20.1 C
Parla
InicioCultura"Vivimos en un mundo de mercaderes"

“Vivimos en un mundo de mercaderes”

- Anuncio -

Madrid, 9 de mayo. (Europa Press) –

El cineasta francés Stefan Breeze estrena este viernes 14 de mayo la película ‘Un nuevo mundo’, un retrato de un directivo de empresa involucrado en el proceso de contratación, en el que el director se centra en el “comercial. ¿En qué se ha convertido la empresa de West?

“Todos compartimos que el dinero no trae la felicidad, pero el hecho de que vivimos en el mundo de los emprendedores, por lo tanto, creo que la pregunta correcta que debemos hacernos es cuánto dinero nuestra propia ética. ¿Listo para ir? Todo ello en una sociedad en la que el trabajo está decayendo mucho”, ha apuntado el director francés en una entrevista con Europa Press.

En ‘A New World’, un gerente tiene la tarea de reducir el personal para mejorar los intereses e incentivos de una empresa multinacional. A pesar de saber que esta decisión afectará al rendimiento de la filial (y al futuro a largo plazo), el directivo inicia la carrera contrarreloj para intentar satisfacer a todas las partes.

Una vez más Brizé, un cineasta con un fuerte compromiso social, vuelve al papel del actor Vincent London para un papel principal (ya ha hecho ‘En guerra’ y ‘La ley del mercado’, aunque en estas películas Atención pagada (trabajadores y sindicatos), aunque pregunta si se trata de una trilogía.

“Esto es más que una cosa mediática, cada película se puede ver libremente, aunque a veces parece más ‘inteligente’ hablar de juicios”, bromeó. En cualquier caso, ha dejado claro que en el proceso de escritura del guión nunca ha pensado en el papel ‘ad-hoc’ para Londres, sino que, una vez terminado, el actor francés se lo va a llevar a la gran pantalla. .Surgió como opción para.

Breese admite que hablar de los problemas de estos trabajadores solo desde el punto de vista de un gerente refleja la idea moderna de “cómo los ricos también se ven afectados”. “Simplemente me pareció importante hablar de los problemas de otros que no eran los más críticos del sistema, para abordar el problema del simple conflicto en la clase social”, señaló.

“Los trabajadores primero toman las grandes decisiones, pero es importante saber que quienes los mueven -y aquí recalco que se mueven y no- no lo hacen. Se sienten tan cómodos. Sigan pensando que se trata de ricos y pobres, no vamos a repensar el sistema, que afecta a tanta gente en diferentes niveles”, lamentó.

Brizé señala que, en una sociedad capitalista, el problema es que “no hay un enemigo fuerte”. “Ya lo resumió Franڪوois Hollande, quien fue seleccionado para un discurso en el que dijo ‘nadie es la cara de mi enemigo porque lo son financieramente’, entonces tiene que enfrentarlo. No hicieron nada, pero es otra cosa. “, dijo el director. Sala de chat de chat general Sala de chat de chat general

Brizé indica que una de las consecuencias de no conocer al “enemigo” es que “ha logrado penetrar en el pensamiento del sistema público”. “Ahora los hospitales, las escuelas, los colegios o las justicias se regulan todos de una manera: sobre la base del principio de rentabilidad: es un falso veneno que penetra en toda la sociedad”, señaló.

Y, al final, esto indica que quizás otro hecho evidente en esta sociedad capitalista “agresiva” es que “hay que codificar el lenguaje para que los trabajadores se sientan culpables”. “Muchas veces pienso hasta qué punto la victoria del capitalismo se da en la teología, que es muy culpable: parece que si no lo consigues te lo piden, por imposible que sea”. No está a la altura”, concluye.

- Anuncio -
Redacción Prensa
Redacción Prensa
Última hora desde la redacción
- Anuncio -

Te puede interesar

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img