14.3 C
Parla
InicioLeganésValladolid-Leganés (1-0): El Lega paga caro la 'siesta del carnero'* y cuando...

Valladolid-Leganés (1-0): El Lega paga caro la ‘siesta del carnero’* y cuando despertó en Pucela era tarde

- Anuncio -

 37 Visitas

  • *La siesta que se echaban los pastores tras andar con los rebaños antes del almuerzo

  • El Lega desperdició la oportunidad 1 de la vuelta 2 de la Liga 21_22 en el día 2 del año 22 para intentar acercarse a los de arriba, a las 2 de la tarde, en el año 2 de buscar el retorno 2 a la categoría 1

Crónica: juanma_alamo

Para los que somos unos apasionados de los números, y de lo que ello se deriva, afrontar el día 2 del mes 1 del año 22 a las 2 de la tarde el partido de la jornada 22 que es el 1 de la vuelta 2 de la Liga 21_22 era todo una declaración de intenciones. Es como si el azar te estuviese dando la oportunidad 2 para intentar en el año 2 tu retorno 2 a la categoría 1. Valga toda esta combinación para ver cuál iba a ser la puesta en escena del equipo que está a 3 puntos del puesto 10 que es el puesto que estaba a otro 3 puntos de la última plaza del play-off de ascenso.

El 2022 nació futbolísticamente mal para los ‘pepineros’ en Zorrilla. El mismo feudo donde el vigente campeón de Liga (el Atlético de Madrid) logró firmar el título. Aquí él que no se consuela es porque no quiere. El partido, además, suponía convivir con los contagios de COVID que están siendo habituales desde la última decena del calendario del ya afortunadamente pasado 2021.

Táctica, táctica y táctica

Los de Nafti, con la equipación más rara de las tres que tiene, fueron soportando el arranque pucelano. Ofrecieron una falsa sensación de querer dormir el partido, pero nada  más lejos de la realidad. El primer zapatazo ‘pepinero’ fue un tiro exterior de Javi Hernández desde fuera de área que Masip desvió como buenamente pudo. Hasta ese momento el partido había tenido más sensación local que visitante. La sensación fue que se equilibró con ese disparo.

El partido empezó a pendular. Iba de un lado a otro con una mayor presión de los pucelanos y una contención ordenada de los leganenses. Los de Nafti apretaban de lo lindo en el momento que los de Pacheta llegaban a su línea de tres cuartos. La cita, en ese pendular, entró más en el modo de una partida de ajedrez en el que la táctica se había adueñado del compromiso.

Solo había una manera de que el modelo en el que estaba integrado el partido y era con golpes de genialidades o errores de cadetes. Los dos se concentraron en la misma jugada. El albivioleta Roque Mesa centró con la derecha desde la izquierda y Nacho entró ‘como Pedro por su casa’ en el área, sin la más mínima oposición poniendo el balón hacia atrás de cabeza y por allí apareció el delantero centro local, Weissman, para ‘fusilar’ de cabeza a Asier Riesgo, que fue el único pepinero, que estuvo presente en la jugada. Por cierto, pese a lo que dijera el VAR, al que esto escribe le parecía fuera de juego.

Segunda parte

El Lega arrancó la segunda mitad con la necesidad de darle la vuelta al marcador. Pero entró en la segunda mitad con el efecto del final de la primera. Con un cierto tono de ‘siesta del carnero’ (aquella que se echaban los pastores antes del almuerzo). Y los ojos de todos se desperezaron con un disparo, otra vez desde fuera del área, de Gaku que obligó a Masip a intervenir.

Despertado el equipo, despertó el entrenador a la hora de montar la primera batería de cambios. Tinte ofensivo de los  mismos. Triple sustitución en la que salieron del campo Gaku, Garcés y Naim, y entraron Juan Muñoz, Bautista y Sabin Merino. Fue hacer los cambios y cambiar todo… para peor. El Valladolid empezó a tener el control del mismo y los minutos siguientes fueron de asedio a la meta de Asier Riesgo. Una tras otra: fuera, arriba, al palo, a un lateral.

Media hora final

El Lega se enfrentaba a la paradoja de tener que apretar algo más arriba con lo que ello suponía de desguarnecer  su propia defensa. Sorprendía ver que lo más destacado ocurría en una contra en la que más que intenciones pepineras en el remate, había desatinos.

Y el partido a poco más de 20 minutos del final había acelerado el movimiento pendular. Quería entrar en un toma y daca en la que ninguno de los dos parecía renunciar a la oportunidad de hacerlo pese a los riesgos que eso suponía para ambos en ese tramo del encuentro. Si daba el Valladolid sería el final, si daba el Lega habría empujón de ilusión.

El partido se fue consumiendo entre la misma pauta que  había mostrado. Los leganenses llegaron al final con muchas más opciones de las que merecieron pero no tuvieron ni siquiera la ocasión de poder igualarlo.  El año arranca con mazazo, más moral que otra cosa, con una derrota que, aun entrando dentro de la lógica, es una derrota que aleja (cada jornada estará mas lejos) del sueño de la fase de ascenso y acerca (cada jornada estará más cerca) a la salvación.

LALIGA (Segunda división. Jornada 22ª)

REAL VALLADOLID; CD LEGANÉS,

REAL VALLADOLID: 1. Masip; 2. L. Pérez, 5. Javi Sánchez, 15. El Yamiq (24. Joaquín, 55′), 22. Nacho; 12. G. Plata, 16. Aguado, 17. Roque Mesa (20. Fede, 83′), 19. Toni Villa  (25. Anuar, 83′); 10. Óscar Plano (23. Cristo, 77′) y 9. Weissman.

CD. LEGANÉS: 13. Riesgo; 2. S. Palencia, 3. Bustinza, 20. Javi Hdez. 16. Quintillá; 18. Rubén Pardo, 8. Gaku (11. Juan Muñoz, 57′), 14. Recio (22. Doukouté, 77′); 34. Naim (9. Sabin Merino, 57′), 28. Borja Garcés (24. Bautista, 57′) y 10. José Arnáiz (12. Randelovic, 82′).

ÁRBITRO: Trujillo Suárez (Canario).

GOLES: 1-0 (43′). Weissman.

INCIDENCIAS: Estadio Municipal José Zorrilla. 11.700 espectadores, con la consideración de que el aforo estaba reducido al 75%.

Banner Horizontal

- Anuncio -
Redacción Prensa
Última hora desde la redacción
- Anuncio -

Te puede interesar

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img