35.3 C
Parla
InicioEconomíaEspaña ocupa el tercer puesto y sube al puesto 36 entre los...

España ocupa el tercer puesto y sube al puesto 36 entre los países más competitivos del mundo, según el IMD.

- Anuncio -

MADRID, 15 jun (PRENSA EUROPA) –

España ha mejorado tres puestos, hasta el puesto 36 de un total de 63 en la lista de los países más competitivos del mundo, según el ‘World Competitiveness Ranking’, que elabora anualmente la escuela de negocios IMD y que clasifica a esta. un año al frente de Dinamarca, por delante de Suiza, Singapur, Suecia y Hong Kong.

El resurgimiento del espacio en la clasificación del año pasado por parte de España se explica por un mejor desempeño económico, en particular gracias a la industria turística, así como por el avance en las exportaciones de servicios comerciales, la inversión internacional y el empleo.

Asimismo, según José Caballero, economista jefe del IMD Center for International Competition, “también hay mejoras importantes, aunque en menor medida, en infraestructura tecnológica y científica, y en medidas sanitarias y medioambientales.

Sin embargo, el experto advirtió que la efectividad de la administración y de la empresa parece estar decayendo un poco con respecto a 2021, especialmente en los casos de hacienda pública y leyes societarias, que, de hecho, han experimentado caídas constantes. Desde 2020.

De esta forma, esta versión del título muestra una mejora significativa en España en el indicador de desempeño económico, una de las cuatro principales áreas analizadas, donde asciende al puesto 35 desde el 42 del año pasado, como resultado del progreso de España en dichos campos. . como el comercio internacional (15) y la reforma económica interna (39).

Asimismo, en el ámbito de las infraestructuras, España se sitúa, hasta el puesto 25, destacando indicadores menores de infraestructura tecnológica (17), salud y medio ambiente (19), así como infraestructura científica (25).

DISMINUCIÓN DE LA EFICIENCIA DEL GOBIERNO

Por el contrario, España ha caído este año en el indicador de desempeño del gobierno, del puesto 49 al 50, como resultado del deterioro de las percepciones sobre el sistema institucional (40), derecho corporativo (46), finanzas públicas (59). y política monetaria (53).

Además, España desciende una posición en el ámbito del éxito empresarial, cayendo hasta el puesto 40, a pesar de las mejoras en el segmento del mercado laboral (43) y en la productividad y eficiencia (26).

Según el IMD, los principales retos de la economía española están relacionados con la buena gestión financiera, el fortalecimiento del sistema productivo y el desarrollo económico sostenible; promover la colocación y la investigación digital; mejorar la capacidad de empleabilidad de los trabajadores mediante el replanteamiento de las políticas de empleo en el marco del diálogo social; la gestión de la inflación de forma que no perjudique la competitividad y el fortalecimiento de la industria mediante el replanteamiento de las cadenas de suministro.

TITULO GENERAL

A nivel mundial, Dinamarca llega a la cima por primera vez en la historia de la lista, con Suiza, Singapur, Suecia, la RAE de Hong Kong, los Países Bajos, Taiwán, Finlandia, Noruega y los Estados Unidos entre los diez primeros.

Al respecto, Arturo Bris, director del IMD World Competitiveness Center, destaca que Dinamarca es “el país más desarrollado en el mundo digital” y lidera el ranking gracias a sus políticas positivas, los beneficios de ser un país europeo, en un dirección abierta hacia la sostenibilidad y el crecimiento de su sector empresarial.

Por otro lado, los involucrados en el informe señalan que en Europa del Este, la posición competitiva promedio ha aumentado al 40, un aumento de dos puntos desde 2021, mientras que Asia Occidental y África promediaron un aumento de 38 a 37 grados. Lo mismo es cierto en América del Sur, donde la economía ha crecido del grado 57 al 56 en promedio.

En el caso de Europa Occidental, el desarrollo competitivo iniciado en 2019 se ha visto truncado, llevando la estabilidad al puesto 20 de media, ya que, aunque economías como Bélgica o Francia están ganando posiciones, otras como Austria, Grecia o Portugal están cayendo.

Por su parte, la economía norteamericana promedio se ha mantenido estable, aunque desde 2018 los niveles competitivos en Norteamérica han bajado del puesto 21 al 26 en 2022.

PRECIO E INFLUENCIA POLÍTICA

La última versión de la lista muestra el mayor impacto de las presiones inflacionarias sobre las empresas y la competencia económica nacional que las relacionadas con las preocupaciones por las emisiones de gases de efecto invernadero y las diferencias sociales y económicas.

En este sentido, “las presiones inflacionarias afectan a gran parte de la economía analizada y exacerban las barreras en la cadena de suministro global”, como demuestra Christos Cabolis, economista jefe del IMD World Competition Center (WCC).

De hecho, los ejecutivos encuestados encuentran que estos factores, además de los conflictos geográficos, afectan más a las empresas. “Establecer estas prioridades para temas de corto plazo podría llevar a que se descuiden dinámicas de largo plazo, como las relacionadas con la sustentabilidad ambiental, lo que podría tener graves consecuencias para el mundo”, dijo José Caballero.

Así, para el 50% de los ejecutivos entrevistados, la principal preocupación es la presión inflacionaria, mientras que el 49% cita conflictos geográficos y el 48% limitaciones de oferta.

- Anuncio -
Redacción Prensa
Redacción Prensa
Última hora desde la redacción
- Anuncio -

Te puede interesar

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img