19.2 C
Parla
InicioSalud¿Pueden los niños de cien años vivir más tiempo? Hay una...

¿Pueden los niños de cien años vivir más tiempo? Hay una respuesta genética.

- Anuncio -

Madrid, 28 de junio. (Europa Press) –

Un estudio liderado por el CIBER Fragilidad y Envejecimiento Saludable (CIBERFES) encontró que el análisis genético de los descendientes de cientos de años revela un rastro genético específico, lo que puede explicar por qué son más débiles que los descendientes de cientos de no adultos del mismo años. El Instituto de Investigación (INCLIVA) y la Universitat de València (UV) han publicado ‘Las Revistas de Gerontología’.

Por lo tanto, los centenarios exhiben una longevidad extrema y abreviatura morfológica y muestran una firma genética distinta, y su descendencia hereda la abreviatura patógena, que se mide por tasas más bajas de patología relacionada con la edad.

Por ello, el objetivo de este trabajo ha sido determinado por el equipo de Jose Vina, Presidente del Grupo CIBERFES, Analista Principal del Grupo de Investigación INCLIVA Envejecimiento y Entrenamiento Físico y Catedrático de Fisiología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valencia. Si su descendencia es débil y tiene una “huella genética del siglo”.

Para ello, utilizaron una muestra del área de salud cercana a Valencia, creada por los descendientes de los siglos 63, 88 siglos y no 88 siglos. Las condiciones para ingresar al estudio deben ser un padre mayor de 97 años, entre 65 y 80 años y sin enfermedades infecciosas.

De igual forma, el nivel de debilidad está determinado por la pérdida de peso, la fatiga, la fuerza de prensión débil, la velocidad de marcha lenta y frita criterio de que una persona con poca actividad física se considera débil.

“Nuestros resultados muestran que los descendientes de mayores de cien años son menos vulnerables que los de sus descendientes no contemporáneos”, explica Cónsul Boras, coordinador del estudio e investigador de CIBERFES.

“Además, recolectamos plasma y células mononucleares de sangre periférica de individuos en la muestra, y descubrimos que los patrones de expresión genética (ARNm y ARNm) de cientos de descendientes se correspondían más estrechamente con los de la descendencia”. No de cientos de años, sino de personas de la misma edad”, explicó.

Por tanto, la descendencia de centenarios es más débil que la descendencia de centenarios de la misma edad, “esto puede explicarse por su composición genética única”, apunta la investigadora del CIBERFES.

Este estudio es un precursor de la comparación de perfiles funcionales (vulnerabilidades) y perfiles genéticos (patrones de expresión de myrna y mRNA) entre los descendientes de centenarios y no centenarios, que, según José Vina, refuerzan la noción de que el el primero está genéticamente diferenciado y que los genotipos son genéticamente diferentes. . “

Por ello, explica, estos resultados pueden “contribuir a avances en la identificación de características genéticas y funcionales clave que se consideren biomarcadores del envejecimiento exitoso”.

Celebraciones del centenario, un ejemplo de envejecimiento exitoso

La proporción de personas mayores de 60 años está creciendo más rápido que otras edades, lo que se traduce en una mayor esperanza de vida y una disminución de la tasa de fertilidad.

La mayor parte de la investigación en esta área se ha centrado en aumentar el número de años pasados ​​sin defectos (esperanza de vida), a menudo denominado “envejecimiento exitoso”. Se considera que los centenarios son el epítome de este ‘envejecimiento exitoso’ porque parecen evitar o retrasar en gran medida la aparición de enfermedades relacionadas con la edad o síntomas geriátricos, ralentizando así el proceso de envejecimiento.

- Anuncio -
Redacción Prensa
Redacción Prensa
Última hora desde la redacción
- Anuncio -

Te puede interesar

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img