20.7 C
Parla
InicioMadridLa Comunidad tendrá en cuenta los suspensos para pasar de curso y...

La Comunidad tendrá en cuenta los suspensos para pasar de curso y recuperará las calificaciones numéricas y la Filosofía

- Anuncio -

En Matemáticas, se ha concretado el currículo y “usado un lenguaje más directo y fácil de comprender”

MADRID, 26 Abr. (EUROPA PRESS) –

La Comunidad de Madrid tendrá en cuenta el número de suspensos para promocionar de curso en Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y recuperará tanto las calificaciones numéricas como la Filosofía como asignatura optativa en el currículo, según el proyecto de decreto del Consejo de Gobierno al que ha tenido acceso Europa Press.

En concreto, y sobre la promoción de un alumno de curso, se hará cuando haya superado todas las materias o ámbitos cursados, así como cuando tengan evaluación negativa en una o dos materias. También promocionarán cuando el equipo docente considere que la naturaleza de las materias no superadas les permite seguir con éxito el curso siguiente y se estime que tienen “expectativas favorables de recuperación y que dicha promoción será beneficiosa para su evolución académica”.

Para facilitar la toma de decisiones sobre la promoción de los alumnos por parte de los equipos docentes, estos podrán tomar en consideración que un alumno repetirá curso cuando tenga evaluación negativa en tres o más materias.

Asimismo, de forma excepcional podrán decidir la promoción de un alumno con evaluación negativa en tres materias cuando se den conjuntamente varias supuestos.

Estos son que dos de las materias con evaluación negativa no sean simultáneamente Lengua Castellana y Literatura y Matemáticas y que el equipo docente considere que la naturaleza de las materias con evaluación negativa “no impide al alumno seguir con éxito el curso siguiente, que tiene expectativas favorables de recuperación y que la promoción beneficiará su evolución académica”.

Las decisiones del equipo docente sobre promoción o titulación del alumno atenderán a la consecución de los objetivos, al grado de adquisición de las competencias establecidas y a la valoración de las medidas que favorezcan el progreso del mismo, y se adoptarán por mayoría cualificada de dos tercios, previa deliberación, de la que se dejará constancia en acta, según esta norma.

Las demás decisiones serán adoptadas por consenso y, si ello no fuera posible, se adoptará el criterio de la mayoría absoluta, es decir, más de la mitad de los miembros que integran el equipo docente del alumno.

CALIFICACIONES NUMÉRICAS

Por otro lado, los resultados de la evaluación se expresarán en los siguientes términos: insuficiente (IN), suficiente (SU), bien (BI), notable (NT) y sobresaliente (SB).

La evaluación de las competencias específicas de cada materia o ámbito se calificará con valores numéricos entre uno y diez puntos sin decimales.

Además, los resultados de la evaluación expresados en los términos a los que se refiere el apartado anterior se relacionarán con las calificaciones, de tal forma que se indicará insuficiente (IN) para las calificaciones con valores entre uno y cuatro, suficiente (SF) para la calificación con valor cinco, bien (BI) para la calificación con valor seis, notable (NT) para las calificaciones con valores siete u ocho y sobresaliente (SB) para las calificaciones con valores nueve o diez.

MENCIONES HONORÍFICAS

Por otro lado, en el proyecto del Gobierno madrileño también se incluye que a los alumnos que obtengan en una determinada materia la calificación de diez podrá otorgárseles una mención honorífica siempre que el resultado obtenido sea consecuencia de “un excelente aprovechamiento académico unido a un esfuerzo e interés por la materia especialmente destacables”.

Las menciones honoríficas serán atribuidas por el departamento de coordinación didáctica responsable de la materia, a propuesta del profesor que impartió la misma, o de los profesores si hay más de un grupo.

El número de menciones honoríficas por materia en un curso no podrá superar en ningún caso el 10% del número de alumnos matriculados de esa materia en el curso. La atribución de la mención honorífica se consignará en los documentos de evaluación con la expresión ‘Mención’ a continuación de dicha calificación.

FILOSOFÍA E HISTORIA

En cuanto a las materias, la Filosofía se fija como optativa de oferta obligada en 4º ESO. Se añadirán optativas por Orden. Además, se definirá la alternativa a la Religión, para evitar que la religión sea considerada una carga al ser una asignatura adicional.

También, se incorporan contenidos concretos que permitan contextualizar el conocimiento (teorías científicas y matemáticas fundamentales, leyes físicas, autores y obras más representativos de la Historia, de la Literatura y del Arte, etc.).

“Las enseñanzas mínimas del Estado carecen de una concreción en conocimientos, necesarios para que el alumnado ponga en práctica estas destrezas y competencias”, señalan desde el Ejecutivo autonómico.

En el caso concreto de la materia de Geografía e Historia se mantendrá el estudio cronológico de la Historia, así como el estudio de mapas físicos y políticos.

En Lengua Castellana y Literatura, se ha completado las bases de la gramática que estaban ausentes (adjetivos o pronombres) y completado el currículo con los autores más relevantes de la literatura (Siglo de Oro o Generación del 98). Se da importancia a aprender a hablar en público, escribir y resumir.

En Geografía e Historia. Se ha completado el currículo y ampliado con mayor profundidad la línea cronológica, precisando la redacción genérica y generalista que recoge el Real Decreto 217/2022.

Se incluye la Hispania Romana, las ciudades españolas (en geografía) y los descubrimientos geográficos. Asimismo, se incorporan los elementos del medio físico como los principales accidentes geográficos y áreas bioclimáticas, los movimientos de la Tierra, los continentes océanos y mares, el legado judío, el legado de España en América, la organización política y territorial de España, los estados miembros de la UE, el terrorismo de ETA, etc.

MATEMÁTICAS

En Matemáticas, se incluye la jerarquía de las operaciones, la raíz cuadrada, sucesiones, la regla de Ruffini, entre otros. Se ha concretado y, sobre todo, “usado un lenguaje más directo y fácil de comprender”.

Se incorpora también el valor absoluto de un número entero, la obtención, a partir de su descomposición factorial, del máximo común divisor y del mínimo común múltiplo de dos números, las progresiones aritméticas y geométricas y la división y factorización de polinomios.

La incorporación más importante se da en 4º de la ESO en ambas modalidades de Matemáticas (la A y la B, que los alumnos deben elegir en función del tipo de estudios que prevén realizar en el futuro), al añadir los logaritmos, definición y propiedades.

Además, en Matemáticas B, por las que suelen optar los alumnos que se encaminan hacia el Bachillerato, también se añade la resolución de ecuaciones, tanto polinómicas de grado mayor de dos, como exponenciales, logarítmicas e irracionales.

- Anuncio -
Redacción Prensa
Redacción Prensa
Última hora desde la redacción
- Anuncio -

Te puede interesar

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img