6 C
Parla
InicioMadridLa Audiencia de Madrid ordena investigar a más policías por un nuevo...

La Audiencia de Madrid ordena investigar a más policías por un nuevo caso de ‘patada en la puerta’

- Anuncio -

Se trata de los agentes que accedieron por el método del resbalón en una vivienda de la calle Velázquez

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) –

La Audiencia Provincial de Madrid ha ordenado investigar a los agentes de la Policía Nacional que accedieron el pasado 22 de marzo a la fuerza en una vivienda de la calle Velázquez por el método del resbalón para disolver una fiesta ilegal, han informado a Europa Press fuentes jurídicas.

Este caso se produjo el pasado 22 de marzo, un día antes de los hechos que desembocaron en otro caso judicializado contra seis agentes de la Policía Nacional por un delito de allanamiento de morada en la calle Lagasca de la capital.

Se da la circunstancia de que tres agentes coinciden en los dos operativos, entre ellos el subinspector al mando del dispositivo de ambas intervenciones.

Tras entrar los agentes en el piso de la calle Velázquez, en el distrito Salamanca, se procedió a la detención de dos jóvenes, quienes se querellaron contra los policías.

La querella recayó en el Juzgado de Instrucción número 26 de Madrid, cuyo titular acordó archivar la causa penal. Fue entonces cuando la defensa de los moradores, representada por el letrado Juan Gonzalo Ospina, interpuso un recurso ante la Audiencia Provincial de Madrid.

Ayer los magistrados de la Sección Tercera se reunieron para deliberar sobre el recurso, cuyo fallo ya se ha emitido. En el auto, al que tuvo acceso Europa Press, se acuerda estimar el recurso de apelación y ordena al Juzgado a que proceda “a la toma de declaración del querellante y de los querellados y se pronuncie después sobre las eventuales diligencias de investigación que puedan derivar de la misma”.

Juan Gonzalo Ospina ha destacado que “los hechos enjuiciados no son una cuestión baladí”. “Estamos discutiendo sobre la defensa de derechos fundamentales, la inviolabilidad del domicilio, un derecho inherente a la dignidad humana”, ha dicho.

Los magistrados señalan que del examen del testimonio del procedimiento judicial “se desprende que no hubo consentimiento por parte del ahora querellante con contrato de arrendamiento a su nombre respecto del domicilio señalado y que la decisión de entrada en el inmueble fue tomada ante la ausencia de respuesta a las órdenes de los agentes y a los apercibimientos que de forma reiterada se llevaron a cabo, razón por la cual se procedió a la apertura de la puerta de acceso al domicilio mediante el método del resbalón sin causarse daño alguno”.

Precisamente, fueron los magistrados de la Audiencia madrileña quienes ordenaron el pasado junio investigar a los agentes que disolvieron una fiesta ilegal en el número 18 de la calle Lagasca entrando en el piso con una ariete sin autorización judicial.

El instructor de esta causa, el juez Jaime Serret, acordó recientemente archivar las actuaciones a cinco de los seis agentes investigados por un delito de allanamiento de morada al considerar que cumplieron órdenes de su superior. Por ahora, solo se acusa al subinspector al mando del operativo policial.

El inquilino, también defendido por Juan Gonzalo Ospina, anunció ayer que recurrirá este archivo parcial al considerar que los policías podrían haber incumplido las órdenes ilegales de su superior al no contar con autorización judicial para acceder en la vivienda.

- Anuncio -
Redacción Prensa
Última hora desde la redacción
- Anuncio -

Te puede interesar

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img