20.1 C
Parla
InicioNacionalEl juez somete el caso de Miguel Ángel Blanco a 'Iñaki de...

El juez somete el caso de Miguel Ángel Blanco a ‘Iñaki de Rentería’ y cita a declarar a tres exjefes de ETA

- Anuncio -


Atribuyó la “incapacidad” de la acción de provenir de una orden y aseguró que la dirigencia no buscaba “evitar o prevenir” el magnicidio.

MADRID, 8 (PRENSA EUROPEA)

El juez de la Audiencia Nacional que investiga el asesinato del concejal del PP en Ermua, Miguel Ángel Blanco, ha acordado el sobreseimiento de la causa contra el exdirigente de ETA Ignacio Miguel Gracia, alias ‘Iñaki de Rentería’, por prescripción de los delitos que ha sido acusado y acordó citar a declarar a otros tres miembros de la dirección de ETA en el momento en que se ordenó el atentado.

Siguiendo órdenes de este mismo viernes, a las que tiene acceso Europa Press, el titular del Juzgado 6º Directivo Central cita como investigado a los exjefes de bandas José Javier Arizcuren ‘Kantauri’, Miguel Albisu Iriarte ‘Mikel Antza’ y María Soledad Iparraguirre ‘Anboto’ .

Así, y para oír por sí mismo a ‘Kantauri’, el instructor accedió a dictar una nueva Orden Europea de Detención y Entrega en su contra, accediendo a lo solicitado por la Fiscalía el martes de la semana pasada.

El juez tomó esta decisión tras recibir dos informes de la Ertzaintza y de la Guardia Civil, en los que los agentes señalaban al líder de la banda, a la que responsabilizaban de los asesinatos ocurridos el 12 de julio de 1997, pensando que podía marcharse sin más. Máximo órgano de gobierno de ETA.

Así, García Castellón dejó claro que la “decisión de realizar un acto de terror” la tomó el comité ejecutivo o la ZUBA. Lo mismo ocurre con la “información sobre el objetivo del acto terrorista y la planificación y ejecución de la acción”. “Son actuaciones creadas en el llamado ‘nivel de dirección’ de ETA, es decir, dentro de la cúpula de la organización terrorista”, ha añadido.

NOTA A LOS LÍDERES DE PSOE Y PP

El coche se remonta a marzo de 1992, cuando el líder de la banda fue “golpeado por la policía”, lo que llevó a la detención del líder de la banda en Bitart (Francia). Eso llevó a la organización a iniciar “debates internos secuenciales con el objetivo final de diseñar una nueva estrategia”.

Este nuevo ‘modo de operación’, ha señalado el juez, “incluye la designación de cargos políticos del Partido Popular y del PSOE como blanco de los actos terroristas de ETA, así como lugar de ejecución de atentados u otros actos terroristas de gran poder desestabilizador”. “, como el secuestro del funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara o el “intento de atentado” contra el rey Juan Carlos I.

“Kantauri”, “Mikel Antza”, Ignacio Miguel “Iñaki de Rentería” y “Anboto” forman parte de este nuevo comité ejecutivo de ETA, aseguró el juez.

Según el juez, el líder de la banda planificó en 1997 el “secuestro de un luchador” por parte del PP “bajo la amenaza de asesinarlo si el Gobierno no accedía a las exigencias del grupo terrorista”.

La “víctima de este hecho” será en última instancia Miguel Ángel Blanco “como miembro del citado partido político”, y que “se ha convertido en blanco predilecto de ETA, no sólo del jefe de Ministerio de Donosti, sino de todo el organización terrorista”.

DECISIÓN DE ALTA VELOCIDAD

García Castellón asevera: “Las comunicaciones orgánicas las dirigía en aquellos días el jefe del aparato militar de ETA, José Javier Arizcuren ‘Kantauri’, a otro comando de la organización terrorista, el comando. Bizkaia, así lo dejaba claro”, asevera García Castellón.

Para el juez, “dada la forma de actuar de ETA en la que su principal estructura directiva” es la encargada de tomar decisiones, es “improbable que un acto de terrorismo como el perpetrado contra ‘Blanco’ fuera realizado por un comandante de ETA sin decisión y planificación previa, así como órdenes concretas y concretas, emanadas” de ZUBA.

“La decisión de cometer un acto de terrorismo contra Blanco no fue tomada por un miembro concreto o aislado del comité ejecutivo de ETA, sino que requirió el consenso y la toma de decisiones, que fue adoptada con carácter general, por todos los miembros del equipo directivo. y las consecuencias de un acto de terrorismo como el de Blanco así lo exigen”, dijo.

El instructor también culpó a la dirigencia de la pandilla de que “no tomaron ninguna medida para terminar con el secuestro o la muerte de la víctima, demostrando una clara voluntad de producir resultados”.

“En ningún momento intentaron evitar o entorpecer el magnicidio, aunque pudieron. El acto de terror cometido por los comandos de Donosti no pudo realizarse por sí solo, se llevó a cabo de acuerdo con la ley, las órdenes y con la autorización expresa de los superiores, miembros del comité ejecutivo de ETA”, concluyó.

Todos estos motivos, que la Ertzaintza y la Guardia Civil señalaron en sus respectivos informes, son los que llevaron al juez a llamar a declarar a ‘Kantauri’, ‘Mikel Antza’ y ‘Anboto’. Sin embargo, la fecha y la hora de los informes se establecerán más adelante.

Y en cuanto a ‘Iñaki de Rentería’, el juez explicó que “las circunstancias ilícitas que determinaron su participación en los hechos habían concluido en el momento de su detención” el 15 de septiembre de 2000. Por tanto, y por delitos punibles con 15 años o más en prisión, el plazo de prescripción es de 20 años, que vence en 2020.

CAUSA ORIGINARIA

Fue el pasado mes de marzo cuando el juez García Castellón acordó reabrir la investigación por el asesinato del concejal del Partido Popular tras admitir a trámite una denuncia presentada por la Asociación por la Dignidad y la Justicia (DyJ).

En resumen, la asociación presentó cargos contra nueve líderes de pandillas en el momento de los hechos: Ignacio Miguel Gracia Arregui, alias ‘Iñaki de Rentería’; José Javier Arizcuren, alias ‘Kantauri’; María Soledad Iparragirre, alias ‘Anboto’; Juan Carlos Iglesias Chouzas, alias ‘Gadafi’; Mikel Albisu, alias ‘Mikel Antza’; y Asier Oyarzabal, alias ‘Baltza’.

Cabe recordar que, en el caso del asesinato de Blanco, la Sala Primera de lo Penal de la Audiencia Nacional condenó en 2006 a 50 años de prisión al exdirigente de ETA Francisco Javier García Gaztelu, ‘Txapote’, y a su pareja de afectos y ETA. miembro Irantzu Gallastegui Sodupe, ‘Amaia’ como autora del documento.

En su sentencia, el juzgado asegura que ambos “planearon y ejecutaron el secuestro y posterior asesinato de Miguel Ángel Blanco, siguiendo instrucciones del líder de la organización terrorista ETA, el objetivo más inmediato es secuestrar a un concejal del PP a cambio de la liberación de los presos pandilleros que tienen acceso a las cárceles del País Vasco”.

- Anuncio -
Redacción Prensa
Redacción Prensa
Última hora desde la redacción
- Anuncio -

Te puede interesar

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img