13.8 C
Parla
InicioLeganésLeganés-Oviedo (0-0): 57 días sin ganar en Butarque; Nafti sigue sin perder;...

Leganés-Oviedo (0-0): 57 días sin ganar en Butarque; Nafti sigue sin perder; aquello de la botella

- Anuncio -
  • El Lega ganó ‘a los puntos’ pero lo poco ofensivo que generó se encontró con el portero ovetense

  • Los síntomas de los ‘pepineros’ en Butarque son los mismos que en la mayoría de los partidos de la presente temporada

Banner Horizontal

El denominado ‘virus Fifa’, las convocatorias de los internacionales, provocan la esperpéntica situación de que un equipo no pueda contar con sus internacionales simple y llanamente porque forma parte de la Segunda división del fútbol español. El Lega, como en otras ocasiones, no pudo alinear en el importantísimo partido ante el Oviedo al japonés Gaku y al nigeriano Omerou. ¿Lo entiende? Es imposible de entender, pero pasa.

Nafti, en su tercer partido que olía a reválida desde muy lejos, confeccionó un once inicial en el que otorgó a Borja Garcés la nada sorprendente condición de titular. Antes o después tenía que llegar.  La clasificación es una realidad tan inestable esta temporada que los ‘pepineros’, echando cuentas, sabían que una victoria le mandaba a tres puntos del rival, que anda en esa zona que llaman calmada.

Tardó en entrar

A los blanquiazules les costó un mundo entrar en el partido de cualquiera de las maneras. No parecía tomar, en ningún momento, el control del mismo. Por el contrario, la sensación que sí daba era intentar una presión muy corta cuando el Oviedo tenía el balón y al Lega le daba tiempo a poder colocarse. No era mucho, pero era un buen síntoma. Otro de los síntomas que daban era intentar ponerle pólvora y rapidez a las contras. Tampoco era mucho, pero ya eran dos síntomas.  Hubo algún otro indicio vinculado a los saques de falta de Rubén Pardo. No era mucho, pero algo era.

Y es que la grada de Butarque seguía consumiendo partidos sin ver ganar a los suyos. Aunque el otoño no ha sido especialmente lluvioso, es cierto que ya ha llovido algo desde aquel 18 de septiembre cuando los locales lograron la última y única victoria conseguida en Butarque en la presente temporada. La del Oviedo era la novena comparecencia en casa del equipo y la segunda del entrenador. El partido tomó un derrotero de lento rozando la pesadez.

Creciendo el Lega

Hasta que, otra vez, todo despertó con un disparo envenenado de José Arnáiz desde fuera del área. El portero carbayón estiró la mano derecha lo justo para modificar la trayectoria del balón lo imprescindible para que el balón fuese a parar al palo derecho del guardameta ovetense. El partido no había cumplido la media hora y esas pequeñas cosas parecían dejar al Lega en una mejor situación para abrir el partido.

Y todo ello hasta que llegó la tercera ocasión clara de gol de los locales. Una contra en la que Garcés pudo centrar al área pero la tardanza en la resolución de Fede Vico permitió a los ovetenses ordenar la defensa hasta el punto de poder desbaratar con un despeje una jugada que parecía dibujada para terminar en el primer gol local. Poco después de la media hora, parecía que el Lega había encontrado la forma de superar el sistema defensivo visitante. Bajo esa pauta fría se llegó al refrigerio.

Segunda parte

El segundo acto se puso en marcha con un patrón muy similar al de la finalización del primero. El Leganés pareció tener más prisa en poner hirviendo la caldera y a los cuatro minutos de empezar hilvanó una gran jugada ofensiva que concluyó en saque de esquina tras una buena intervención de Femenías. Los de Nafti estaban haciendo algo que en el fútbol solo sirve para desgastar el rival: ir ganando a los puntos… O despertarle.

Entre que la cosa iba pasando con mucha pena y poca gloria, y que Ziganda decidió refrescar piezas, el Oviedo dio la sensación de irse bastantes metros más arriba. El técnico ovetense propuso bastantes más y mejores alternativas que el local que hizo lo que siempre se ha visto en Butarque: la opción Naim. Un chaval de la cantera sobre el que suele venir recayendo la responsabilidad de voltear un encuentro. ¡Qué trabajo le cuesta a los entrenadores proponer algo distinto a lo que comienzan sin miedo a equivocarse con cinco cambios!

Les cuesta muchísimo trabajo modificar su propuesta pese a la insistencia en lo poco que obtienen  con la misma. Y así, sobre ese derrotero, el difícilmente digerible partido fue llegando hasta el momento final con un detallito de Naim, un remate de cabeza de Fede Vico, un claro remate de Bruno y un empate que solo ‘los puntos’ le hubiesen dado algo más al Lega. El problema sigue.

LaLiga (Segunda división, Jornada 16ª)

CD LEGANÉS, 0; REAL OVIEDO, 0

CD LEGANÉS: 13. Riesgo; 2. Palencia, 6. Sergio García, 5. Bruno, 20. Javi Hernández; 14. Recio (17. Eraso, 75′), 18. Rubén Pardo; 12. Randelovic (34. Naim García, 66′), 21. Fede Vico,  10. José Arnáiz (9. Sabin Merino, 83′); y 28. Borja Garcés (11. Juan Muñoz, 75′).

REAL OVIEDO: 1. Femenías ; 24. Lucas, 4. David Costas, 12. Dani Calvo, 22. Pierre; 7. Viti (8. Sangalli, 55′) 14. Jimmy, 15. Brugman (5. Luismi, 66′), 10. Borja S. (16. Obeng, 66′); 19. Maheus Alas (20. Pombo, 55′) y 9. Borja Bastón (21. Isaac, 83′).

ÁRBITRO: Iglesias Villanueva (Colegio Gallego). Amonestó a los locales Bruno (70′) los visitantes David Costas (30′), Brughman (57′), Lucas (62′)

INCIDENCIAS: Estadio Municipal de Butarque. 7803 espectadores.

- Anuncio -
Redacción Prensa
Última hora desde la redacción
- Anuncio -

Te puede interesar

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img