-0.2 C
Parla
InicioEconomíaEH Bildu niega que su pretensión de reforma laboral sea un "fraude...

EH Bildu niega que su pretensión de reforma laboral sea un “fraude nacional” y lo mantendrá hasta el final.

- Anuncio -

Matute confirma que no dimitirán, e insiste en que regirá el acuerdo Euskadi-Navarra, “sin estar sujeto a interpretación gubernamental”.

BILBAO, 15 de enero (EUROPA PRESS) –

El portavoz adjunto de EH Bildu en el Congreso, Oskar Matute, ha negado que haya “fraude nacional”, sino “defensa de los derechos de los trabajadores” y de la ciudadanía vasca, en sus alegaciones sobre las reformas obreras que tienen el Gobierno del PSOE y el Sindicato. Es posible que tengamos la intención de aprobarlo en la Cámara Baja. Además, les ha asegurado que mantendrán su posición hasta el final y no dimitirán, y ha subrayado que prevalecerá el acuerdo alcanzado por Euskadi y Navarra, sin “someterse a la interpretación del Gobierno”.

En declaraciones a Europa Press, Matute ha recordado que el pasado miércoles mantuvieron una reunión con representantes del Ministerio de Trabajo para “intercambiar ideas” sobre la reforma laboral. Cuando desde el Ministerio trasladaron la formación de los “beneficios” independentistas del acuerdo alcanzado entre CCOO, UGT, la patronal y el Gobierno, según el diputado EH Bildu, aprobaron su documento con cinco propuestas “nucleares”.

El artículo pide la protección del sistema vasco de negociación colectiva, garantizando la difusión de los convenios autonómicos, la devolución de las retribuciones anuales activas de 45 días, el control público de los expedientes de Control de Empleo (ERE) y que se “reescriban” las causas económicas de despido por parte de las empresas que problemas de reclamación. “Son todos elementos que creemos que no existen en esta evolución para ser la respuesta que los trabajadores esperan y necesitan”, aseguró Oskar Matute.

Un representante del grupo independentista ha afirmado que se trata de un “paquete” que recoge la posición “histórica” ​​de la izquierda vasca por el Estado, más allá del independentismo, y no rechazará ninguna de sus cinco vías porque no se trata de puede aceptarse la “mesa de negociación”, que reclama “uno o dos”.

“Son reclamos que se vienen haciendo desde hace una década, que han sido la columna vertebral de paros generales, movilizaciones oportunas y sostenidas, y acuerdos, programas y compromisos desde lo sindical, social y político”, aseguró.

Por eso, advirtió que se mantendría la “palabra” dada a los vascos y recordó que los mismos partidos que forman el Gobierno del Estado, PSOE y Unidas Podemos, fueron “santos” en su acuerdo sindical anulado por las reformas.

CONVERSACIONES Y CONVERSACIONES

Matute ha pedido al Ejecutivo que, por tanto, mantenga una “posición negociadora y negociadora”, y ha confirmado que no se le puede pedir que se abstenga de “incidir en el proyecto final” de la Ley. abrirá el diálogo y que estas conversaciones “permitirán encontrar la manera y la manera de expresarse en la Cámara de Diputados”.

“Creemos que estamos en una posición de responsabilidad y solidaridad porque hacemos lo que decimos y decimos lo que hacemos. Llevamos mucho tiempo diciendo que se debe abolir la reforma laboral, seguimos diciendo que se debe. Es un debate de “todos o ninguno. Hemos puesto encima de la mesa todas las cosas que son perjudiciales para la reforma laboral”, subrayó.

A su juicio, este es un “momento histórico porque quedan tantos” en el consejo inferior que “podrían empujar el texto hacia reformas que realmente aborden las necesidades de los trabajadores”, después de 2012 “que marcó la diferencia, persiguiendo sus fundamentos”. .

“VISOR Y CLASE NACIONAL”

Oskar Matute ha confirmado que EH Bildu “enfrenta este debate desde una perspectiva nacional y de clase”. “La cuestión nacional tiene que ver con que, si en el País Vasco y Navarra podemos llegar a un acuerdo que nos permita dar respuesta a la plantilla, no hay ninguna herramienta mencionada que nos impida implantarlo. Tiene que ver con la desnacionalización”, enfatizó.

Al mismo tiempo, explicó que la “perspectiva nacional” es coherente con “la de clase” y, de esta forma, proponen “una razón para entrar en el empleo”. “Es inaceptable que los empresarios tengan ese tipo de carta mágica que les permite, bajo el egoísmo de razones técnicas, organizativas o económicas, e incluso para ser rentables, desalojar a las personas. Además, hay un menor costo de despido”, dijo. acusado. ..

El diputado EH Bildu ha negado que sus denuncias respondan a un “fraude nacional”, después de que el secretario general del PSE-EE, Eneko Andueza, señalara que el PNV y la estructura independentista rechazan la reforma laboral por “odio nacional”, con razón. El acuerdo vasco está “protegido”.

“No hay fraude nacional, hay una defensa de los derechos de los trabajadores, y esos derechos se reclaman en Villaro, Laudio o Amurrio, como se reclama en Jerez de la Frontera, Olivenza o Cartagena”, ha dicho.

Matute cree que será “controvertido” si muchos de la izquierda muestran “su incapacidad para mantener la palabra dada por factores políticos externos influyentes, como los economistas”. “Significa decirles a sus electores que su voto es viciado, limitado. Continuaremos defendiendo esas posiciones y cumpliremos nuestras promesas”, enfatizó.

Pese a reconocer que en este sentido su grupo tiene una “posición valiosa, como si hubiera sido firmada ante notario, defendida en los pueblos y villas de Euskal Herria, en campañas electorales y fuera de ellas”, no creer. , en el caso de que no se acepten sus pretensiones y se aprueben reformas laborales tal y como están, habrá que dar un “cambio” en la posición de la mayoría de la inversión.

“Nosotros no tenemos que ser nuestros enemigos (PSOE y Podemos) habrá otras leyes y una vez más tendremos una actitud constructiva que intente empujar todas las decisiones de este Gobierno hacia las posiciones de izquierda. Éxito, completo y, si no, saldremos frente a la gente, y diremos lo que hemos logrado o lo que no hemos logrado”, insinuó.

APOYO CIUDADANO

Oskar Matute cree que en el Gobierno hay una “cierta tendencia” a tener una actitud con la gente para que la formación de naranjas apoye la reforma del trabajo, y considera que “se relacionan con la elección de elecciones que en algunos ámbitos se llevará a cabo.

“Cada partido es muy libre de sumar y buscar alianzas donde quiera conseguirlo. No le diremos a ningún partido lo que debe o no debe hacer. Les decimos: ‘Si quieres tener EH Bildu, debes hacerlo’. ‘”, él dijo.

Bajo esta lógica, ha dicho que tendría al Ejecutivo quien “cree conveniente” conseguir los votos de EH Bildu “aceptando sus propuestas, que son de izquierda en general, o prefiere ignorarlas y buscar ayuda en otro lado”. “Depende de ti”, concluyó.

- Anuncio -
Redacción Prensa
Última hora desde la redacción
- Anuncio -

Te puede interesar

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img