17.9 C
Parla
InicioEconomíaEl aumento del SMI entre 2016 y 2021 ha dificultado la creación...

El aumento del SMI entre 2016 y 2021 ha dificultado la creación de 161.000 puestos de trabajo, según Cepyme.

- Anuncio -

En las pymes, el SMI se sitúa en el 69,5% del salario medio, sumándose esta cifra al sector servicios, según el informe.

MADRID, 21 de marzo. (PRENSA EUROPA) –

La subida del Salario Mínimo de los Profesionales (SMI) entre 2016 y 2021 ha dificultado la creación de 161.000 puestos de trabajo, según el informe ‘Los Salarios’. Impacto del crecimiento de las PYMES en España ‘Pymes’, organizado por la Federación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme).

Un informe publicado este lunes analiza el impacto del salario mínimo en las pequeñas y medianas empresas tras subir un 52,6% entre 2016 y 2022. Según Cepyme, actualmente el salario mínimo es el 57,8% del salario medio en España, en empresas con menos de 50 empleados, se acerca al 70%.

Según el estudio, entre 2016 y 2019 el incremento del SMI fue del 37,4%, lo que provocó que la creación de puestos de trabajo básicos “se ralentizara” y, sin embargo, creciera más rápido la creación de empleo cualificado.

El estudio concluye que una subida más modesta del salario mínimo permitiría crear 131.600 puestos de trabajo más en este periodo, cifra que asciende a 161.000 entre 2016 y 2021, mientras que el aumento del SMI fue del 47,2%.

Ante el argumento de que un aumento del SMI está redundando en la mejora de los colectivos más vulnerables, el informe advierte que es “más perjudicial” para mujeres, jóvenes y trabajadores no cualificados.

“Además, un aumento sin precedentes del salario mínimo podría desencadenar en el futuro una sustitución laboral por máquinas o robots, lo que podría derivar en un aumento permanente del desempleo de larga duración”, advirtió el Cepyme en un estudio.

Así, se informa que el alza de la serie SMI ha afectado la formación de salarios en las empresas, especialmente las pequeñas, por tener menores capacidades salariales. Por ejemplo, el informe advierte que se han visto cambios de alto nivel en las nóminas de muchas empresas, con mayor impacto en los tramos inferiores.

Asimismo, este incremento ha afectado a la negociación colectiva, dejando “desfasados” muchos de los convenios utilizados e interfiriendo así en las 4.500 mesas de negociación colectiva que se están creando en España.

EL EFECTO DE LA ‘SEGUNDA RONDA’ DE LAST RISE

Cepyme también advierte de que la última subida del SMI de 2022 se interpreta como un “efecto de segunda fase” para el resto de salarios. “Ha creado una enorme balanza de pagos a nivel nacional sin importar la productividad de la zona, industria o tamaño de la empresa. Y las pequeñas y medianas empresas son las más afectadas”, aseguró.

En particular, la investigación destaca que la producción de las pymes es casi tres veces menor que la de las empresas de más de 250 empleados, situación que es alimentada por la industria y el distrito, afectando sus ángulos y utilidades diferentes, y por lo tanto, teniendo un mayor impacto. que una pequeña estructura.

Por ejemplo, en el sector servicios el SMI es el 59,2% del salario medio, pero en el caso de las pequeñas empresas de este sector la cifra supera el 60% en todas las comunidades autónomas. Además, en 12 comunidades autónomas, el SMI ya se sitúa muy cerca del 80% del salario medio sectorial, hasta el 90,5% de los cargos por servicios. medio canario

Por ramas de actividad, se aprecia que el SMI ha aportado “nóminas importantes” en pequeños rubros como Hostelería, Otros Servicios, Actividades Administrativas, Artes y Espectáculos y Negocios, donde el salario mínimo ya supera el 65% de la media. pagos e incluso supera el 80% en tres de estas sucursales.

Cepyme también ha confirmado que ningún gran país de la Unión Europea con salarios más bajos como España lo ha hecho en un 52,6% desde 2016, frente a menos del 15% en Alemania, Francia y Holanda.

A ello hay que añadir que España tiene la segunda ratio más alta de la UE entre el SMI y el salario medio (54,1%). En Alemania, Bélgica y los Países Bajos, entre otros, la relación es al menos un 10 por ciento menor. “Solo en cinco países de la UE el SMI supera el 50% del salario medio”, dice el informe.

En resumen, un informe elaborado por CEPYME destaca que la subida del salario mínimo de los profesionales (SMI) hasta los 1.000 euros para 2022 es especialmente fuerte para las pequeñas empresas, mermando aún más la productividad de estas empresas.

A esto hay que sumar los problemas que muchas empresas sacan de la crisis anterior producto de esta catástrofe, como el elevado endeudamiento, el aumento de la delincuencia y la falta de recuperación en muchos sectores. Asimismo, la subida de los precios de las materias primas y de la energía, alimentada por la guerra de Ucrania, genera “más incertidumbre y resultados incalculables” en estos momentos, por lo que el Cepyme pide una reforma salarial.

- Anuncio -
Redacción Prensa
Redacción Prensa
Última hora desde la redacción
- Anuncio -

Te puede interesar

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img