21.7 C
Parla
InicioSaludIdentifican un contador en células 'asesinas' humanas que explica por qué hay...

Identifican un contador en células ‘asesinas’ humanas que explica por qué hay pacientes más vulnerables al Covid

- Anuncio -

MURCIA, 29 Jun. (EUROPA PRESS) –

Investigadores del Instituto Murciano de Investigación Biosanitaria (IMIB) han localizado un contador hereditario en las denominadas células ‘asesinas naturales’ (natural killer, NK) del cuerpo humano que podría explicar por qué hay pacientes más vulnerables al Covid-19, informaron fuentes de la institución científica en un comunicado.

Los resultados del estudio, liderado por Enrique Bernal, infectólogo y coordinador del Categoría COVID-19 del Hospital Universitario Reina Sofía de Murcia, y Alfredo Minguela, jerarca de sección de Inmunología del Hospital Clínico Universitario Desconocido de la Arrixaca (HCUVA), ha sido publicados en la revista ‘The Journal of Infectous Diseases’ y abren el camino al empleo de un detector precoz de casos potencialmente graves y al avance de fármacos que bloqueen dicho contador hereditario y eviten que el paciente empeore.

Los doctores Bernal y Minguela, investigadores principales del clan de Inmunología e Inmunotolerancia del IMIB, obtuvieron financiación del Instituto de Vigor Carlos III para poner en marcha este estudio multicéntrico con el fin de emplazar posibles marcadores genéticos a través de las células NK del organismo humano y, de este modo, poder identificar a las personas más vulnerables al virus para anticiparse a las complicaciones de la Covid-19.

“Las células ‘asesinas’ NK forman parte de la inmunidad innata del ser humano. Tienen un papel muy importante en declarar y destruir aquellas células que están infectadas por virus, pero igualmente son fundamentales en el control de las células tumorales participando activamente en su aniquilación. Para declarar a las células malignas las NK utilizan una serie de receptores que están en su superficie (receptores KIR)”, explica el doctor Enrique Bernal, igualmente profesor de la Universidad de Murcia (UMU).

Según este investigador, “existen numerosos de receptores KIR que, yuxtapuesto con la interacción con sus ligandos (moléculas capaces de interaccionar con un receptor de membrana), los hacen de lo más variados de la naturaleza y así cada persona pueda tener su propia huella dactiloscópico de receptores KIR”.

Tras analizar 200 muestras de pacientes (100 leves y 100 graves) atendidos por coronavirus en diversos hospitales de Murcia, Almería y Albacete, el estudio concluye que “la expresión de determinados receptores KIR, como el KIR2DS4, se presentaba con viejo frecuencia en pacientes que desarrollaban una enfermedad llano; en concreto, en aquellos que ingresaban en la UCI y necesitaban ventilación mecánica invasiva”, ha detallado Bernal.

Con estos resultados, el equipo multidisciplinar coordinado por Bernal y Minguela ha demostrado que las células NK tienen un papel fundamental en el control de la infección por SARS-CoV-2 y en la proceso de estos pacientes, por lo que son claves en la patogenia de la enfermedad.

RESULTADOS EN MENOS DE 30 MINUTOS

Gracias al descubrimiento de este contador, los investigadores del IMIB aseguran que “nos ayudará a adoptar medidas para proteger a las personas de peligro adecuando su puesto de trabajo, usando medidas preventivas o priorizarlos en las campañas de prevención. Asimismo, si un paciente se infecta, podemos optimizar el tratamiento: por ejemplo, administrando tratamiento de forma más precoz y evitando el ingreso hospitalario. Y igualmente se podrán desarrollar moléculas o medicamentos que bloqueen la expresión de este contador y así evitar el lastimoso desenlace”.

Los investigadores han hecho hincapié en que “el coste de este método de detección es asequible y en menos de 30 minutos los especialistas dispondrían de los resultados para memorizar si un paciente se enfrenta a un viejo peligro de desarrollar enfermedad severa por presentar dicho contador”.

En este tesina, coordinado por los doctores Minguela y Bernal, igualmente han participado los investigadores Lourdes Gimeno (Servicio de Inmunología de HCUVAIMIB); María J. Alcaraz (Infecciosas HGURS-IMIB); Ahmed A. Quadeer (Sección de Ingeniería Electrónica-Universidad de Hong Kong); Marta Dorado (Servicio de Medicina Interna Hospital Morales Meseguer de Murcia); María V. Martínez Sánchez (Servicio de Inmunología HCUVA-IMIB); José A. Campillo (Servicio de Inmunología HCUVA-IMIB); José M. Gómez (Servicio Medicina Interna Hospital Morales Meseguer); Ana Peláez (Servicio Medicina Interna Hospital Rafael Méndez de Lorca); Elisa García (Dispositivo Infecciosas HCUVA-IMIB); Maite Herránz (Servicio Medicina Interna Hospital Morales Meseguer); Marta Hernández-Olivo (Servicio de Neumología Hospital Santa Lucía de Cartagena); Elisa Martínez-Alfaro (Servicio de Medicina Interna Hospital Albacete); Antonia Alcaraz (Infecciosas HGURS-IMIB); Ángeles Muñoz (Infecciosas HGURS-IMIB); Alfredo Cano (Infecciosas HGURSIMIB); Matthew R McKay (Sección de Ingeniería Electrónica-Universidad de Hong Kong) y Manuel Pared (Servicio de Inmunología HCUVA-IMIB).

- Anuncio -
Redacción Prensa
Última hora desde la redacción
- Anuncio -

¡Conectemos!

16,985FansMe gusta
2,458SeguidoresSeguir

Te puede interesar

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img