21.1 C
Parla
InicioSalud"Vivir en las calles mata"

“Vivir en las calles mata”

- Anuncio -

Madrid, 8 de julio. (Europa Press) –

El 30 por ciento de las personas sin hogar padece enfermedades graves como cáncer o cirugías que llevan a una recuperación lenta, y el 30 por ciento ha intentado suicidarse, según Hogar C, una organización contra las personas sin hogar.

“Vivir en la calle mata vidas. Es un claro factor de riesgo para la salud física y mental de quienes sufren situación de calle. ¿Te imaginas vivir en la calle con un problema de salud? El derecho a la salud está íntimamente ligado al ejercicio de la otros. Derechos humanos y dependientes de ellos”, señalaron en un comunicado.

En este sentido, a las personas sin hogar se les impide buscar tratamiento porque no tienen dónde recuperarse, y una vez que les dan el alta hospitalaria “si tienen acceso a un tratamiento tienen que pasar por el proceso de recuperación en la calle. Destructivo para ellos”.

Estos problemas de salud incluyen amputaciones, diabetes desequilibrada, cáncer, trasplantes, cirugías o personas que necesitan oxígeno.

Por ello, Hogar Sí cuenta con tres centros en Madrid, Córdoba y Murcia, que surgen de las necesidades de apoyo (personal, material e infraestructuras) para afrontar un proceso de enfermedad y la dificultad de acceso al sistema sanitario de la población afectada. domesticidad.

Estos centros también albergan a personas sin hogar en cuidados paliativos. Asimismo, tratan de gestionar desde centrales asistenciales como el Ingreso Mínimo Vital (IMV).

Actualmente, la organización trabaja para que sus centros de Córdoba y Murcia cuenten con una financiación estable, como ya tiene Madrid a través de un convenio firmado con la Comunidad de Madrid.

Uno de estos casos es el de José Carlos, que vivía en una tienda de campaña desde hacía cuatro años cuando un problema de salud lo obligó a ingresar en el hospital. Su vida estaba en peligro, pero se mantuvo firme.

Después de salir del hospital, necesitaba un hogar de ancianos, y así fue como conoció a la organización. Finalmente, José Carlos se reencontró con su familia y ahora vive con ellos.

“Las personas sin hogar son más susceptibles a enfermedades graves y les cuesta más cuidar su salud. El sistema de salud está diseñado para personas que tienen un hogar donde pueden recuperarse y cuidarse. Es muy difícil cuando vives en la calle. Seguimiento con tratamiento y atención médica, la tasa de mortalidad de las personas sin hogar es tres veces superior a la del resto de la población. Esta cifra aumenta en el caso de las mujeres y los jóvenes. Estos son hechos evidentemente dramáticos y la conexión entre la falta de vivienda y la salud es aquella que carece de la visibilidad suficiente”, subrayan desde Hoger C.

- Anuncio -
Redacción Prensa
Redacción Prensa
Última hora desde la redacción
- Anuncio -

Te puede interesar

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img