23.6 C
Parla
InicioMóstolesTamara Gorro, emoción y amor a raudales en uno de los días...

Tamara Gorro, emoción y amor a raudales en uno de los días más especiales de su vida como pregonera de Móstoles

- Anuncio -

   MADRID, 12 Sep. (CHANCE) –

   Este domingo Tamara Gorro ha vivido uno de los días más especiales de su vida. Y es que la influencer ha sido la encargada de dar el pregón de Móstoles, un momento inolvidable que ha vivido rodeada de su familia y derrochando amor y complicidad con Ezequiel Garay, al que está más unida que nunca tras un impass de varios meses en su relación que les sirvió para darse cuenta de lo enamorados que están.

Radiante con un elegante diseño en color blanco y “temblando” por la emoción y los nervios de verse aclamada por miles de mostoleños, Tamara dio el pistoletazo de salida a las fiestas de su localidad natal con un emotivo discurso en el que, como no podía ser de otro modo, ha estado muy presente su ‘princesa’ Valeria, fallecida de cáncer a finales de julio y a la que la comunicadora ha querido dedicar el pregón.

“Vecinos, amigos, familia, me habéis hecho muy feliz. Esto es lo que más ilusión me hace en esta vida. Aparte de dedicárselo a mi yaya, mi abuelo, mis sobrinas, mi marido, que está ahí, mis hijos, permitidme que se lo dedique a una persona muy especial: he perdido hace un mes y medio a mi niña, fue la última noticia que le pude dar. Le dije: tu tía Tamara va a dar el pregón en Móstoles. Antes de irse al cielo, se puso muy contenta y esto, princesa, va por ti porque está saliendo muy bien” ha recordado muy emocionada.

Un emotivo discurso en el que además ha presumido de su amor por su ciudad natal, ganándose el aplauso de sus vecinos, a los que saludó desde el balcón del Ayuntamiento rodeada de su familia antes de protagonizar un beso de película con Ezequiel Garay, de quien se confiesa enamoradísima.

“Todo está bien. Hay baches, se superan, se continúan y las segundas oportunidades son buenas. No existe una pareja idílica. Discutes, te enfadas, re arreglas, te quieres, te odias, luego te amas… Es la vida. Hay que luchar por el amor y puede que mañana te diga que nos hemos peleado, no lo sé. Pero de momento me mira bien y le amo” nos ha contado con una inmensa sonrisa.

   “Dar el pregón ha sido un regalo y ha significado mucho para mí. Yo tengo claro algo y es que mis raíces son mis raíces, ¿por qué voy a renegar de ellas? Es lo más bonito que puedo tener y que me va a acompañar de por vida” ha confesado, sin creerse todavía que haya sido elegida para ser la pregonera de su Móstoles del alma porque “yo no soy famosa. Me conocen porque grito mucho, porque soy muy pesada”. “Esto me ha dado mucha energía, mucha motivación, brutal” señala.

   Emocionada, Tamara ha recordado a su princesa, reconociendo que todavía le cuesta mucho hablar de ella porque su muerte está “muy reciente todavía y no estoy preparada”. “Mes y medio, el 28 de julio. Desde ese día hay un antes y un después en mi vida. Ha cambiado todo en mí. Siento paz, siento compañía, siento fuerza, pero lo llevo mal. Cuanto estás mal, te levantas, te pones el disfraz de ‘ah, estoy bien’ y luego estás hecho una mierda. Creo que nos pasa a todos, pero poco a poco. Ha sido un verano muy movido y no me ha dado tiempo a asumir nada” confiesa.

Y es que el fallecimiento de la pequeña Valeria ha supuesto un durísimo golpe para la influencer, que todavía lucha por superar su depresión: “No sé como va mi recuperación. He quedado con mi psiquiatra ahora a ver si me da una buena noticia y me dice ‘se acabó ya’. yo creo que poco a poco. Las ganas de salir del pozo las tengo, sin duda. Voy a salir, sí”.

En su peor momento, Tamara ha contado con el apoyo incondicional de Belén Esteban, de quien asegura que es una “tía estupenda, detallista, encantadora”. “No estás todos los días comiendo con ella, pero cuando tienes un bajón, ahí tienes un mensaje, ahí tienes una llamada, un apoyo y ella me ha demostrado que es una persona de verdad” asegura.

Por último, la influencer se ha pronunciado sobre los abusos sexuales que sufrió siendo tan solo una niña y de los que ha hablado por primera vez en su último libro, ‘Cuando el corazón llora’: “Ese libro lo escribí para yo sentirme libre. No soy consciente de la magnitud de mi confesión, pero creo que no tenemos que avergonzarnos de nada”. “Hoy en día no me cuesta relatar lo que viví, pero espero que ese hombre esté muerto. Hay gente que abusa de niños, asesinos, ladrones, gente que hace el mal no quiero en esta vida, lo siento, sabes que soy muy sincera, lo tengo que decir así” concluye. Sus declaraciones, ¡en el siguiente vídeo!

- Anuncio -
Redacción Prensa
Redacción Prensa
Última hora desde la redacción
- Anuncio -

Te puede interesar

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img