24.6 C
Parla
InicioInternacionalLos partidarios de Moqtada Sadr volvieron a encender Bagdad en protesta contra...

Los partidarios de Moqtada Sadr volvieron a encender Bagdad en protesta contra el candidato chiita a primer ministro.

- Anuncio -

Madrid, 30 (PRENSA EUROPA)

Cientos de simpatizantes del caudillo iraquí Moqtada al-Sadr protagonizan este sábado enfrentamientos con la policía en un nuevo intento de entrar en la Zona Verde capitalina de Bagdad en una nueva protesta contra el candidato chiíta de Mahoma. los chiítas sudaneses como primer ministro de Irak; Una decisión que enfureció esta semana a los simpatizantes religiosos, que ingresaron al parlamento iraquí como protesta.

La Zona Verde es una de las partes más protegidas de Bagdad, que alberga la mayoría de las embajadas internacionales y sedes institucionales del gobierno iraquí, incluida la propia legislatura.

Las fuentes de la agencia de noticias Shafaq anunciaron: Los manifestantes pasaron las barreras de hormigón de primera línea que las fuerzas de seguridad iraquíes habían colocado en el puente Al-Jhumhariyeh para llegar a la Zona Verde, mientras que fuentes de Sky News Arabic y Shafaq anunciaron. Él mismo ha comenzado a investigar las “decenas de heridos” provocados por los gases lacrimógenos disparados por las fuerzas de seguridad.

Según las mismas fuentes, la capital está casi paralizada en estos momentos, además del puente Al-Jumhoriya, los puentes Alsanak, Al-Ahrar y Al-Shahada están cerrados, y el tráfico en las principales vías y plazas en gran parte de la ciudad. “Total o parcialmente bloqueado”.

Testigos de la red Al-Arabiya y la agencia de noticias Roudaw han confirmado que un gran número de seguidores de Rouhani también están marchando hacia la plaza Tahrir, coreando contra la Coalición del Marco de Coordinación, un grupo de partidos chiítas cercanos a Irán que fueron derrotados en gran medida en las elecciones parlamentarias del año pasado. elecciones. en el que ganó la alianza Sairon.

Según Sky News Arabic, el gobierno iraquí ya ordenó el despliegue de unidades especiales de policía en diferentes regiones del país para fortalecer las fuerzas regulares.

En su primera respuesta a las nuevas protestas, el primer ministro iraquí, Mustafa Al-Kadhimi, pidió a los manifestantes que “respeten la naturaleza pacífica de la marcha y se abstengan de escalar la violencia”.

En un comunicado compilado por la agencia oficial INA, al-Kazemi dijo: “El aumento de las protestas solo aumentará las tensiones y no servirá al interés público”, advirtiendo que “las fuerzas de seguridad tienen el deber de proteger las instituciones oficiales”. Y tienen la autoridad para “tomar todas las medidas legales para mantener el orden”.

Al-Sudani, exministro de Trabajo y Asuntos Sociales, fue nominado como candidato a primer ministro como alguien aparentemente elegido por consenso para no enojar a Rouhani, su antiguo archirrival, según expertos consultados por Arab Weekly. El primer ministro Nouri Maliki es precisamente la figura más destacada en el marco de coordinación.

El grupo proiraní decidió dar un paso adelante en las maniobras de formación de gobierno que llevan meses estancadas después de que 73 miembros de la coalición de Sadr presentaran sus dimisiones el mes pasado en un multitudinario parlamento iraquí harto de la impotencia. Para avanzar en las negociaciones

Cabe recordar que el sistema político iraquí está diseñado en torno al poder conjunto de sunitas, chiítas y kurdos, pero en realidad se ve socavado constantemente por negociaciones entre facciones, corrupción y disputas internas, de las que el propio Marco no escapa. Según Arab Weekly, el escenario de graves disputas internas antes de que Al-Sudani fuera finalmente seleccionado como candidato.

Hace dos semanas, al-Sadr, quien también es chiíta y una vez estuvo vinculado a Irán pero ahora se ve a sí mismo como un campeón del nacionalismo iraquí, golpeó la mesa después de llamar a cientos de miles de simpatizantes para realizar oraciones vespertinas en las calles de Bagdad. Afirmó ser la primera fuerza política del país y exigió la reanudación de las negociaciones.

Irak atraviesa actualmente su período más largo de negociaciones gubernamentales desde las primeras elecciones supervisadas por Estados Unidos en 2005. Una situación que ha llevado tanto a la población como a la clase política del país a un estado de frustración permanente y ha impedido que el segundo mayor productor de petróleo de la OPEP obtenga los beneficios pertinentes del aumento del precio del crudo.

Un alto funcionario del gobierno iraquí le dijo a Shafaq: “Vamos de una crisis a otra, sin un final claro a la vista para poner fin a este estancamiento”.

- Anuncio -
Redacción Prensa
Redacción Prensa
Última hora desde la redacción
- Anuncio -

Te puede interesar

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img