña y Bruno R.A., en la cuerda floja

- Anuncio -

La vuelta de las vacaciones está teniendo un tema de cabecera en todas las reuniones sociales y no es otro que la ruptura del juez Santiago Pedraz y la ex marquesa de Griñón Esther Doña. Su anuncio de boda en el ‘¡Hola!’ cuando ya habían roto no sólo ha sido la comidilla de todas las sobremesas sino que ha puesto de manifiesto la accidentada relación que han mantenido durante todo el año que han estado juntos y que no ha sido tan dulce como nos hacían creer en sus posados o redes sociales. «Creí que se trataba de una pelea más» ha declarado Doña para explicar porqué no se creía que Pedraz le daba boleto en un escueto WhatsApp y omitiendo que una semana antes habían tenido una disputa con un adiós definitivo que tampoco dio por bueno.

Aunque no ha pasado ni un mes de su ruptura (será en dos días cuando se cumpla ese aniversario) mucho ha llovido entre los dos distanciándose hasta el punto que ni se hablan, ni se ven, ni se molestan en buscar una fecha en su agenda para esa conversación pendiente. Pedraz estuvo trabajando a finales de agosto pero lleva días de vacaciones y alejado de todos los rumores que esta ruptura ha generado en su entorno de la Audiencia Nacional. Habitual de un restaurante de la calle Almagro donde come casi a diario y se encuentra con sus buenos amigos, estos días ha puesto unos kilómetros de distancia tal vez con el objetivo de olvidarse definitivamente de quien iba a ser su tercera esposa a quien también había comprado un anillo de compromiso (y van dos).

Por su parte Esther Doña dice a los reporteros que ha vuelto a su rutina tras pasar unos días en Ibiza en el barco de su nuevo amigo, el empresario Bruno R.A., con quien ha encontrado consuelo tras la portada de ‘¡Hola!’. Como ya publicamos días atrás, se trata de un atractivo empresario dedicado al mundo de los transportes y que está divorciado y con hijos.

Precisamente y a raíz de que su amistad saliera a la luz me cuentan que Bruno R.A. no para de recibir presiones de sus amigos y familiares horrorizados cómo estarían de pensar que pudiera acabar en las crónicas del corazón y ennoviándose con la marquesa viuda y ex del juez. El mundo de Bruno, que desde el mes de junio estaba totalmente soltero tras romper su última relación después de varias reconciliaciones, es muy discreto y alérgico a los titulares de prensa y de ahí la preocupación que se respira entre su gente que intenta hacer lo posible para que esta reciente amistad que se afianzó en Ibiza haga aguas antes de que acabe el verano.

En cuanto a Esther últimamente sus escasas salidas son para ir al gimnasio y hablar con los pocos y muy cercanos amigos que tiene entre los que figura un conocido vidente que es a quien suele recurrir en momentos así. Lo más curioso es que el difunto marqués de Griñón también confiaba plenamente en los vaticinios de este vidente de nombre Vicente Herranz, un cabalista experto del péndulo hebreo y el árbol de la vida, que sin duda conoce muchos de los secretos de las grandes figuras de la aristocracia. Mientras unos acuden al coach o al confesor, otros seguramente Doña opte por su vidente de cabecera para saber si lo que ahora se llama consuelo pasará a denominarse fracaso o ilusión.

- Anuncio -
Redacción Prensa
Redacción Prensa
Última hora desde la redacción
- Anuncio -

Te puede interesar

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img