23.6 C
Parla
InicioEconomíaEl 51% de las medianas empresas planea subir los precios este año...

El 51% de las medianas empresas planea subir los precios este año para hacer frente a la crisis, según Grant Thornton.

- Anuncio -

MADRID, 18 de abril. (PRENSA EUROPA) –

Más de la mitad de las medianas empresas (51%) prevé subir los precios este año para hacer frente al aumento de costes, según el primer informe ‘El pulso de la mediana empresa española’ 2022 elaborado por Grant Thornton.

Respecto a los primeros meses de 2021, el porcentaje de empresas que tienen previsto subir los precios ha aumentado un 18% y, comparando con datos de otros países europeos, hay una diferencia de hasta el cinco por ciento.

Por el contrario, solo el 12% de los consejeros se dan cuenta de que tienen la oportunidad de bajar los precios en los próximos meses, lo que indica que se trata de una tendencia generalizada en el tejido empresarial español.

El actual contexto de inflación, con el IPC situado en el 9,8% interanual “impulsado por la subida de los precios de la energía y el aumento de los costes totales”, lleva a los comerciantes a tomar medidas “inmediatas” para adaptarse a las nuevas realidades.

“La inflación y los devastadores efectos de la guerra de Ucrania se perfilan como uno de los mayores retos para las empresas de habla hispana, estas últimas”, explica el documento.

Sin embargo, aunque el aumento de los costos de energía, transporte y mano de obra plantea desafíos “importantes”, estos son reconocidos como “especiales”. “Es importante que las empresas estén bien informadas sobre la verdadera magnitud de estos problemas y las soluciones que pueden encontrar en este proceso, que tiene como objetivo mejorar y reducir costos”, destacó Álvaro Fernández, socio de auditoría de Grant Thornton.

El estudio de Grant Thornton también evalúa la salud de las medianas empresas, que, en general, se mantienen en la zona positiva que registraron el año pasado, con 0,3 puntos en una escala que oscila entre -50 y 50 puntos. Sin embargo, el índice bajó un punto respecto al mismo período del año pasado y está dos puntos por debajo de la media europea (2,3) y casi un punto por debajo de la media mundial (1,2 puntos).

“El aumento de la incertidumbre y el temor a nuevas carencias en los ámbitos relacionados con la oferta y la demanda están perjudicando la salud de las medianas empresas españolas, además de pronosticar un crecimiento para los directivos en los próximos meses”, apuntan desde Grant Thornton. .

PRECIOS DE LA ENERGÍA, PRINCIPAL PROBLEMA PARA LAS EMPRESAS

El 62 % de los empresarios ha identificado el aumento de los precios de la energía como un “problema importante” al que se enfrentan sus negocios a corto plazo. Los entrevistados han demostrado que es el “mayor obstáculo” para hacer crecer su negocio, con estadísticas preocupantes entre las más altas de la última década.

Por el contrario, los comerciantes se centran en el mercado exterior, identificándolo como “una de las principales vías para reactivar la economía”. Así, hasta el 44% de los comerciantes ha asegurado a Grant Thornton que incrementará sus exportaciones, una cifra similar a la europea. Promedio (45%) e incluso más que el promedio internacional (38%).

“Mientras los indicadores auguren el inicio del ciclo de recuperación, las medianas empresas se enfrentan a un giro inesperado de los acontecimientos”, explicó el presidente de Grant Thornton, Ramón Galcerán.

“Sin embargo, nuestro tejido empresarial mantiene su apuesta exportadora como catalizador del crecimiento. Son datos relevantes que demuestran que la apuesta sincera por los mercados globales que descubrimos durante la crisis continúa a pesar de las dificultades”, añadió. Galcerán.

GRAN CRECIMIENTO E INVERSIÓN A PESAR DE LA INCERTIDUMBRE

A pesar del impacto de la situación inflacionaria actual, las medianas empresas mantienen expectativas positivas, aunque se reducen en 3,3 puntos respecto al primer semestre de 2021.

“Si bien las esperanzas de los comerciantes han disminuido ligeramente y las preocupaciones sobre las reformas que traerá la guerra ya están teniendo un impacto, la situación general es que el rendimiento de sus empresas se mantiene en un umbral más alto que el alcanzado antes de la catástrofe”. , dijo Álvaro Fernández.

Esta disminución también se ha valorado en la previsión de ingresos y beneficios. A pesar de que el 53% de los comerciantes espera incrementar sus ventas y hasta un 46% cree que aumentará sus ganancias, se espera un estancamiento en el crecimiento de los resultados reales y una caída de hasta dos puntos en los ingresos.

En cuanto a la inversión, el 40% de los directivos de medianas empresas apostó por la subida en los próximos doce meses, tres puntos más que a principios de 2021.

En parte, los activos intangibles son donde se espera que se realice la mayor parte de la inversión. Así, el 43% de los directivos tiene previsto invertir el próximo año en nueva maquinaria y equipos y el 26% en nuevos edificios.

- Anuncio -
Redacción Prensa
Redacción Prensa
Última hora desde la redacción
- Anuncio -

Te puede interesar

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img