11.7 C
Parla
InicioSaludUna breve guía sobre los síntomas geriátricos y por qué no deben...

Una breve guía sobre los síntomas geriátricos y por qué no deben ser considerados una enfermedad más en la vejez

- Anuncio -

Madrid, 21 de marzo. (Versiones) –

Cuando una persona alcanza la edad más avanzada de la vida, pierde la capacidad de oír, y son comunes las cataratas o errores de refracción, así como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, el dolor de cuello o espalda, la artritis, la diabetes, la depresión y la demencia.

De hecho, según la OMS, A medida que envejece, experimentará muchas condiciones a la vez. “El envejecimiento se caracteriza por la aparición de muchas condiciones de salud complejas, que generalmente ocurren solo en las últimas etapas de la vida y no se incluyen en tipos de enfermedades específicas. Estas condiciones de salud se conocen comúnmente como ‘síntomas geriátricos'”.

En general, afirma que suelen ser causados ​​por una serie de factores subyacentes, que incluyen debilidad, incontinencia urinaria, caídas, alucinaciones y úlceras por presión, pero no son los únicos.

Los síntomas de los ancianos parecen predecir la muerte más que la presencia o el número de enfermedades específicas. Sin embargo, con la excepción de los países que han desarrollado la medicina geriátrica como campo médico, a menudo se les pasa por alto en los servicios de salud sistémicos tradicionales y en la investigación epidemiológica”, lamenta la OMS.

Entrevistamos en Infosys sobre estos síntomas A Leocadio Rodriguez Manas, Médico Geriatra, Jefe de Servicio de Geriatría, Hospital Universitario de Getafe Y Director Científico del Centro de Investigación Biomédica en Red de Envejecimiento Débil y Saludable (CIBERFES) del Instituto de Salud Carlos III.

Como él explica, El término “síndrome geriátrico” se refiere a la palabra “un poco mayor”, Desde mediados del siglo pasado, ha sido desarrollado por el conocido geriatra escocés Bernard Isaacs.

“A menudo se refería a él como los ‘Grandes Cinco de la Geriatría’: inmovilidad, incontinencia, demencia y caídas (los cuatro originales), a los que luego se añadió la desnutrición. El concepto de síndrome geriátrico ha evolucionado desde entonces y ahora está repleto de otros síntomas comunes. Y en esto, al comparecer ante ella, su detección da lugar a intervenciones que ya han demostrado ser efectivas”, coincide el experto.

son condiciones patologicas

Lo que hay que explicarle al paciente es que muchas de estas situaciones se entienden comúnmente como “dolor”, y más Se cree que no es más que una “consecuencia natural del envejecimiento”. No son de ningún tipo, pero tienen sus causas de “condiciones patológicas”, “no normales”, y pueden revertirse total o parcialmente, devolviendo al paciente a un estado de bienestar previo. Enfermedad.

“Son todas situaciones que surgen de una serie de factores que se manifiestan clínicamente a través de estos síntomas. Se deben iniciar investigaciones continuas para identificar las causas subyacentes.En muchos casos se combinan enfermedades, estilos de vida, proceso de envejecimiento y cambios ambientales, polifarmacia, multidrogas en general sin olvidar el papel que suele jugar en estos hechos”, comenta el médico geriatra del Hospital Universitario de Getafe.

Una vez identificadas las causas y factores de alguno de estos síntomas, el Dr. Rodríguez Manas dice que es hora de actuar sobre todo lo que se puede modificar, y que no siempre ni necesariamente son enfermedades.

Por ejemplo, La adherencia a un estilo de vida sedentario y un entorno con barreras arquitectónicas puede ser la causa subyacente del proceso de degeneración funcional/disfuncional, en el que puede contribuir la presencia de artritis y dolor.. “Todos estos factores hay que gestionarlos para conseguir el efecto deseado, y eso debe evitar que se arregle rápidamente y luego sea muy difícil de quitar”, advierte el geriatra.

Por ello, destaca que el acceso a los servicios de geriatría y geriatría debe ser lo más pronto posible en el proceso de atención de estos pacientes que padecen estos síntomas. “De lo contrario, llegaremos tarde y las posibilidades de repararlos total o parcialmente son muy bajas. Esto es muy importante porque estos síntomas afectan principalmente la calidad de vida de las personas mayores. De los más comunes, cabe destacar tres: debilidad, deterioro y declive funcional y cognitivo”, El director científico del Centro de Investigación Biomédica en una red de envejecimiento débil y saludable fue condenado.

- Anuncio -
Redacción Prensa
Redacción Prensa
Última hora desde la redacción
- Anuncio -

Te puede interesar

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img