23.6 C
Parla
InicioNacional"Todo excepto los valores liberales está en entredicho"

“Todo excepto los valores liberales está en entredicho”

- Anuncio -


Promete un perfil de “ciudad mucho más autónoma” para poder “dirigir” las ciudades autónomas que no son las más votadas, aprovechando “mucho mejor” sus escaños

MADRID, 31 de julio (PRENSA EUROPA) –

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, asegura que la reorganización que ha emprendido su partido para intentar volver a las elecciones no tiene precedentes en España y argumenta que esta revisión interna de la organización ‘Orange’ puede afectar incluso a la formación de liderazgo de esta organización. En el confinamiento, apunta, todo está en su sitio, salvo una cosa: nuestros valores liberales.

Así lo aseguró en una entrevista para Europa Press en la que elogió la misión que ha llevado a cabo Ciudadanos para recuperar votantes y el primer hito serían las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2023.

Arrimadas presume de ser el “más autocrítico de España”. “Llevamos dos años analizando las causas de la caída, pero es hora de mirar al futuro”, dijo, subrayando que tienen la “obligación moral” de proteger el espacio del centro político. “España no puede tener que volver a elegir entre el rojo y el azul”, añadió.

Para “reconectar” de nuevo con los españoles y convencer de que “todavía hay mucha gente que quiere una opción liberal, reformada y moderna”, el partido realizó una tentativa de reconexión que terminará en enero con, según sus palabras, “mucho opción más interesante y glamorosa en términos de condiciones electorales”. “Debemos volver a ser el partido que proclama sin arrepentimiento las ideas valientes y necesarias que mucha gente piensa pero ningún bando se atreve a decir”, resumió.

Ante la pregunta de si el proceso de regeneración puede pasar por sí solo, respondió: “En la reconstrucción todo está en cuestión, todo menos una cosa: nuestros valores liberales y el espacio que representamos. El resto se puede renovar”, enfatizó.

“No podemos decir que somos un partido reformista por fuera pero no estamos listos para reformar todo por dentro. Hicimos cambios importantes hace dos años, pero todavía estamos dispuestos a cambiarlo todo porque somos un partido reformista por dentro”. por fuera y por dentro y yo soy el primero”, añadió.

SIGUE LUCHA POR ESPAÑA

En ese contexto, señala que todos los miembros de la dirigencia, empezando por ella, han estado en “puestos militares preparados” desde su llegada. En cualquier caso, los guerreros lo decidirán todo y ella no oculta que “se siente con fuerzas para seguir luchando por España”.

“Siempre he sido así, soy un retador. Soy plenamente consciente de los momentos difíciles que estamos pasando, pero si me rindiera a las primeras de cambio, no sería capaz. Soy en Cataluña y no estaría de acuerdo en entrar en la presidencia de Cs en el momento más difícil desde su fundación.

También recuerda que tanto ella como muchos de sus compañeros rechazaron “ofertas codiciosas de otros partidos”, según el PP. “Si estamos aquí es porque creemos en ello y somos luchadores”, dijo, y reveló que lo que les da “fuerza” es su determinación de no dejar atrás a los demás. elegir entre “mala gente. La versión de Zapatero -en referencia al socialista Pedro Sánchez– o Rajoy el número dos”, como llamó al líder ‘popular’, Alberto Núñez Feijoo.

YOLANDA DÍAZ Y SU PROYECTO PASADO

La vicepresidenta Yolanda Díaz considera que el proyecto ‘Sumar’ es una propuesta “desactualizada” debido a la fuerte vinculación de mujeres con el comunismo en el Gobierno de Unidas Podemos. “Hablar del Partido Comunista me parece que es hablar del pasado, de algo que hay que buscar en los libros de historia, no de programas electorales futuros”, dijo.

Para su reinstauración, Ciudadanos considera el ejemplo de sus colegas europeos como los liberales alemanes que, como recuerda Arrimadas, desaparecieron del Bundestag y ahora forman parte del principal gobierno de coalición con los socialdemócratas y los verdes.

La idea es que el grupo que lidera la reestructuración proponga el procedimiento por el cual los militares ratifican las decisiones tomadas. Por el momento, Arrimadas no aclara cuál podría ser ese mecanismo de ratificación por “sin efecto” y se refiere a lo consagrado en los estatutos de la organización.

Tampoco especifica cuáles serán los nuevos ejes de programación, aunque avanza que considerarán excluidas de las ayudas a las clases medias, el grupo de 35 a 50 años, a pesar de ser educado y trabajar, no puede conseguir una vivienda. y dudas sobre si pueden cobrar una pensión, y también la necesidad de una reforma administrativa para reducir la burocracia y liberarla.

Según el calendario previsto, la primera oportunidad para medir si este restablecimiento dará sus frutos serán las elecciones locales y autonómicas de mayo del próximo año. Al ser consultados sobre la política de tratados con la que asistirán a esta reunión, los Arrimada no descartan nada pero tienen claro que deben “usar los asientos mucho mejores” que tienen para ser “mucho más asertivos”.

“No descarto que pueda pasar que Cs lidere más municipios, aunque tiene menos representación que PP o PSOE, pero podría ser la parte que maneje la balanza”, ha apuntado y subrayado, eso sí, que sería marcar los tratados que serían el contenido de las propuestas realizadas para cada territorio.

“Vamos a ser un partido mucho más autónomo de lo que somos hasta el 2019 y por supuesto la prioridad absoluta será lo que necesiten los pueblos y ciudades”, aseguró. Ante la pregunta de si cada territorio tendría derecho a tomar sus propias decisiones, indicó que habría “autonomía, en el programa de Ciudadanía”. En este sentido, pone el ejemplo de éxito trabajando en la alcaldía de Palencia o Ciudad Real, donde “se planteaban las necesidades del municipio”.

“CUALQUIER COSA PUEDE SUCEDER”

Y, dada su visión de las elecciones generales, Arrimadas considera “atrevido” predecir lo que puede pasar dentro de año y medio, teniendo en cuenta la imprevisibilidad de la política española. “Está demostrado que todo es posible, lo que parece imposible”, dijo, recordando la salida de Pablo Casado de la dirección del PP o el renacimiento de Sánchez cuando el PSOE lo apartó de la Secretaría Conjunta del Partido.

Su objetivo es que “en España todo el mundo entienda que, en lugar del PNV, Bildu o ERC, las políticas las puede decidir un partido racional y moderno como Cs”. “No es una utopía”, insistió, y señaló que “para ser resolutivo no hace falta ganar 80 escaños”.

“Todo el mundo entiende que PNV, Bildu o ERC, con cinco o seis escaños, hagan lo que quieran con el Gobierno, ¿por qué no podemos esperar que Cs equilibre y ponga en marcha las reformas que necesita España? todavía hay muchos españoles que lo quieren”, dijo, y cree que podrán recuperar a sus votantes perdidos, muchos, a juicio de la que actualmente se abstiene.

Además, señaló que el partido está económicamente sano para continuar porque “también ha administrado bien sus recursos”. “Hemos sido muy humildes, no hay duda de la viabilidad económica de Ciudadanos, la zanja.

- Anuncio -
Redacción Prensa
Redacción Prensa
Última hora desde la redacción
- Anuncio -

Te puede interesar

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img