Máxima tensión en Kazajstán por la posibilidad de nuevos eventos al inicio de la Navidad ortodoxa

0
30

Madrid, 6 de enero (EUROPA PRESS) –

El ejército de Kazajstán está en alerta máxima por posibles nuevos disturbios este viernes, coincidiendo con el inicio de la festividad navideña ortodoxa en el país, que coincide con los peores disturbios de los últimos años, principalmente debido al aumento de los precios. El gas natural licuado, indispensable para el transporte a través de la ex República Soviética, se ha convertido ahora en una protesta contra las autoridades.

Cuando comenzó el servicio de Nochebuena en la Catedral de Cristo Salvador en Moscú, el periódico kazajo Vlast informó que el centro económico del país, Almaty, estaba completamente sitiado. El ejército kazajo dispersará el centro de protestas, la Plaza de la República, después de un nuevo día de combates.

Según fuentes sobre el terreno de la agencia de noticias rusa Tass, la dispersión se produjo a última hora de la noche del jueves tras el final de la manifestación mediante disparos de balas que podrían haber dejado varios muertos y heridos.

Los autores del tiroteo no fueron identificados y huyeron. Según la red de noticias Jabbar 24, la sede de la administración de la ciudad y la institución presidencial también fueron despejadas.

Mientras tanto, el fiscal general de Kazajstán anunció el jueves que se habían abierto casos penales por “organizar y participar en disturbios a gran escala” y por iniciar una “investigación previa al juicio sobre un acto terrorista”.

Con este fin, según un comunicado compilado por la agencia de noticias oficial de Rusia, RIA Novosti, se ha creado un grupo de trabajo de investigación interdepartamental, que incluye “el personal más experimentado” del Ministerio del Interior y los servicios de seguridad.

En el mismo memorando, la fiscalía advierte que los participantes en el levantamiento kazajo podrían enfrentar sentencias que van desde ocho años de prisión hasta cadena perpetua con privación de la ciudadanía.

La policía kazaja, a su vez, acusa a “extremistas” así como a “extremistas altamente organizados” de haber sido “entrenados seriamente en el extranjero” para los disturbios.

Han estallado manifestaciones en varias ciudades de todo el país, incluidas Atyrau, Aktobe, Uralsk e incluso en la capital, Nursultan, donde actualmente hay un estado de emergencia de dos semanas.

Las autoridades kazajas han confirmado la muerte de “decenas” de personas que intentaron irrumpir en varios edificios de oficinas en Almaty el miércoles por la noche, mientras que la oficina del jefe de policía de la ciudad dijo que un total de 18 personas murieron. Sin embargo, los enfrentamientos sitúan el número de soldados y miembros de las fuerzas de seguridad heridos en 748.

Según fuentes de Mir-24 TV, entre los muertos se encontraba el conductor de una grabadora para el canal de televisión Almaty que recibió un disparo mientras filmaba cerca del palacio presidencial.

Naciones Unidas dijo el jueves a través de su portavoz Stephen Dujarric que actualmente no puede comparar datos sobre víctimas. “Lo que está claro es que las manifestaciones deben ser pacíficas”, dijo el portavoz de la ONU antes de confirmar que todo el personal de la ONU en el país – 285 y otros 25 miembros del personal de la misión de la ONU en Afganistán – estaban a salvo y en tierra.

En las últimas horas, se lanzó una operación antiterrorista en la región de Kizilorda, en el sur de Kazajstán, en la que 168 personas resultaron heridas en los disturbios, según Golshara, jefe del gobierno regional. ابدیخالیکووا. . La región se encuentra ahora en una “alerta roja por terrorismo”.

Presencia internacional

Los enfrentamientos han llevado a la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), que incluye a Armenia, Bielorrusia, Kazajstán, Kirguistán, Rusia y Tayikistán, a desplegar un grupo de protección llamado Ejército de Bielorrusia, que actualmente tiene su base en Kazajstán. .

“Las fuerzas bielorrusas llegaron con cinco aviones IL-76”, dijo el ministro de Defensa bielorruso, Viktor Khornin, durante las conversaciones con su homólogo kazajo Murat Bektanov. Las fuerzas están decididas a “restaurar el orden y prevenir violaciones al orden constitucional”, dijo.

En la actualidad, no sabemos si están actuando por invitación de Kazajstán después de que la portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Jen Saki, cuestionó la legalidad de establecer la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva. Según fuentes de dados, Naciones Unidas ya ha informado al Consejo de Seguridad de la ONU de las medidas de estabilización que está tomando.

En su comparecencia, Saki calificó de “locas” las acusaciones sobre la participación de Estados Unidos en las protestas. “Esta es una campaña de desinformación rusa, como todas ellas”, dijo.