15.4 C
Parla
InicioNacionalTS señaló que un esposo agresivo no puede pretender proteger los derechos...

TS señaló que un esposo agresivo no puede pretender proteger los derechos de su esposa

- Anuncio -


Confesó haber agredido sexualmente a su esposa y luego se lavó las manos

MADRID, 19 de julio (PRENSA EUROPA) –

El Tribunal Supremo (TS) ha aprobado 9 años y medio de prisión por agresión y abuso sexual intrafamiliar contra un hombre que presuntamente vulneró sus derechos por no notificar de derechos a la denunciante, a su mujer y a la víctima. no testificó contra él, porque era su marido. Los jueces dijeron que no estaba “legalizado” para proteger sus intereses.

Todo sucedió en mayo de 2015, unos meses después de que terminara el matrimonio, cuando una mujer fue a la casa de su suegro para discutir quién se quedaría con un perro que ambos criaron y allí, su esposo aún la agredía sexualmente con fuerza. . Luego, según el dicho, le enganchó el cabello y la llevó al baño, donde la metió en la tina y le dio un lavado de cuerpo completo.

Condenado, el agresor recurrió al Tribunal Supremo, que señaló rotundamente que si bien es cierto que un testigo no puede declarar contra un familiar, en este caso ceden “las relaciones de solidaridad” y la preocupación de la víctima. prima sobre la sanción de la verdad, según una sentencia a la que ha accedido Europa Press.

En concreto, las circunstancias fueron dictaminadas por la Audiencia Provincial de Barcelona, ​​que también exigió al agresor el pago de 6.200 euros a la víctima por los daños inmateriales y las lesiones causadas, así como cinco años de libertad condicional tras cumplir la pena de prisión.

LAS MUJERES QUIEREN DECLARAR

Los jueces de la Sala Penal objetaron la pretensión del agresor, porque la víctima por un lado estaba cometiendo el delito, por otro lado, no pidió no declarar, por lo que la recurrente no “legalizó para defender los derechos”. de otros.

Una segunda razón dada por el condenado fue que el intérprete ayudó al tribunal en el juicio de la víctima, que era de ascendencia sueca, mintió o tuvo un error de traducción.

“En todo caso, la lectura de la traducción íntegra presentada permite apreciar que, si bien la traducción se realizó durante el juicio oral y la traducción defendida por el demandado fue la traducción primaria. Coincidencia exacta, la traducción realizada en su totalidad coincide en contenido con la traducción sostenida por la defensa como correcta”, señalando que el juez TS rechazó este motivo por otra razón.

Asimismo, el Tribunal Supremo rechazó que la víctima, como agresor, mintiera para “atribuir falsamente” el acto de agresión sexual, ya que el matrimonio carecería de las obligaciones parentales y económicas comunes, por lo que no debería haber obstáculo para realizar una ruptura total, más aún cuando el denunciante ha disfrutado de una nueva relación afectiva”.

- Anuncio -
Redacción Prensa
Redacción Prensa
Última hora desde la redacción
- Anuncio -

Te puede interesar

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img