30.9 C
Parla
InicioEconomíaGaramendi condena el 'veto' al despido "mete la tijera" en la reforma...

Garamendi condena el ‘veto’ al despido “mete la tijera” en la reforma laboral.

- Anuncio -

Le responde a Díaz que ya mostró su “compasión” firmando más de 15 contratos y criticando la “intervención” en el contrato de arrendamiento.

MADRID, 30 de marzo. (PRENSA EUROPA) –

El consejero delegado del Consejero Delegado, Antonio Garamendi, acusó este miércoles de afirmar que la prohibición de despidos selectivos de empresas receptoras de ayudas públicas incluida en un plan de guerra aprobado por el Gobierno significaba “tijeras” y “cambiar las reglas del Gobierno”.Reformas laborales acordadas con los agentes sociales.

Garamendi, en unas declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, afirmó que, si bien era cierto que durante la tragedia era ilegal despedir a personas por motivos relacionados con la salud, la reforma de los trabajadores constató que si se despedía a un empleado del ERTE, el el empleador debe reembolsar al empleado los honorarios recibidos por el empleado.

“No quiere decir que si aprobamos la reforma laboral solamente, la tijera tiene la primera oportunidad (…) El sistema ha cambiado”, regañó el director general.

Según la Real Ley, que dispone de un plan para hacer frente a la guerra y que se ha publicado este miércoles en el Boletín Oficial del Estado (BOE), en aquellas empresas que se beneficien de las ayudas directas previstas en el plan, un incremento de los costes energéticos “podría no ser causa de despido hasta el 30 de junio de 2022”, debiendo pagar la asistencia recibida si incumple esta obligación.

Asimismo, la ley establece que las empresas que se acojan a medidas de reducción de jornada o extinción de contratos (ERTE) “por causas relacionadas con la invasión de Ucrania y que se beneficien de ayudas públicas podrán utilizar estos factores para provocar el despido”.

Garamendi quiso dejar claro que “ningún empresario quiere dimitir”, pero advirtió que las empresas están “completamente desbordadas”, especialmente las pymes, “y a veces tienen que dimitir, porque si no, lo que cierra es la empresa”, ha apuntado.

El consejero delegado también ha respondido a las palabras de la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, que ayer, ante las críticas de una patronal sobre una prohibición de despido, le pidió que fuera “socialmente compasivo”.

Garamendi ha respondido que es compasivo y que lo ha “demostrado plenamente” firmando más de 15 contratos en los dos últimos años, incluidos los relacionados con la dependencia, los ERTEs o la propia reforma laboral.

“Lo único que podemos hacer es intervenir cuando hay una ley acordada y discutida hace unos días”, subrayó el dirigente empresarial al reiterar las reformas obreras.

El Parlamento tampoco comparte una restricción del 2% a la actualización de los contratos de arrendamiento porque, a su juicio, también significa “intervencionismo” por parte del Estado, en este caso en la propiedad privada.

“A la hora de planificar, la gente siempre piensa en las grandes empresas internacionales y la realidad es que las personas que alquilan una casa muchas veces son viudas o jubiladas que les han salvado la vida y por ende aumentado sus pensiones. Afecta directamente a la libertad de mercado”, criticó. .

HAY OPORTUNIDAD DE REDUCIR IMPUESTOS Y ELIMINAR AGENTES

El director ejecutivo ha asegurado que, en cualquier caso, el consejero delegado leerá “en detalle” una orden publicada en el BOE que contiene medidas gubernamentales en respuesta al impacto económico de la invasión de Ucrania y Rusia.

Garamendi cree que el Gobierno “podría hablar de bajada de impuestos” porque, a su juicio, hay un hueco en el ámbito energético, y lamenta que el Gobierno no haya hecho un “análisis de eficiencia” para “no hacerlo”. metiéndose en más carencias públicas.

En esa lógica, ha defendido que “hay una gestión y unas criaturas interdependientes” y que hay algo que se puede hacer para que el Gobierno sea más eficaz. De hecho, el Instituto de Estudios Económicos (IEE) estima que hay hasta 60.000 millones de euros para remediar esta situación y evitar todas estas “interacciones”.

“No hablo de educación y sanidad, sino de Gobierno, comunidades autónomas y municipios con gestión y organizaciones conflictivas. Aquí se puede reformar para que el Estado sea más eficaz”, ha subrayado.

“CUIDADO EL GOBIERNO VA A LO QUE LA EMPRESA PUEDE CONSEGUIR”

Respecto a algunas de las medidas adoptadas por el Gobierno en materia energética, como la reducción de las ‘prestaciones aéreas’ de las eléctricas, Garamendi cree que el Ejecutivo debe ser prudente en sus decisiones. “Cuidado con que el Gobierno marque cuánto se puede sacar o no sacar cuando hay mercado”, insinuó.

A su juicio, en las medidas aprobadas “se ve claramente la intención por parte del Estado”, en referencia a Podemos, que había advertido contra este tipo de actuaciones “incluso cuando España no estaba en guerra”.

En esta línea, el líder de la CEOE ha señalado que cuando las grandes empresas están obligadas a tributar por lo que ganan en España, no tienen en cuenta los beneficios que muchas de ellas obtienen del extranjero donde están dispuestas a tributar, y que sus Las ganancias en el ámbito nacional son “pequeñas”.

- Anuncio -
Redacción Prensa
Redacción Prensa
Última hora desde la redacción
- Anuncio -

Te puede interesar

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img