20.1 C
Parla
InicioInternacionalSomalia celebra mañana elecciones presidenciales con más de un año de retraso...

Somalia celebra mañana elecciones presidenciales con más de un año de retraso para poner fin a crisis política

- Anuncio -

Unos 40 candidatos se postulan para el puesto contra la amenaza a la seguridad del grupo terrorista al-Shabab.

Madrid, 14 de mayo. (Prensa Europa) –

El parlamento de Somalia celebrará el domingo elecciones presidenciales, retrasadas más de un año debido a las dificultades para celebrar las elecciones parlamentarias previstas para diciembre de 2020 por las tensiones políticas y el aumento de la inseguridad por los ataques del grupo terrorista al-Shabaab.

Un total de 39 personas que son figuras históricas en el país se han nominado para la presidencia, antes de una votación en las instalaciones del Aeropuerto Internacional de Mogadishu en medio de un gran aparato de seguridad.

El sistema político de Somalia no considera el voto directo, por lo que el presidente es elegido por miembros del parlamento recién formado luego de un proceso indirecto en el que las personas no tienen derecho a voto y los partidos políticos no participan.

Por lo tanto, los miembros del parlamento son elegidos por funcionarios regionales a través de representantes designados por líderes tribales tradicionales y miembros de la sociedad civil. Posteriormente, estas personas y miembros del Senado, que representan a las cinco regiones del país, tendrán la tarea de nombrar un nuevo presidente.

Este modelo refleja el poder que aún tienen las tribus en el país africano -cuatro de las cuales conservan la mayoría, con escaños igualmente repartidos- y la falta de un gobierno con capacidad de controlar la situación en la tierra de en medio, inseguridad y corrupción generalizada.

Las elecciones parlamentarias de abril llegaron a su fin después de varios retrasos desde finales de 2020, después de lo cual los líderes de ambas cámaras fueron elegidos por Adan Mohammad Noor Madoubeh, presidente de la cámara baja, y Abdi Hashi, presidente de la cámara alta.

El proceso de elección de miembros ejecutivos de la legislatura también marcó un hito histórico, luego de que Sania Yassin Samatar se convirtiera en la primera mujer en convertirse en vicepresidenta de cada una de las cámaras del parlamento de Somalia a fines de abril.

La votación también tendrá lugar 15 meses después del final de la actual presidencia de Mohammad Abdullahi Mohammad, en medio de críticas de la oposición por sus supuestos esfuerzos para prolongar el proceso electoral y permanecer en el poder en violación de la constitución.

Desde entonces, el llamado presidente “Farmjoo” se ha visto envuelto en una serie de enfrentamientos con el primer ministro Mohammad Hussein Rubel, quien ha intentado en dos ocasiones destituirlo de su cargo debido a las tensiones y las diferentes percepciones sobre él. Marco legal para la toma de decisiones

Farmjo anunció recientemente que intentará ser reelegido tras ganar las elecciones de 2017, aunque no parece estar entre los principales candidatos tras la derrota de sus candidatos en las elecciones primarias. Cargos dentro del parlamento

Los principales candidatos

De ahí que entre los principales candidatos al cargo se encuentren Sheikh Sharif Ahmed (2009-2012) y Hassan Sheikh Mohammed (2012-2017), expresidentes que en los últimos meses han criticado al actual mandatario, especialmente por las tensiones, con las que incluso ha sido amenazado. El comienzo del conflicto armado en la capital.

Sharif Ahmed, miembro del clan Hawiyeh, ha centrado su agenda política en completar el proceso de revisión constitucional y poner fin al conflicto con al-Shabaab, que tiene vínculos con la organización terrorista al-Qaeda, mientras que Sheikh Mohammed, también del clan Hawiyeh , se compromete a resolver las tensiones entre el gobierno central y las regiones.

Además, entre los candidatos más probables se encuentran el exprimer ministro Hassan Ali Jayer, que se postuló para el cargo entre 2017 y 2020 -cuando se vio obligado a dimitir tras un controvertido voto de confianza- y el presidente de la Región Semiautónoma de Pontlandia. . , Saeed Abdullahi Danny.

Ali Jayer, también miembro del clan Hawiyeh, defendió que su objetivo era mantener el programa político que impulsó como primer ministro, corrigiendo errores que derivaron en insultos en su contra, mientras que Danny, miembro del clan Dorud, defendió -que pertenece a “Fermajo”- se ha enfocado en fortalecer la economía y las instituciones.

Por otro lado, entre los 39 candidatos solo hay una mujer, la exministra de Relaciones Exteriores Fawzia Youssef Adam, aunque no es una de las favoritas. El papel de la mujer en la política somalí se mantiene, aunque se ha avanzado en los últimos años en cuanto a su representación en el parlamento.

En este sentido, Youssef Adam defendió durante su campaña la necesidad de integrar a las mujeres en el proceso político y darles más peso en la sociedad para hacer avanzar al país africano, y con base en su experiencia como ministro, apoyó su capacidad para impulsar reformas. ha hecho. y viceprimer ministro

La elección presidencial ha provocado un aumento de las tensiones en las últimas semanas, que se refleja en el aumento de los precios de los fusiles Kalashnikov en el mercado de armas, según informó la Nueva Agencia Humanitaria esta semana.

A principios de abril de 2021, los esfuerzos de Pharmagio para extender su mandato a través de una votación parlamentaria provocaron enfrentamientos en Mogadishu, un registro que genera preocupaciones de que la votación podría conducir a nuevos episodios de violencia en Mogadishu, la base principal de la tribu hawaiana.

Crisis e inseguridad humanitaria

La elección también se realiza en medio de la inseguridad que se vive desde hace años con la presencia de al-Shabaab, que controla partes del sur del país y realizó varios atentados en los días previos a la votación. En la capital y otras partes de Somalia.

Los últimos ataques del grupo incluyen un ataque en abril contra una instalación cerca del aeropuerto de Mogadishu durante la ceremonia de juramentación de los nuevos miembros del parlamento, que no dejó víctimas. La capital ha sido escenario de varios atentados en los últimos días, incluido el asesinato del jefe de la policía local Farhan Qaruleh, que había sobrevivido previamente a un coche bomba en julio de 2021.

Al-Shabaab también llevó a cabo un ataque contra la base de la misión de la Unión Africana (UA) en la ciudad somalí central de Al-Baraf a principios de mayo, matando al menos a diez soldados burundeses. A la Misión de Transferencia de la Unión Africana en Somalia (ATMIS), según el saldo facilitado por Gitega.

La base también ha sido alcanzada por misiles en los últimos días, una señal de la creciente inseguridad a pesar de los esfuerzos internacionales. ATMIS recibió el apoyo del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en abril como resultado de la reestructuración de la misión de la UA en Somalia (AMISOM), que apoya al gobierno en su lucha contra al-Shabab.

Además, la escalada de la crisis humanitaria en el país ha sacudido la peor sequía en casi cuatro décadas, lo que llevó al rublo a pedir ayuda internacional en marzo. Así, el presidente del Gobierno, que declaró el estado de emergencia a finales de 2021, advirtió que cerca de siete millones de personas resultaron afectadas.

Naciones Unidas ha desvelado un plan de respuesta humanitaria para Somalia que busca recaudar 1.500 millones de dólares (aproximadamente 1.320 millones de euros) para ayudar a 5,5 millones de personas en plena crisis de desplazamiento por la pérdida de campos de refugiados. Tensiones entre comunidades

- Anuncio -
Redacción Prensa
Redacción Prensa
Última hora desde la redacción
- Anuncio -

Te puede interesar

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img