24.3 C
Parla
InicioSalud¿Por qué debería invertir en alimentación saludable y alimentos orgánicos?

¿Por qué debería invertir en alimentación saludable y alimentos orgánicos?

- Anuncio -

Madrid, 17 de abril. (Prensa Europa) –

Nicholas Olia, investigador y profesor de medicina, comenzó llamando a invertir en salud y alimentación en función de su “sostenibilidad” y “serán más saludables a largo plazo” y, en particular, en productos orgánicos y locales. , porque “llevan menos pesticidas que los alimentos convencionales”.

Así lo confirman los expertos en informes a Europa Press, uno de los autores del Libro Blanco de la Dieta Sostenible, editado por la Fundación Daniel & Nina Carasso y la Fundación Alternativevas. El doctor destaca que una dieta basada en alimentos ecológicos reduce “mucho” el riesgo de muchos tipos de cáncer, como el de mama o el linfoma.

“Ya hay algunas publicaciones de que el uso de pesticidas y compuestos químicos en la dieta favorece la aparición de enfermedades. Las primeras publicaciones francesas muestran que 68.000 individuos se adhieren al consumo orgánico, donde hay una clara reducción del riesgo de mama menopáusica. cáncer. Y todo tipo de linfomas. Hay que luchar para llegar a toda la comunidad”, insistió.

En este sentido, el doctor recordó que se prevé que en España se diagnostiquen 33.000 cánceres de mama para 2022, por lo que reiteró que con una buena alimentación los casos serán bajos. “Si se encuentran las razones, razones y formas para reducir ese número, ¿por qué no nos lo dicen? Dejen de decir que compraron la mejor máquina. Lo mejor del cáncer es que no existe”, reafirmó.

Actualmente, según Nicolás Olia, los compuestos químicos más utilizados en la producción de alimentos en España son los fungicidas, que han sustituido a los pesticidas. “Somos campeones de Europa en el uso de compuestos químicos en la producción agrícola, unos 80 millones de kg. Es cierto que algunos compuestos como el clorpirifos están prohibidos, pero cerca del 40% son fungicidas”, dijo. Explicado.

Estos fungicidas, según sus palabras, son tóxicos porque tienen actividad hormonal, alteran las glándulas endocrinas y algunos de los pesticidas prohibidos en estos meses son tóxicos, por eso están prohibidos. “Tengo que decir que es una buena noticia que casi no hay toxicidad, a veces de naturaleza hormonal (disruptores endocrinos) ya veces toxicidad para la reproducción”, aseguró.

Además, el uso de este tipo de compuestos, al tener una función hormonal, altera los niveles de hormonas tiroideas u hormonas sexuales y tiene efectos, por ejemplo, en la calidad de la semilla, fertilidad, problemas de tiroides, carencia. Atención e hipersensibilidad o en algunos casos cáncer de mama.

Proyecto Inma

Por otro lado, Nicolás Olia menciona el proyecto INMA (Infancia y Medio Ambiente), una red de investigación de grupos españoles financiada por el Instituto de Salud Carlos III, que tiene como objetivo explorar el papel de los principales factores ambientales en la contaminación. Aire, agua y alimentos y sus efectos en el crecimiento y desarrollo del bebé durante el embarazo y los primeros años de vida.

El estudio conjunto de observación sigue a las mujeres embarazadas en la población general desde el primer trimestre hasta el parto y a sus hijos desde el nacimiento hasta la adolescencia. En total, se han encuestado 3.600 niños en los últimos 20 años, correspondientes a las poblaciones de Asturias, Guipúzcoa, Sabadell, Menorca, Valencia y Granada.

Cada dos años, los investigadores obtienen cabello y orina de los participantes y miden sus pesticidas mediante muestras de orina y sangre. “Estamos asombrados por los altos niveles de pesticidas en la orina de los jóvenes”, lamentó.

En este contexto, comunicados recientes publicados hace un mes observaron la presencia de organofosforados, piretroides y carbonatos en la orina, alcanzando el 60-80 por ciento. “Hay tantas personas en el mundo laboral que aún no se han expuesto a compuestos químicos, así que todo se reduce a la comida”, prometió.

Por ello, ha condenado la posición de empresas europeas responsables que no consideran adecuado el efecto combinado de varios compuestos y les acusa de bajos niveles de exposición a estas sustancias. “El sistema es una pantomima. Lo único que quieren es expresar una falsa sensación de seguridad. Se deben establecer límites en función de cuántos elementos hay en un plato, porque 20 niveles inferiores conforman el nivel superior”, enfatizó. .

Un aspecto de la implementación del programa INMA es la placenta de estos bebés, que ya durante el embarazo permite confirmar que el feto recibe contaminantes, y reafirma la idea de que el efecto combinado de toxinas está asociado con un mayor riesgo de enfermedad. .

“Viejos y nuevos contaminantes, los cócteles de productos están asociados con el riesgo de enfermedad. Por ejemplo, vimos un alto riesgo de criptorquidia, que enviamos a las autoridades sanitarias españolas, y sacaron el pelo político. Al mar”, confesó. .

El papel de España como país exportador

España es el mayor productor ecológico de Europa, reveló Olia, y la UE impone estrictas restricciones a los alimentos, con exportaciones generalmente superiores a las ordenadas por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), que mide el despilfarro del mercado, de forma similar a España. Restringido.

Sin embargo, con una media de seis pruebas por cada 100.000 habitantes, el médico lamentó el estatus nacional de las pruebas estatales, mientras que en Europa, el siguiente país en realizar menos pruebas llega a las 18 restricciones. En España, añadió Olia, el 33 por ciento de los alimentos (verduras, frutas o verduras) contienen algún residuo, lo que es “muy bueno comparado con Europa” y algunos residuos inferiores al tres por ciento están por encima de los límites legales.

“A partir de 2017, la Unión Europea prohíbe anualmente ciertos productos químicos que son tóxicos para los humanos y causan problemas neurológicos, problemas de conducta, diabetes u obesidad”, explicó.

Sin embargo, a pesar de las advertencias de profesionales como Nicolás Olia, criticó que las empresas los hayan ignorado, instándolas a aceptar las responsabilidades que imponen estas políticas. De manera similar, acusó a los trabajadores agrícolas de rechazar las sanciones europeas.

“A menudo les digo: ‘Un día, si agregan el costo de la atención médica en el que incurren al precio de la agricultura convencional, comprenderán que lo orgánico es más barato’, dijo.

libro Blanco

El ‘Libro Blanco de la Alimentación Sostenible en España’ cuenta con la participación de medio centenar de investigadores y expertos del tercer sector, que llevan meses debatiendo cómo debe ser la alimentación a partir de 2030.

En este punto, el doctor ha reafirmado su apuesta por los alimentos ecológicos y de proximidad porque tienen la menor huella de carbono y repercuten en el consumo de alimentos de temporada. “Hay que pagar un precio justo por la comida, tiene que ser fresca, de temporada y consistente”, subrayó.

Unas ideas que quedan reflejadas en cada uno de estos 13 capítulos temáticos, a través de una serie de propuestas encaminadas a ajustar la dieta a las necesidades del planeta.

- Anuncio -
Redacción Prensa
Redacción Prensa
Última hora desde la redacción
- Anuncio -

Te puede interesar

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img