24.3 C
Parla
InicioSaludNueva esperanza para el tratamiento del cáncer infantil que ha atormentado a...

Nueva esperanza para el tratamiento del cáncer infantil que ha atormentado a los investigadores durante décadas

- Anuncio -

Madrid, 16 de marzo. (Europa Press) –

A pesar de los avances significativos en el tratamiento de niños mayores, una nueva investigación está comenzando a desentrañar el misterio de por qué un tipo particular de leucemia en niños viola los esfuerzos para mejorar los resultados.

Los científicos del Instituto Wellcome Sanker, el Hospital Great Armond Street y la Universidad de Newcastle en el Reino Unido han descubierto diferencias sutiles en los tipos de células que causan la leucemia linfoblástica aguda B (LLA-B), lo que puede ayudar a explicar por qué algunos casos son más graves que otros.

El estudio, publicado en la revista Nature Medicine, se centra en la mayoría de los casos infantiles de B-ALL causados ​​por mutaciones en el gen KMT2A. Los resultados ofrecen una serie de objetivos farmacológicos prometedores, lo que genera esperanzas de que en el futuro se desarrollen tratamientos eficaces para la LLA-B infantil.

La leucemia linfoblástica aguda puede adoptar muchas formas, según el tipo de célula involucrada. Estos cánceres ocurren cuando las células pasan de ser células madre hematopoyéticas a células sanguíneas maduras. Con respecto a B-ALL, la enfermedad surge de un tipo de célula inmune llamada linfocitos B, comúnmente llamados células B.

B-ALL en niños fue una vez una enfermedad mortal en todo el mundo que ahora es curable en la mayoría de los casos. La excepción es B-ALL en niños menores de un año, en los que el tratamiento es exitoso en menos del 50% de los casos sin una mejoría significativa en las últimas dos décadas.

Los tratamientos que han demostrado su eficacia en otras formas de leucemia, como la cirugía de trasplante de médula ósea, son ineficaces contra la B-ALL en la infancia. Actualmente está siendo tratado con quimioterapia fuerte, que es difícil de soportar para el paciente incluso si se cura.

En este trabajo, los investigadores se propusieron estudiar la B-ALL infantil según KMT2A comparando las células cancerosas con las células sanguíneas humanas normales. Los datos de expresión genética de 1665 casos de leucemia infantil se compararon con los datos de ARNm de una sola célula de aproximadamente 60 000 células normales de la médula ósea fetal.

El análisis reveló que B-ALL expresaba distintas señales celulares en la infancia, con 3 contribuciones significativas de precursores tempranos de linfocitos (ELP).

Dr. de la Universidad de Newcastle. Laura Jordin, primera autora del estudio, dijo: “La leucemia generalmente se caracteriza por tipos de células relacionadas, y en el caso de la leucemia linfoblástica B severa (LLA-B) estamos hablando de precursores. Pero nuestro análisis de esta enfermedad muestra que en realidad es una leucemia de precursores de linfocitos tempranos”.

Además de poder distinguir las células ELP de otros tipos de células B, los investigadores encontraron que la célula ELP estaba cerca de convertirse en células B maduras.

Dr. quien es el autor principal del estudio en Great Armond Street Hospital. Jack Bartram dijo: “Como parte de este estudio, descubrimos por qué la leucemia linfoblástica aguda B (B-ALL) responde bien al tratamiento en algunos niños, pero por qué no tiene tanto éxito en los niños”.

“La mayoría de los precursores de linfocitos tempranos (ELP) ‘maduros’ tienen características que son eficaces en el tratamiento del cáncer”, continuó. “Estas células maduras son más comunes en B-ALL en niños mayores, pero desafortunadamente no en niños mayores”. Nuestros pacientes más jóvenes, es decir, el tratamiento es menos efectivo. El desafío ahora es desarrollar nuestra comprensión y confirmar estas dudas. Esto mejorará el tratamiento para todos los pacientes”.

Para estudiar más a fondo la topografía molecular de la LLA-B regenerada con KMT2A infantil, los investigadores compararon los perfiles de expresión genética del cáncer con las células ELP normales. A diferencia de las células ELP normales, las que tenían cáncer tenían características moleculares de diferentes tipos de células, lo que indica un mal funcionamiento en la función normal de diferenciación. Se han identificado muchas vías y marcadores biológicos en estas células ELP híbridas que pueden ser objetivos para nuevas terapias.

El Dr. Sam Behjati, autor principal del estudio del Instituto Wellcome Sanker, explica: “Es demasiado pronto para sacar conclusiones definitivas sobre por qué la leucemia linfoblástica aguda P (P-LL) tiene un efecto peor en los niños que en los ancianos. Proporciona pruebas”.

“Estos datos nos permitirán establecer nuevos objetivos de medicamentos y ver cómo el ‘tipo de célula’ de ciertos tipos de cáncer interactúa con los resultados del paciente, lo que nos permite evaluar mejor la gravedad de la enfermedad y determinar el mejor tratamiento”. concluye.

- Anuncio -
Redacción Prensa
Redacción Prensa
Última hora desde la redacción
- Anuncio -

Te puede interesar

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img