4.7 C
Parla
InicioMadridLa violencia machista, la corrupción y los derechos fundamentales marcan la actividad...

La violencia machista, la corrupción y los derechos fundamentales marcan la actividad judicial durante 2021

- Anuncio -

MADRID, 31 Dic. (EUROPA PRESS) –

Los juzgados y tribunales madrileños han recuperando este 2021 el pulso habitual tras el parón parcial en su actividad derivado por la crisis sanitaria con el impulso de procedimientos de interés y la celebración de juicios mediáticos como el de la expresidenta regional Cristina Cifuentes o el de César Román, alias el ‘Rey del Cachopo’.

La actividad judicial arrancó este año que se va con el juicio por el ‘caso máster’ que sentó en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial de Madrid a Cristina Cifuentes por un delito de falsedad documental.

Debido al auge de casos de Covid tras las navidades pasadas, la vista oral se siguió por ‘streaming’, al igual que otros juicios de especial interés en el ámbito judicial madrileño hasta que los contagios se redujeron en la pasada primavera.

La Audiencia Provincial de Madrid consideró a la exdirigente política y ahora tertuliana televisiva que no era “penalmente responsable” por la falsificación de documentos en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (URJC y) la absolvió, lo que confirmó meses más tarde el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

Otro juicio mediático fue el que juzgó a César Román, conocido como el ‘Rey del Cachopo’, por el crimen el 5 de agosto de 2018 de su pareja Heidy Paz. El popular empresario fue condenado a 15 años de cárcel por un delito de homicidio, del que quedó integrado la profanación del cadáver al haber descuartizado a su víctima.

Ya para el año que viene queda pendiente la deliberación del recurso que interpuso César contra la sentencia condenatoria. Estaba previsto que la vista pública se celebrara el pasado 14 de diciembre pero tuvo que ser suspendida por motivos de salud de su abogada.

PRIMAR CASO DE HOMICIDIO AL VOLANTE

Los tribunales madrileños también juzgaron este año el primer caso en la Comunidad de Madrid que sentó en el banquillo a un acusado de matar a una persona al volante. Y dictó la primera sentencia condenatoria por un delito de homicidio en el marco de la seguridad vial.

Kevin Cui fue condenado por la Audiencia Provincial de Madrid a ocho años de cárcel por la muerte de Víctor López, al que arrolló en el 15 de septiembre de 2019 cuando circulaba en dirección contraria, a gran velocidad y borracho por la M-50.

Y tras años de esperas se celebró el juicio contra Fermín Oslé Uranga, exconsejero delegado de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS), y Alfonso Benavides Grases, antiguo apoderado de Fidere Vivienda, por la presunta venta fraudulenta de 1.860 viviendas a un fondo de inversión en 2013 bajo el mandato de Ana Botella, que testificó en la vista.

La sentencia se espera para después de las navidades. Los afectados confían en que la Justicia se ponga de su lado y revierta la operación urbanística.

Los juzgados madrileños también han tenido que resolver cuestiones relativas a derechos fundamentales como el derecho a la inviolabilidad del domicilio con motivo de las fiestas ilegales realizadas durante la pandemia que propiciaron el presunto uso desproporcionado de la fuerza en intervenciones policiales.

Uno de los casos más mediáticos se sigue en el Juzgado de Instrucción número 28 de Madrid. En la causa estaban acusados seis agentes por un delito de allanamiento de morada al haber entrado a la fuerza en un piso de la calle Lagasca de la capital con una ariete para disolver una fiesta ilegal.

El juez cerró el caso solo con la acusación del jefe del dispositivo judicial, una decisión que está pendiente de resolverse en la Audiencia Provincial de Madrid a instancias de un recurso de la acusación particular en la causa.

- Anuncio -
Redacción Prensa
Última hora desde la redacción
- Anuncio -

Te puede interesar

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img