18.8 C
Parla
InicioEconomíaLa actividad privada en la eurozona cayó a un mínimo de 20...

La actividad privada en la eurozona cayó a un mínimo de 20 meses en septiembre y se espera que desacelere la economía, según el PMI.

- Anuncio -

MADRID, 23 de septiembre (EUROPA PRESS) –

La actividad del sector privado en la zona euro se contrajo en general en septiembre, cayendo a su peor nivel en 20 meses, como muestra el Índice de Gerentes de Compra (PMI) compuesto elaborado por S&P Global, que se situó en 48,2 puntos, desde 48,9 en agosto.

El índice elaborado por S&P Global está construido sobre una barrera de 50 puntos, si el índice supera esa cifra hay crecimiento y expansión de la actividad, mientras que si es menor hay descenso y descenso.

Se avecina una recesión para la eurozona, ya que las empresas apuntan a malas condiciones comerciales y crecientes presiones sobre los precios, vinculadas al aumento de los precios de la energía. Mente, Chris Williamson, quien estima una disminución del 0,1% en el PIB en el tercer trimestre.

Por su parte, el indicador preliminar de actividad comercial del sector servicios de septiembre se situó en 48,9 puntos, nueve puntos menos que en agosto. Esto representa la peor tasa registrada en los últimos 19 meses.

Asimismo, el indicador adelantado de la actividad manufacturera cayó a su peor nivel en 27 meses, en 48,5 puntos, desde los 49,6 puntos observados en agosto.

Si no se tiene en cuenta la contracción observada durante el parón por la epidemia, el descenso de la actividad en la zona euro es el mayor desde 2013, según explica S&P Global.

Además, el informe elaborado por la empresa deja poco margen a la esperanza. El documento muestra que todos los índices de nuevos pedidos, así como los de pedidos pendientes y los de expectativas futuras “apuntan a que la caída seguirá acelerándose en los próximos meses”.

S&P ha advertido que los “precios de la energía disparados” se suman a la carga de costos “creciente” de la compañía. Además, en algunos casos también redujeron las actividades de producción y comercialización, elevando los precios a niveles más altos. Para esta organización, esto sugiere una reintensificación de las presiones inflacionarias.

“Si bien la demanda se está desacelerando y las empresas se están volviendo más optimistas sobre las perspectivas, los indicadores de encuestas prospectivas sugieren un repunte en la economía de la eurozona en el cuarto trimestre, lo que aumenta la posibilidad de que la región caiga en recesión”, agregó Williamson.

- Anuncio -
Redacción Prensa
Redacción Prensa
Última hora desde la redacción
- Anuncio -

Te puede interesar

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img