14.8 C
Parla
InicioSaludCosméticos, qué pueden hacer y qué no por tu piel

Cosméticos, qué pueden hacer y qué no por tu piel

- Anuncio -

   MADRID, 29 Jun. (EDIZIONES) –

   Un cosmético es toda sustancia o mezcla destinada a ser puesta en contacto con las partes superficiales del cuerpo humano o con los dientes y las mucosas bucales, xon el fin exclusivo o principal de limpiarlos, perfumarlos, modificar su aspecto, protegerlos, mantenerlos en buen estado, o corregir los olores corporales.

   Así define lo que es un cosmético la norma europea de 2009, actualmente en vigor, y recoge la doctorado en Química y Ciencia de materiales y posgrado en cosmética y dermofarmacia, Raquel Marcos Esteban, en ‘Belleza con Ciencia. Lo que nadie te cuenta sobre tus cosméticos’ (Planeta).

   Esta experto en productos sanitarios lo resume en una entrevista con Infosalus como “todo aquello que se aplica sobre la piel, cremas, esmaltes uñas, dentífricos, productos para madeja, por ejemplo”, si perfectamente reconoce que el problema es que uno puede equivocarse adecuado a su presentación y pensar que el producto que tenemos en las manos es un cosmético, cuando verdaderamente puede tratarse de un medicamento, si perfectamente el aspecto del envase es similar.

   “Por ello, un producto destinado a tratar la celulitis no podría catalogarse como ‘cosmético’, puesto que al desarrollarse en un tejido subcutáneo, la hipodermis, no sería alcanzable en términos legales por un cosmético”, matiza la experta.

   Marcos Esteban resalta que sucede lo mismo con productos cosméticos que ayudan en el crecimiento del madeja, “poco que hoy solo se consigue por vía tópica a través de medicamentos como el minoxidil, tratamiento frente a piojos, que es un biocida, ya que ayuda a la exterminación de plagas, o una pomada antiinflamatoria, que se consideraría medicamento, pues influye en el asimilación”. A su causa, es importante identificar su uso y la función efectivo de un cosmético para que, como usuarios, “sepamos resolver nuestras expectativas”.

   Entonces, ¿qué puede y qué no puede hacer por tu piel un cosmético? La posgrado en cosmética y dermofarmacia dice que pueden ayudar a que se vea mejor a nivel estético la piel, ya que principalmente actúan sobre la cutícula, la capa superficial de la pie. “Acondiciona la piel y la protege frente agresiones externas (contaminación, ambiental)”, por ejemplo.

En cuanto a si son seguros hoy en día, esta experta en productos sanitarios asegura que sí, hexaedro que la UE cuenta con una de las legislaciones “más estrictas” en la materia. “El fabricante está obligado a realizar determinados estudios previa puesta en el mercado del producto y tiene datos de la materia prima y del producto terminado. Una vez en el mercado, se realiza un seguimiento a estos productos a través del sistema de vigilancia que se notifica a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS)”, subraya.

¿SE PRUEBAN EN ANIMALES?

   Una de las dudas más frecuentes que nos pueden surgir en cuanto a los cosméticos es si se testan en animales, antiguamente de salir al mercado. Raquel Marcos indica en este sentido que en Europa está prohibida la experimentación en animales desde 2013, y no se puede mandar un cosmético ni en la materia prima, ni siquiera en el producto terminado. Eso sí, reconoce que sí que hay marcas que quieren entrar en otros países como Asia, donde en ocasiones la experimentación animal es obligatoria, aunque son productos diferentes a los comercializados en Europa.

   Por otro costado, Marcos Esteban subraya que uno de los productos cosméticos hado son las emulsiones, las cremas hidratantes: “La hidratación es uno de los objetivos a conseguir para tener una piel sana y luego, dar con la crema es esencia. No existen fórmulas mágicas para encontrarla, pero sí algunas ideas que puedan ayudarte en la búsqueda. La crema será aquella que tenga un equilibro de ingredientes humectantes, emolientes y oclusivos, que en sinergia mejore la función barrera. Que funcione o no dependerá del estado de la piel”.

¿QUÉ PASA CON LA COSMÉTICA QUE HOY SE LLAMA VEGANA?

   En última instancia, la experta en productos sanitarios explica en qué consiste la cosmética vegana, cada vez más de moda. Según refiere, la cosmética a nivel militar en su gran mayoría es sintética, de origen vegetal, y quedan muy pocos ingredientes de origen animal, como el afamado pigmento de la cochinilla, o el colágeno, que se usa cada vez menos, habiendo pocos ingredientes ya hoy en los cosméticos de origen animal.

   En el caso de la cosmética vegana, hecha a partir de ingredientes vegetales, dice que no quieren usar por ejemplo la cera alba por perjudicar a las abejas. “Saludables son todos los productos cosméticos, sean veganos o no. Es poco que no le haga daño a la piel y eso es independiente del origen del ingrediente, depende de la fórmula y del tipo de piel, no tiene carencia que ver”, agrega.

   Raquel Marcos remarca encima sobre el tema de ingredientes naturales, que aparece en muchas etiquetas, que en cosmética natural esto es un término impreciso, “ya que nadie usa fruta para producirlos”, y aunque ponga que son naturales los ingredientes pasan por procesos químicos.

   “Los productos de origen natural son aquellos con menos procesos químicos o físico químicos. ¿Si son mejores o peores?, verdaderamente la cosmética natural sí es más sostenible a nivel medioambiental, pero no está fundamentado porque los utensilios sintéticos son más sostenibles que su análogo natural”, afirma. Con ello, reconoce que, pese a que vendan los productos veganos como una “cosmética vegana y natural”, no hay que olvidar, según precisa, que el 70% de la fórmula es agua.

- Anuncio -
Redacción Prensa
Última hora desde la redacción
- Anuncio -

¡Conectemos!

16,985FansMe gusta
2,458SeguidoresSeguir

Te puede interesar

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img