9.4 C
Parla
InicioEconomíaEl gobierno quiere que los bancos mantengan las montañas de la reverencia...

El gobierno quiere que los bancos mantengan las montañas de la reverencia cuando las fundaciones dejen de controlarlos

- Anuncio -

MADRID, 17 de octubre (EUROPA PRESS) –

El gobierno quiere que las instituciones de crédito mantengan la propiedad del montañoso negocio de la misericordia de las fundaciones bancarias, incluso si estos principios pierden el control de dichas entidades.

Así consta en una de las modificaciones registradas por los grupos gubernamentales, PSOE y United We Can, a un proyecto de ley para aprobar directivas europeas sobre entidades de crédito, competencia y anti-blanqueo de capitales, que ha recibido Europa Press.

Después de ser aprobada en mayo, la orden se sentó en el Congreso para su procesamiento como proyecto de ley. Ahora, el Gobierno ha aprovechado la oportunidad para proponer cambios e introducir varias modificaciones a la ley de Cajas de Ahorros y Fundaciones Bancarias.

Los montes de piedad son organizaciones sin fines de lucro que otorgan préstamos a los clientes en lugar de poner joyas como garantía. Cuando un cliente no paga la deuda, Pebble Hills lleva las gemas a la subasta pública y aparta el monto del premio para pagar la deuda existente, mientras que la ganancia restante se devuelve al propietario de la gema.

Las montañas de reverencia están incrustadas en los cimientos de los bancos y las ganancias que producen y sus actividades se utilizan para el trabajo y la acción social.

La Ley 26/2013, de 27 de diciembre, de Cajas de Ahorros y Fundaciones Bancarias, garantiza la cesión de montañas piadosas al funcionamiento social de las Cajas de Ahorros, con carácter bancario o mediante entidades de crédito de crédito.

Esto significa que cuando las fundaciones dejen de regular las entidades de crédito en las que participan, deberán cederles el negocio del monte de piedad.

En este contexto, muchas fundaciones bancarias han reducido su participación hasta perder el control de las entidades de crédito, lo que incita a esas entidades a perder la propiedad de las piadosas montañas y transferirlas a fundaciones.

Sin embargo, los grupos gubernamentales han encontrado más fácil eliminar esta limitación, porque las actividades de montes de piedad son “muy similares a las actividades crediticias”, ya que implica una evaluación de riesgos. Además, recuerdan que la propia ley tiene como objetivo eliminar las operaciones crediticias subyacentes.

Por ello, el Ejecutivo ha registrado una enmienda a la cláusula que estipula que las montañas de reverencia pueden darse a las instituciones crediticias “institucionalizadas”, sustituyendo el término “controladas” por “inversionistas”.

Estas enmiendas deben debatirse en la Comisión Parlamentaria de Asuntos Económicos y Transformación Digital. Si obtienen el apoyo del Congreso, las instituciones de crédito mantendrán la propiedad de los negocios forestales piratas cuando las fundaciones no tengan la intención de controlarlos.

- Anuncio -
Redacción Prensa
Última hora desde la redacción
- Anuncio -

Te puede interesar

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img