38.2 C
Parla
InicioEconomíaSTM, CCOO y CGT pueden rechazar el acuerdo de reducción salarial en...

STM, CCOO y CGT pueden rechazar el acuerdo de reducción salarial en Ford Almussafes y criticar que UGT negocie sin ellos.

- Anuncio -

VALENCIA, 29 Ene (PRENSA EUROPA) –

Los sindicatos STM, CCOO y CGT de Ford Almussafes siguen “a la espera” de conocer los detalles del plan de revisión alcanzado por UGT, muchos en el Consejo Laboral y los supervisores europeos del suministro eléctrico a la planta. Sin embargo, insisten en su negativa a aceptar los recortes salariales y critican que UGT esté negociando sin ellos y “rompiendo la coalición”.

Así lo dijeron después de que UGT llegara a un acuerdo con extremistas en Colonia con la dirección europea para presentar una propuesta a Ford Almussafes que persuada a la dirección de Detroit de que es una fábrica valenciana la que debe producir los futuros modelos de electrónica de la compañía. UGT solicitó este viernes a los supervisores la convocatoria de una Comisión de Negociación del Convenio Eléctrico y pidió el apoyo de otros sindicatos para un convenio que es “el único camino de la esperanza”. Espere hasta que obtenga esa ayuda para anunciar el plan de ajuste.

Por un lado, la Secretaría de la STM cree que “todo indica” que el acuerdo alcanzado por UGT “será un nuevo obstáculo para los trabajadores”. A la espera de convocarlos a la próxima Mesa de Negociación, afirmó que seguirán “defendiendo la inversión sin reducción de plantilla” y que, de realizarse un referéndum sobre la plantilla, “si se aprobara la suspensión salarial” STM “se no preguntes”.

En ese sentido, incidió hasta mediados de diciembre en que cuatro comités existentes en el Comité de Empresa mantuvieron una “firme barrera para desmentir las denuncias de abuso por parte de los supervisores”. “Todas las organizaciones coincidieron en que la inversión debe hacerse en base a lo que ya han demostrado estos empleados, que es el responsable de que Almussafes sea la mejor fábrica de la compañía y una de las mejores del sector, y que suma importantes beneficios”, reveló.

A su juicio, además del acuerdo de Colonia, “UGT rompe una vez más la unidad del Consejo Laboral y abandona la defensa de los intereses de los trabajadores”, ha mostrado STM, que demuestra que no sabe “en lugar de qué oscuros intereses”. .

El sindicato ha calificado el comportamiento de UGT de “mala jugada en el ámbito nacional e internacional” y, “a la espera de conocer los detalles”, cree que “todo hace pensar que será un nuevo obstáculo para los trabajadores”, algo que “podría sorprender”. tres contratos anteriores (2009-2021), agregó.

En este acuerdo, recordó, se eliminaron los comedores y se redujeron los descansos de 30 minutos, se descontaron los aportes previsionales por diez años” y se redujo la grandeza por tres quinquenios, entre otras cuestiones.

“Ahora es el momento de que expliquen a los trabajadores, ya la comunidad valenciana, por qué otra vez su única política sindical es empobrecer a los trabajadores, una vez más cortarles el salario y los derechos”, añadió.

“ESPERAMOS MAS DE PUIG”

Asimismo, STM ha tocado las declaraciones del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, en los últimos días en apoyo al acuerdo. “De los políticos ‘desarrollados’ que están del lado de los recaudadores de fondos poderosos y ricos, que apoyan los empleos de baja calidad y, como resultado, los ingresos más bajos, no esperamos nada”, dijo.

“Pero esperábamos algo más del ‘Presidente Puig’. reconocemos que unos años con un IPC muy alto espera, aplaude y apoya la suspensión de salarios de los empleados de Ford, una plantilla que, por supuesto, es la verdadera responsable de que este sector sume decenas de miles de puestos de trabajo y el 13% del PIB de Valencia”, criticó.

NIEGA CGT REDUCIR BAJO IPC

Por su parte, el miembro de la CGT Mariano Bosch se muestra cauteloso a la espera de conocer el acuerdo, pero la novedad es que el partido no estará dispuesto a recortar salarios y “cualquier cosa que tenga que ver con bajar el IPC” y eso significa que los trabajadores “pierden compras potencia”, aunque “manteniendo los salarios en línea con el IPC”.

En este sentido, ha destacado que la CGT en todas las reuniones ha defendido que Almussafes es “la más rentable y competitiva de Europa”, lo que entiende como que “la dirección debe apostar por la plantilla sin recortes justos”, ha subrayado.

También ha incidido en que “desde 2007 cortan el derecho” a los trabajadores, así como la citada supresión de comedores, reducción de descanso y otros factores. Por ello, ha defendido que “las condiciones de trabajo no se pueden reducir más” y que las existentes son “suficientemente competitivas”.

Asimismo, se ha mostrado muy crítico con las charlas mantenidas por UGT en Colonia. “Nos enteramos de que estaba en Alemania a través de los medios de comunicación”, se quejó. También calificó de “vergonzosas” las declaraciones de UGT de este viernes, mostrando la unidad de la mayoría de que algunos “se han negado a dialogar en los casi cuatro meses que han durado las conversaciones”.

“Si van a Alemania sin que el Comité lo sepa y lleguen a un acuerdo que si queremos firmar nos lo hagan saber, ¿dónde está el derecho a negociar con otros sindicatos?”. cuestionó.

En este sentido, Bosch recordó a sus compañeros de UGT que hasta la undécima reunión “ningún sindicato había accedido a la reducción de la empresa” y “el Comité se había mantenido unido”.

ARRULLO

Por su parte, CCOO ha dicho a Europa Press que aceptar el convenio no cumple “con la cláusula de revisión salarial para garantizar el poder adquisitivo de los empleados”, que es que los salarios se deben fijar en función del aumento de plantilla. IPC.

CCOO en un comunicado tildó de “falsa” la afirmación de UGT del viernes ya que afirma que “la gente que no quiso negociar desde el principio es una coalición de dos partidos formada por la empresa y UGT que desde el primer día que empezaron las conversaciones, no nada más que “dejar pasar el tiempo”, siente “eso de discutir a espaldas de los empleados”.

En este marco, ha pedido a UGT que “asegure el apoyo de todos los trabajadores a los que representa” sometiendo a referéndum un acuerdo, “totalmente anónimo”, para que los trabajadores decidan “independientemente de su ideología”. “¿O es que afiliarse a un sindicato es menos que estar en otro? Eso se llama discriminación”, agregó.

A su juicio, “como UGT tiene tanta gente, esto se ha convertido en un patio de recreo que hacen lo que les da la gana en beneficio propio y de la empresa”.

- Anuncio -
Redacción Prensa
Redacción Prensa
Última hora desde la redacción
- Anuncio -

Te puede interesar

- Anuncio -spot_img

Noticias Relacionadas

- Anuncio -spot_img