18.7 C
Parla
InicioAlcorcónLa premeditación del crimen de Denisa descarta que la acusada sea inimputable...

La premeditación del crimen de Denisa descarta que la acusada sea inimputable por su trastorno de personalidad

- Anuncio -

Se le abrió un expediente en la cárcel por vender pastillas y hachís a otras internas, según forenses

MADRID, 16 Sep. (EUROPA PRESS

Los médicos forenses que examinaron a Rocío M. han determinado en el juicio que el crimen de Denisa Dragan, la joven que murió apuñalada en noviembre de 2018 en Alcorcón, se planificó y no respondió a un acto impulsivo de la agresora al existir una “reflexión crítica” previa, lo que descartaría que influyera el trastorno límite de personalidad que padece la acusada.

La Sala que enjuicia el asesinato con Rocío y Mario T. en el banquillo de los acusados ha escuchado esta mañana la pericial de los forenses que exploraron a la joven. El examen forense se practicó tanto en el juzgado de Alcalá de Henares como en la clínica forense de Salamanca al cumplir Rocío prisión provisional en el centro penitenciario de Topas (Salamanca) – .

A la agresora se la detuvo un día después de presuntamente apuñalar en el abdomen a Denisa en la puerta del local que usaba como morada en Alcorcón. En la sala de espera del hospital, confesó a la Policía ser la autora del embate.

La joven fue internada en la cárcel de Topas debido a los numerosos expedientes disciplinarios en otros penitenciarios por su conflictividad hacia funcionarios y otras internas. También tuvo episodios de autolesiones para gestionar la tensión emocional. En una ocasión se la expedientó por vender pastillas y hachís a otras funcionarias, según forenses.

Su defensa expuso en los informes previos a la vista que su clienta no era responsable de los hechos pero solicitó, de forma subsidiaria, si es condenada que se contemple una atenuante por adicción a las drogas y una eximente por alteración mental.

TRASTORNO LÍMITE

A la acusada se le diagnóstico un trastorno límite de personalidad del tipo grupo B, y un patrón abusivo de consumo de sustancias tóxicas (cannabis, cocaína y alcohol). A este grupo con alteración en el comportamiento se le asignan rasgos antisociales, histriónicos y narcisistas.

Los especialistas han expuesto que este tipo de trastorno puede ser controlado si bien lo puede agravar el consumo de drogas. “Esta patología no anula las capacidades volitivas y cognitivas –querer y entender– ni el conocimiento de la norma. Pero si se consume, se produce una patología dual al sumar cuadros”, ha dicho una de las forenses.

Otra perito ha explicado que en los hechos juzgados se observa que hubo una premeditación para ejecutar los planes del crimen al haber un traslado en coche a la escena de los hechos y una espera previa en el lugar.

“No es un acto impulsivo, que es la característica de estos trastornos. Se descarta que esté relacionado con sus antecedentes psicológicos”, ha señalado.

Otro experto en psiquiatría ha señalado que este trastorno supone un descontrol en las emociones y en el modo de gestionar problemas, recordando que la chica sufrió varios abortos de Mario poco antes al crimen.

El director médico de Alcalá Meco ha explicado que Rocío ingresó primero en el mejor módulo de la prisión pero por su mal comportamiento se la trasladó a otro de internos más conflictivos. “No es una persona que no se de cuenta de lo que hace”, ha agregado.

Ayer, agentes del Grupo VI de Homicidios desvelaron que Rocío M. confesó en una sala de espera de un hospital ser la autora del crimen cuando sufría una crisis de ansiedad. “Me azuzó unos perros de raza peligroso y me defendí”, manifestó a los policías.

No obstante, varios policías han descartado que los perros atacaran a Rocío al estar encerrados en el salón. De hecho, ni siquiera los agentes escucharon a los canes durante la inspección ocular.

- Anuncio -
Redacción Prensa
Redacción Prensa
Última hora desde la redacción
- Anuncio -

Te puede interesar

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img