32.8 C
Parla
InicioCulturaHarry Styles en Madrid, delirio y firmeza de auténtica estrella pop

Harry Styles en Madrid, delirio y firmeza de auténtica estrella pop

- Anuncio -

Madrid, 30 de julio (Europa Press) –

Harry Styles es el artista del que quieres ser fan y estar en las primeras filas de sus conciertos. Éxito tras éxito, el británico sabe cómo escandalizar al público hasta el delirio, tal y como demostró la noche del viernes en un concierto con entradas agotadas en el Vizcaya Center de Madrid, donde interpretó el single de su gira ‘On Love Tour’. ‘ en España presentó el espectáculo. ‘, la gira con la que está confirmando quién es y dónde pertenece: en el estrellato pop internacional, con paso firme.

Muchos y en especial, muchos estaban esperando este 29 de julio para poder disfrutar por fin del concierto en Reino Unido, fecha que se pospuso en dos ocasiones por la pandemia. El afán por ocupar las primeras filas acercó lo máximo posible a los artistas, con algunas personas haciendo cola frente a WiZink durante cuatro días, dejando claro que la tendencia de los fans sigue vigente a día de hoy. Quizás aún más, ya que es uno de los ex miembros de la ‘boy band’ One Direction.

El nerviosismo y la tensión se apoderan del ambiente del estadio, listo para el frenesí que se espera cuando los cabezas de cartel suban al escenario, actualmente ocupado por la banda de rock alternativo Wolf Alice, abriendo para la próxima tormenta. . Hay 14.500 asistentes, muchos de ellos adolescentes y adultos jóvenes que han seguido a Styles desde sus inicios; hay tatuajes y carteles en su honor. Están envueltos en hojas de colores y tienen muchas banderas de la colección, así como estilos de vestimenta comerciales oficiales. Hay una cola enorme fuera del Punto de Venta de WiZink.

Con Wolf Alice ya fuera del escenario, quedan minutos para la aparición de Britain. Mientras tanto, fuertes explosiones de antaño resuenan en los altavoces y los cánticos de “Harry, Harry, Harry” resuenan entre la multitud. De repente, el tiempo parece detenerse cuando los músicos salen primero y luego Stil, con una camisa de rayas de colores, pantalones con líneas en zigzag amarillas y moradas y un collar de grandes bolas rosas.

Son poco más de las 21:10 y así comienza el espectáculo, al ritmo de ‘música para un restaurante de sushi’, tapado por los gritos ensordecedores de los fans. Styles lo hace todo, rebosante de frenesí mientras se balancea de un lado a otro del estadio, bailando la canción de su álbum ‘Harry’s Home’, que interpretará durante la gira. El disco, alabado por crítica y público, ha llevado al Reino Unido a confirmarse como un referente del pop internacional actual, en una línea ya más madura que sus anteriores trabajos en solitario, ‘Harry Styles’ y ‘Fine line’. Esta semana ha sido nominado a un Mercury Award por su nuevo disco.

La euforia de la primera canción continúa con “Golden”, que introduce las primeras palabras del cantante en español: “un, dos, tres, cuatro”. Guitarra en mano, también pregunta: “¿Cómo te sientes hoy, España?” WiZink está a punto de caer en medio de la exageración.

Luego el sonido de ‘Adore you’, con el artista en su mejor momento, disfrutando, bailando como un gigante, como quien se encierra en su habitación y mueve su cuerpo sin límites. Harry parece sentirse como en casa mientras camina por la pasarela en medio del estadio. Mientras tanto, le llovieron flores. Y no puede dejar de mirar a la multitud y enderezar la sonrisa. Sabes que te gusta y lo aprecias.

“Es un placer estar aquí esta noche (…) Gracias, gracias, gracias”, exclamó el británico de 28 años, quien le dijo a la audiencia que disfruten del espectáculo y reivindiquen la libertad y el amor. todos. Aplausos y aplausos en público. Así da paso a temas más pop, como ‘Daylight’, en la que la guitarra vuelve a moverse, o la bailable ‘Cinema’, de pasos sexys y atrevidos. También canta ‘Keep Driving’.

Mientras tanto, aprovecha para hablar con sus fans, ellos recogen los ramos de flores que le vuelan. Incluso pasa tiempo hablando con ellos entre sus canciones. Rosa, Ana, Julia y su padre, a quien todo el estadio le canta el “Cumpleaños feliz” a petición de Stiles, será un día que sus fans recordarán el resto de sus vidas. Por eso, y por carisma y talento, Harry Styles es el artista que quieres como ídolo. Y disfruta de la primera fila.

De ‘MATILDA’ a ‘KIWI’

El ritmo festivo se corta para dar paso a algunas de las canciones más emotivas de Gran Bretaña, que se colocan al final de una pasarela protegida por luces que iluminan un estadio dedicado. Canta ‘Matilda’ y ‘Boyfriends’ mientras toca la guitarra acústica. Se escuchan gritos y lágrimas entre el público. Otros se abrazarán.

Vuelve la fiesta al ritmo de ‘Lights Up’, en el que se lanzan banderas al escenario mientras la cantante se eleva entre los vítores de los felices fans. Continúa con ‘Satélite’, que canta eléctrica y loca. Él lo disfruta y el público más. También corren ‘Why Me’ y ‘Treat People Kindly’, colectivo bandera en mano, y llega un momento de máxima locura (aún más) con ‘What Makes You Beautiful’, de One Direction, uno de los hits.

“Te amo con todo mi corazón”, expresa luego el artista, luego de interpretar “Night Night Talk” e introducir “Amor de mi vida”, que el público, al igual que otros, canta con entusiasmo y pasión, entre constantes aplausos. El cantor y sus músicos se retiran un minuto.

Luego viene el final, un conjunto de probablemente los grandes éxitos de la película. ‘Sign of the Times’ abre con un poderoso final, en el que por momentos los sonidos y gritos de la multitud impiden que el artista sea escuchado, pero quizás, el canto colectivo es lo que quiere el público. En una continua muestra de interés por sus fans, Styles recoge una carta de uno de ellos, mientras otros lloran y hablan por videollamada con quienes no pudieron asistir.

Styles continúa con ‘Watermelon Sugar’, que le valió un Grammy a la Mejor Interpretación Pop Solista en 2021, y ‘As it was’, canción que ha alcanzado el número uno en varios países. Interpreta la canción sin dar la vuelta al escenario, intenta dedicar momentos a todo el público, bailando, saltando. incombustible Y así llega al final, para el que elige ‘kiwi’. En esta canción rockera da lo que le queda para despedirse de sus fans. Antes de eso, prometió que no los dejaría pasar otros 4 años para volver a verse.

El fenómeno mundial finaliza así su concierto tras una hora y 45 minutos de conmovedores éxitos pop y baladas. Se nota que ha dejado al joven que saltó a la fama internacional tras participar en el ‘X Factor’ y ha alcanzado el puesto de estrella del pop en música y estilo. Además de ser un creador de éxitos, es un ícono de la moda por desafiar la masculinidad tradicional. Tras su paso por Madrid, el inglés continuará su gira en Lisboa, donde hará un alto en su gira europea antes de poner rumbo a Latinoamérica.

- Anuncio -
Redacción Prensa
Redacción Prensa
Última hora desde la redacción
- Anuncio -

Te puede interesar

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img