28.1 C
Parla
InicioEconomíaLa AIReF cree que en 2023 aún se dan circunstancias excepcionales para...

La AIReF cree que en 2023 aún se dan circunstancias excepcionales para mantener la cláusula de escape

- Anuncio -

Recuerda al Gobierno la responsabilidad de implementar el programa de equilibrio y recomienda que establezca una estrategia fiscal nacional a mediano plazo.

MADRID, 29 de julio (EUROPA PRESS) –

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) confirma que la crisis energética y la incertidumbre por la guerra de Ucrania son circunstancias excepcionales que justifican mantener activa la cláusula de escape en 2023, que permite a los Estados superar el déficit para dinamizar la economía.

En el informe, la AIReF también destaca que la inflación está provocando una situación difícil de financiación y el coronavirus sigue afectando a la economía.

La petición del informe del Ministerio se fundamenta en el impacto directo a nivel nacional de la ampliación de la cláusula de protección en 2023 a nivel europeo, considerando, entre otros motivos, en el incremento del precio de la energía que no es normal.

“La valoración de la situación macroeconómica sugiere mantener la cláusula de elusión, sin olvidar las debilidades asociadas al déficit estructural y al nivel de endeudamiento, según las decisiones adoptadas en el sistema de gestión financiera europeo”, explica la AIReF.

Las estimaciones más recientes de la AIReF apuntan a un crecimiento del PIB en torno al 2% para 2023, en línea con lo recomendado por otros organismos como la Comisión Europea o el FMI.

Si se materializa la amenaza de un corte total del suministro de gas ruso, habrá cambios significativos en las perspectivas de crecimiento para 2023, subraya la AIReF.

En el ámbito fiscal, sus proyecciones de mediano plazo muestran una posición más vulnerable en términos de déficit estructural y deuda.

La AIReF recuerda al Gobierno la obligación legal de poner en marcha el programa de reequilibrio y le recomienda establecer una estrategia financiera nacional a medio plazo que sirva de guía financiera y asegure la estabilidad financiera de las Administraciones Públicas.

CUARTO AÑO CONSECUTIVO SE HA INICIADO ESTA SECCIÓN

2023 será el cuarto año consecutivo que se active esta cláusula general de protección. Esta facilitación no significa la suspensión de los procedimientos del PEC, sino que permite a los Estados miembros flexibilizar sus respuestas de política monetaria para enfrentar los desafíos.

Todavía está a la espera de definir el sistema europeo de gestión financiera que estará vigente cuando se apague la protección general, prevista para 2024, cuyo proceso de revisión se inició nuevamente a fines del año pasado y aún se está discutiendo.

El Gobierno pidió a la Cámara de Diputados seguir utilizando la cláusula de escape en 2023, según la decisión de la Comisión Europea. Esta es la tercera vez que el Congreso quiere gobernar.

Pese al mantenimiento de la cláusula de salvaguardia en 2023, la Unión Europea recomienda a los países con elevado endeudamiento, entre ellos España, una política fiscal prudente. Esto significa reducir en 2023 el crecimiento del gasto público primario financiado a nivel nacional a un nivel por debajo del posible crecimiento a mediano plazo teniendo en cuenta el cambio climático, la necesidad de incrementar la inversión pública y digital así como la seguridad del suministro energético. Por tanto, España tendrá que reducir en 2023 el crecimiento del gasto primario corriente financiado a nivel nacional.

En su informe sobre la APE 2022-2025, la AIReF estimó el crecimiento del gasto primario corriente de financiación pública en 2022 bajo la referencia del PIB potencial a medio plazo. Sin embargo, en el período 2023-2025, su tasa de variación solo caerá por debajo de esa referencia en un punto, hacia el final del horizonte del programa.

En cuanto al tono de la política monetaria, la Comisión prefiere mantener una política de expansión monetaria para el conjunto de la UE y la eurozona, pero a nivel de los distintos estados miembros aconseja cautela.

Según la AIReF, existe el riesgo de que, en el marco de la suspensión de las leyes financieras, AA.PP. suponiendo un aumento del gasto estructural sin prever fuentes de financiación también estructurales, ya sea a través de mayores ingresos o de un menor gasto en otras políticas. Este riesgo, además, se ve magnificado por la ausencia de una estrategia financiera de mediano plazo.

SIN PLAN DE REEQUILIBRIO

En este sentido, la AIReF insiste en que en el derecho español la activación de la cláusula de escape está vinculada a la aprobación de un plan de nivelación que debe incluir la corrección de la deficiencia estructural, teniendo en cuenta las circunstancias excepcionales que provocaron la infracción. A la fecha, el mencionado plan aún no ha sido presentado a pesar de la introducción del artículo en octubre de 2020.

La AIReF considera que la elaboración de un plan a medio plazo es un elemento importante en la estrategia para restaurar y fortalecer el crecimiento económico a medio plazo, ya que contribuye a dar seguridad y transparencia a todos los agentes económicos y permite un mayor control sobre la ejecución y uso del presupuesto y. los efectos de las acciones realizadas.

RECOMENDACIONES

En este contexto, la AIReF vuelve a recomendar al Gobierno que establezca una estrategia financiera nacional a medio plazo que sirva de guía financiera y asegure la estabilidad financiera de las administraciones públicas.

“Esto requiere tener todos los niveles de gobernanza, identificar metas financieras y un calendario de acciones importantes, incluyendo un alcance de tiempo suficiente para poner la deuda en un camino que reduzca su nivel de riesgo, integrando los efectos económicos y financieros de los RETC y poner eso estrategia en las previsiones macroeconómicas y financieras reales”, explica el instituto.

Desde la introducción de la cláusula de elusión en 2020, la AIReF ha recomendado reiteradamente al Gobierno la introducción de esta estrategia financiera. El gobierno considera que está dando cumplimiento a la propuesta a través de diferentes procesos que inciden en la configuración de las cuentas públicas, como el Programa de Actualización de Estabilidad (APE). Sin embargo, la AIReF considera que el contenido de las APE enviadas a las instituciones europeas está lejos de ser una estrategia financiera a medio plazo, como ha dicho en numerosas ocasiones.

Según la AIReF, la falta de una estrategia fiscal a medio plazo es especialmente preocupante en el actual entorno macroeconómico de alto riesgo.

“La situación requiere capacidad para ajustar la política económica a los posibles riesgos derivados, entre otros, de la guerra de Ucrania, la inflación o la epidemia. Al mismo tiempo, debe existir una hoja de ruta para reducir la estructura del déficit sin perjudicar el crecimiento y permitiendo llevar la deuda pública a niveles que reduzcan el riesgo de la economía española ante futuras crisis”, concluye la AIReF.

- Anuncio -
Redacción Prensa
Redacción Prensa
Última hora desde la redacción
- Anuncio -

Te puede interesar

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img