33.7 C
Parla
InicioNacionalAN condena a 7 años y 6 meses de prisión al que...

AN condena a 7 años y 6 meses de prisión al que sugirió el asesinato de Sánchez y destaca su “firmeza inquebrantable”

- Anuncio -



La Sala reconoció que su propuesta no era “fiable ni factible”, pero destacó el “alto peligro” de la “determinación” de Murillo.

MADRID, 12 de abril (Diario Europeo) –

La Audiencia Nacional condenó a siete años y seis meses de prisión a Manuel Murillo, el hombre que se había ofrecido a acabar con la vida del presidente del Gobierno, destacando la “firmeza inquebrantable” y “la voluntad de acabar con su vida” de Pedro Sánchez. en la situación política española”.

En una sentencia de este lunes, obtenida por Europa Press, la Sala Cuarta de lo Penal impuso a Murillo dos años y seis meses por homicidio en grado recomendado y cinco años de prisión por envío de armas de guerra. Además, lo condenó a ocho años por expropiación y portación de arma.

La sentencia se remonta al inicio de las amenazas, fijadas cuando Murillo se unió al grupo de WhatsApp ‘Terrasa por España’, en el que, desde junio de 2018, comenzó a publicar mensajes en el que se pronunciaba en contra de la exhumación de los restos del dictador. Francisco Franco del Valle Caído.

En ese momento, el acusado dio sus primeras advertencias: “Si es necesario, me armaré y me sentaré en la tumba de Franco y si se me acercan, tiro. Si tocan a Franco, les pedí que inicien la guerra”. de nuevo por nuestro honor.”(…) Y esta vez no dejaremos ni uno”.

Esos mensajes van avanzando hacia una meta clara a medida que pasan los años. “Al Sánchez hay que cazarlo como un cuerno (ciervo) y meter la cabeza en la chimenea. Hay muchos cazadores en España y ninguno tiene la pelota. Simplemente matan a los pobres animalitos que no rompen el Oeste. Españoles, esta cosa hay que cazarla”, sostuvo en su mensaje durante la citada conversación.

IDEAS DE CORTE “ÉL ES INTERIOR”

Como recordaron los jueces, Murillo “introspeccionó que la solución para provocar un cambio en la situación política española era provocar la muerte del presidente del Gobierno, lo que insistió en pedir ayuda para lograr”. Así, fue consciente en sus mensajes de que para “encabezar” se requiere “una mayor organización” para provocar “terrorismo”.

Además de sus declaraciones, el juzgado evaluó como situación de alta peligrosidad para Murillo todas las armas que le fueron decomisadas: en total, 13 de tipo legal y 7 de tipo prohibido, entre las que se encontraban armas de guerra, el fusil CETME hasta hace poco. Muy pocas eran las puntal del ejército español.

Sin embargo, ya pesar de su considerable arsenal y sus constantes amenazas, Sala destaca la improbable posibilidad de que “intente luchar contra la vida del presidente del Gobierno”. “La idea del acusado estaría cerca de lo irrazonable y por tanto de una propuesta poco fiable y por tanto inviable”, admitieron los jueces.

MI Hobby este año ES PASIVO

El fallo reconoció que no había un plan definitivo pero aseguró que había “una situación que presenta un alto grado de peligrosidad respecto a la decisión adoptada por Murillo”. En concreto, mencionó “el arsenal de armas que le incautaron, entre las que se encontraban en su casa y en el coche”, al tiempo que desconocía “su afición durante muchos años fue el tiro, yendo constantemente a un club a practicar”.

Por ello, la Sala asevera que en los mensajes analizados quedó acreditado que el demandado “se volvía cada vez más celoso, demostrando con firme determinación la voluntad del presidente del Gobierno de acabar con su vida”.

En este sentido, y “como en embrión, contábamos con la perseverancia, la fijación y la insomne ​​determinación del imputado responsable de la muerte del señor Sánchez Pérez-Castejón, a lo que hay que añadir que tuvo validez para el uso por lo que sólo tendrá elegir la adecuada, según las circunstancias, entre las cosas que guarda, para las cuales busca constantemente la ayuda que pide para sus tenaces ideas criminales”.

SUS REGLAS MÁS ALLÁ DE LA PARTICIPACIÓN DEL CONSUMO DE ALCOHOL

Además, el tribunal sostuvo que no se había probado un cambio espiritual de Murillo, refutando de igual forma apreciar la protección de la embriaguez total, así como la reducción de la embriaguez por el consumo de alcohol y drogas. .

El propio Murillo se encarga de subrayar en su declaración en el juicio y en sus últimas palabras que sus amenazas fueron sólo el resultado de un mal momento en el que consumió grandes cantidades de alcohol y trankimazina, lo que pudo haberle provocado la suerte de “alucinaciones”. o ensoñaciones”.

“Cada vez que bebía más, en un momento se bebía hasta dos o tres vasos de tubo de orujo, cubalibres. Era como los poetas británicos en el trabajo”, condena ahora el hombre.

Antes de la audiencia de sentencia, Murillo aprovechó para disculparse por sus “animales”. “Gracias a la Corte por dejarme salir de prisión temporalmente y estoy de vuelta al trabajo, sigo con mi vida, no me estoy escapando ni siendo tan peligroso porque en realidad no escribo whatsapp ni digo esas cosas”. .. más tonterías. Ya fue como una buena lección para mí”, resolvió.

- Anuncio -
Redacción Prensa
Redacción Prensa
Última hora desde la redacción
- Anuncio -

Te puede interesar

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img