14 C
Parla
InicioSalud¿'Viagra' contra la enfermedad de Alzheimer? Reduce el riesgo en un...

¿’Viagra’ contra la enfermedad de Alzheimer? Reduce el riesgo en un 69%

- Anuncio -

Madrid, 8 de diciembre (Europe Press) –

En un nuevo estudio dirigido por la Clínica Cleveland en los Estados Unidos, el sildenafil, también comercializado como ‘Viagra’ para la disfunción eréctil y ‘Ravatiyo’ para la hipertensión pulmonar, es un fármaco candidato prometedor para la prevención y el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer.

Según los resultados publicados en la revista Nature Aging, Dr. Cleveland Clinic Institute of Genomic Medicine. El equipo de estudio, dirigido por Physeong Cheng, utilizó un método computacional para examinar y verificar los medicamentos aprobados como un posible tratamiento para la enfermedad de Alzheimer.

A través de un análisis a gran escala de una base de datos de más de 7 millones de pacientes, concluyeron que el sildenafil se asoció con una reducción del 69% en la incidencia de la enfermedad de Alzheimer, lo que indica la necesidad de ensayos clínicos para monitorear la efectividad del fármaco en los pacientes. Enfermedad.

“Estudios recientes muestran que el vínculo entre amiloide y davu juega un papel más importante en la enfermedad de Alzheimer que por sí solo”, explica Cheng. “Por lo tanto, nuestra hipótesis es que los fármacos que se dirigen a la sección transversal de la red molecular de amiloide y endofenotipos de Dow deben tener un potencial enorme. Éxito”.

La reutilización de fármacos, es decir, el uso de medicamentos existentes para nuevos fines terapéuticos, proporciona una alternativa práctica al costoso y lento proceso de descubrimiento de fármacos tradicionales.

“Este trabajo es un ejemplo de la creciente investigación en medicina de precisión en la que los grandes datos son importantes para vincular los medicamentos existentes y los puntos entre enfermedades complejas como el Alzheimer”, dijo Jean Juan, MD, director del proyecto de bioinformática. Desarrollo traslacional y de fármacos en el Instituto Nacional de Envejecimiento (NIA), parte de los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU. (NIH), que financió esta investigación.

“Este es uno de los muchos esfuerzos que apoyamos para encontrar medicamentos o combinaciones seguras para otras afecciones que sean buenos candidatos para los ensayos clínicos de la enfermedad de Alzheimer”, agregó.

El equipo de Cheng ha descubierto que comprender los subtipos (endofenotipos) de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer puede ayudar a revelar mecanismos básicos comunes e identificar objetivos de acción para la reutilización de fármacos.

La acumulación de beta amiloide y proteínas Dow en el cerebro conduce a placas amiloides y complicaciones neurobibrilares de Dow, dos signos de cambios cerebrales relacionados con el Alzheimer. La cantidad y la ubicación de estas proteínas en el cerebro pueden ayudar a definir los endofenotipos.

Sin embargo, actualmente no existe un tratamiento aprobado para las complicaciones neuroprotectoras de Dove o amiloide, y muchos ensayos clínicos de estas terapias han fracasado en la última década.

“Estudios recientes sugieren que el vínculo entre amiloide y tau ‘contribuye significativamente a la enfermedad de Alzheimer”, enfatizó Cheng. Por lo tanto, suponemos que los fármacos que se dirigen a la sección transversal del amiloide molecular y los endofenotipos de Dow deberían tener la mayor potencia. Éxito. “

Usando una gran red de mapeo genético, los investigadores combinan datos genéticos y biológicos para determinar cuál de los más de 1,600 medicamentos aprobados es el mejor tratamiento para la enfermedad de Alzheimer.

Señalaron que los medicamentos que se dirigen tanto al amiloide como al dou tienen puntuaciones más altas en comparación con los medicamentos que se dirigen solo a uno u otro. “El sildenafil, que se ha demostrado que mejora significativamente la cognición y la memoria en modelos anteriores, se presentó como el mejor candidato a fármaco”, señala Cheng.

Para explorar la relación entre el sildenafil y los efectos de la enfermedad de Alzheimer, el equipo de investigación utilizó una gran base de datos de quejas de más de 7 millones de personas en los Estados Unidos para comparar a los usuarios de sildenafil con los no consumidores.

En el análisis, se incluyen pacientes con un ensayo clínico de Alzheimer activo (losartán o metformina) que utilizan fármacos comparables.

Descubrieron que quienes usaban sildenafil tenían un 69% menos de probabilidades de desarrollar la enfermedad de Alzheimer que quienes no usaban sildenafil después de 6 años de seguimiento. En particular, el sildenafil redujo el riesgo de desarrollar la enfermedad en un 55% en comparación con losartán, 63% en comparación con metformina, 65% en comparación con dildiazem y 64% en comparación con glimiprid.

“En particular, encontramos que el uso de sildenafil redujo el riesgo de enfermedad de las arterias coronarias, hipertensión y Alzheimer en pacientes con diabetes tipo 2, todos los cuales se asociaron significativamente con un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad, así como en aquellos que lo hicieron no.” Dice el Dr. Cheng.

Para estudiar el efecto del sildenafil en la enfermedad de Alzheimer, los investigadores desarrollaron una muestra de células cerebrales obtenidas de pacientes con Alzheimer utilizando células madre.

En el modelo, se encontró que el sildenafil aumenta el crecimiento de las células cerebrales y disminuye la hiperfosforilación de las proteínas DOW (una característica única que conduce a complicaciones neurobibrilares), mientras que el sildenafil proporciona información biológica sobre cómo los cambios cerebrales relacionados con la enfermedad pueden verse afectados.

“Dado que nuestros hallazgos solo establecen un vínculo entre el uso de sildenafil y la reducción de la incidencia de la enfermedad de Alzheimer, ahora planeamos una prueba mecánica y un ensayo clínico aleatorizado de segunda fase para confirmar los beneficios clínicos del sildenafil”. Esperamos que nuestro enfoque se aplicará a otras enfermedades neurodegenerativas, como la enfermedad de Parkinson y la esclerosis lateral amiotrófica “.

- Anuncio -
Redacción Prensa
Última hora desde la redacción
- Anuncio -

Te puede interesar

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img